Parlamentario - http://www.parlamentario.com/
Permalink: http://www.parlamentario.com/noticia-105674.html

Roggero propuso “despersonalizar” y “federalizar” la Defensoría del Pueblo
Al exponer en audiencia pública, el candidato planteó además la creación de una “adjunta femenina” y dijo que el defensor debe ser “un colaborador crítico sobre la administración pública”.
14 de noviembre de 2017
Humberto Roggero, uno de los tres candidatos a cubrir el cargo de Defensor del Pueblo, llamó a “despersonalizar” y “federalizar” la Defensoría del Pueblo de la Nación, durante la audiencia pública realizada este martes en el Salón Illia del Senado.

El histórico dirigente peronista agradeció ser uno los elegidos y consideró “un honor” compartir terna con Jorge Sarghini y Alejandro Amor. “Cualquiera de los tres son hombres capacitados para el cargo”, dijo.

Resaltó la importancia que los constituyentes de 1994 le otorgaron a este cargo y enfatizó en la “independencia e idoneidad” que debe tener quien lo ejerza, además de una “fuerte convicción de defensa de los derechos humanos y fuerte convicción democrática de respetar las instituciones del país”.

El postulante que cuenta con el apoyo de Miguel Pichetto, jefe del bloque PJ-FpV en el Senado, señaló que el ombudsman es “un colaborador crítico sobre la administración pública”.

“Hay que fortalecer a la Defensoría del Pueblo, no puede ser un ente que referencia al defensor”, subrayó y agregó que “en caso de ser designado” trabajará “fuertemente en la idea de la despersonalización” del organismo.

Roggero también hizo hincapié en la idea de “federalismo” porque “aunque hoy es eficiente, el 75 por ciento de la estructura está en la Ciudad de Buenos Aires”. “Las delegaciones deben ser un arma fundamental en las provincias”, sostuvo el exlegislador e insistió: “Soy un hombre del federalismo, no sirve que solo atendamos acá”.

El candidato además se comprometió a “trabajar fuertemente con todas las asociaciones civiles y las ONG’s”. Respecto de la relación con los funcionarios abogó al “diálogo” para “buscar soluciones”. “No se debe negar la existencia del conflicto, y hay que tratar de resolverlo en tiempo y forma”, añadió.

Luego afirmó que mantendría “las instituciones que tiene actualmente la Defensoría” ya que “tienen un diseño apropiado”. Asimismo, planteó la posibilidad de incorporar un área para “el derecho de los familiares de las víctimas de inseguridad”.

Respecto de la calificación de calidad institucional que mantiene la Argentina, y que podría perder por la mora en la designación del Defensor del Pueblo, expresó: “Debemos poner el máximo empeño y esfuerzo para que la Argentina pueda seguir siendo el status A”.

Por último, Roggero propuso la creación de una “adjunta femenina”, a partir de modificar la Ley 24.284, para que cuente con “las mismas facultades y prerrogativas de los otros adjuntos” y “conduzca el Observatorio de Femicidio”, creado en noviembre del año pasado que “todavía hay que fortalecerlo y desarrollarlo”.