Parlamentario - http://www.parlamentario.com/
Permalink: http://www.parlamentario.com/noticia-104039.html

El impacto ambiental por agroquímicos
Por Daniel Mayolo. A partir de una nota en la que científicos analizan el impacto del glifosato sobre la diversidad, el autor analiza el tema y propone una acción concreta sobre el efecto indeseado de la pulverización a fin de evitar el impacto ambiental por agroquímicos para las mencionadas áreas sensibles. Básicamente, propone una solución puntual a un problema puntual.
11 de septiembre de 2017
Luego de leer el artículo “El glifosato afecta a la biodiversidad y genera sus malezas” en La Voz del Interior del día 11 de julio (dos páginas centrales), una investigación de la Facultad de Agricultura de Universidad Nacional de Córdoba sobre el supuesto efecto pernicioso de las pulverizaciones de herbicidas en lotes contiguos a montes nativos. Para esos científicos, el glifosato afecta a la biodiversidad y genera sus malezas. Según se expresa en la nota, científicos cordobeses determinaron que, aun en dosis bajas, este herbicida afecta al 70% de las especies nativas.

Mi opinión se limita al trabajo de otro cordobés (de Las Varillas), que encuentra la forma de aplicar agroquímicos tocando cada hoja, cada tallo, cada espiga, cada brote, es decir, por contacto de un toque (one touch) húmedo, en el lugar preciso de la planta o maleza, donde se encuentra ésta. Parece trivial, y tal vez lo sea, pero hay un grado de coherencia allí. ¿Es necesario un ejemplo? Entonces tome usted un pincel, moje en agua, pinte las hojas de la planta de la maceta, o el tallo… y verá que se seca rápidamente. El vegetal lo absorbe (estomas).

Pregunto cómo se les ocurrió; me dicen que ellos hacían fumigaciones en poblaciones para el control de vectores (mosquitos), y en un pueblo de Santa Fé una señora muy enojada con un bebé en brazos nos hizo reflexionar, no teníamos derecho de pulverizar cientos de litros de veneno en el aires y que respiraba su bebé. A partir de ese momento no pulverizamos más. Compramos muchos pinceles y rodillos....

Mi conclusión: sin pulverizar una lluvia en el aire para que caiga luego sobre las hojas, sobre el piso y alrededores (siempre que se pulveriza), con menos líquidos “fumigo” la planta de la maseta, aplico donde necesito aplicar, y no en toda la planta, ni todo el piso. Con el mismo ejemplo del pincel en lugar del rociador, estos cordobeses hicieron un pincel de 7 metros, un caño perforado dentro de los pinceles (aporta el líquido) y probaron, y secaron con glifosato todos los pastos altos y los que estaban a ras del piso, yo vi una línea definida de amarillo (pasto seco) y verde. No se escapó una gota… porque no había gotas… no se aplicó al suelo, porque no había gotas cayendo.

Después me mostraron unos rolos, unos rodillos, otros rodillos para surcos, otros rolos y paños para secar los pastos que superen los 5 centímetros de altura, para banquinas, que no pude ver bien porque se hacía de noche, pero me dejaron un folleto en blanco con solo estas letras www.sistemas-eco.com.ar los saludo rápidamente, y salgo para Buenos Aires. En el viaje pensé y volví a pensar: ¿qué ocurrió para que se les escape a los ingenieros de USA una solución tan simple a un problema global tan serio como lo es “el impacto ambiental por agroquímicos”?