Parlamentario - http://www.parlamentario.com/
Permalink: http://www.parlamentario.com/noticia-107348.html

La vida de un talento irreverente
Lapo Elkann es el tataranieto del imperio Fiat que se dedica a customizar vehículos de alta gama. En sus obras se evidencia el diseño como patrón de belleza y su esencia de polémica playboy.
8 de febrero de 2018

El hombre contemporáneo puede espejarse en Lapo Elkann


Nació para raspar su esencia. Está condimentado de condiciones sugerentes, envuelto en escenas de pura inestabilidad emocional. Colorido, pintoresco, ambiguo, versátil, audaz, extremo, talentoso, promiscuo, desafiante, excéntrico. Traicionó la venerada naturaleza del estereotipo italiano y corrompió el honorable legado de una de las familias más respetadas de Italia. Es el heredero del imperio Fiat, el niño rebelde del clan Agnelli, nieto de Gianni, l'Avvocato, y tataranieto de Giovanni, fundador de la mítica compañía automotriz.

Su historia es su épica y es su tragedia

Es un amante despechado de la buena vida. Uno de los hombres más controvertidos del jet set internacional. Denunció abusos sexuales en su adolescencia, su mejor amigo se suicidó, su tío también, rompió relaciones con su madre, secuestraron a su abuela, su abuelo estuvo omnipresente ("yo quería ser como él"). Fue investigado por la policía italiana por consumo de cocaína y prostitución. Estuvo en coma tres días: fue hallado el 10 de octubre de 2005, desnudo e inconsciente en el departamento de Donato Broco, una prostituta transexual de 53 años. En 2013 fue víctima de un robo en Uruguay, en una mansión de lujo en Punta del Este que había alquilado para pasar la Navidad. Denunció que el robo de joyas valuadas en 3,6 millones de euros. Las autoridades uruguayas aseguraron que nunca hubo pruebas verídicas de la existencia de esas joyas.

Esta confrontación de intereses habilitan su última exposición mediática. El año pasado fue arrestado por la policía en Nueva York acusado de haber fingido un autosecuestro. Había estado tres días encerrado en una habitación del hotel The Mark, en la calle 77 de Manhattan, con una -otra- prostituta transexual, con quien habría consumido alcohol, marihuana y cocaína. Reclamaba diez mil dólares por su rescate para seguir financiando su raid de excesos. Debió comparecer ante el juez por "denuncia de falso secuestro".

Días después su expediente fue archivado en un tribunal neoyorquino. Automáticamente Lapo Elkann decidió abandonar las redes sociales, un lente medular para su coronación como playboy mundial -su cuenta de Instagram tenía 220.000 seguidores-. "Hoy comienza una nueva fase para mí, personal y profesional, y la quisiera vivir en la vida real y no en la virtual", se despidió. La nueva fase suponía su alejamiento de Fiat, donde dirigió el departamento de Marketing -también había manejado la imagen de Ferrari y Maserati-, potenciar su marca de ropa Italia Independent que lo convirtió en un referente del savoire faire, y explotar Garage Italia Customs, su oficina-atelier, su casa de customización de autos de alta gama que presume de una docena de excelsos artesanos de la industria.



Una vez dijo: "El estilo es mi pasión en ropa, lentes, autos, yates, motos, aviones; personalizarlos también es mi pasión". Podrá haber esquivado los acontecimientos mediáticos decadentes, pero no puede domar su genio, ni contener su naturaleza provocadora. Su última realización fue el Fiat 500 Kar-masutra, un modelo pintado con una piel transgresora. "Nuevos conceptos y nuevas ideas para todos, para hacer divertir, reflexionar y pensar", definió y escribió: "Reír y hacer el amor son buenos para el alma y para el cuerpo". En un plan por argumentar su llamamiento a dejar de proscribir el sexo, justificó la decoración singular de su nueva customización.



El Kar-masutra viste dos representaciones sexuales diferentes: una carrocería teñida de imágenes inspiradas en el tratado hindú y otra forrada con siluetas eróticas japonesas del shunga. Ambos están convenientemente censuradas en las zonas erógenas de los personajes con un cartel que reza "censored" (censurado en inglés). Pero el pudor es irónico: la prohibición está estampada en pintura termocromática -sensible al calor- que se difumina cuando la capa externa del vehículo adquiere determinada temperatura. El auto, en funcionamiento, queda al desnudo.



Hizo de la personalización un arte

Él lo define "contaminación estética". Es su sello, su ley de estilo, su manifestación artística, su elevación del diseño, la radicalización de la apariencia. Es el responsable de Ferraris inspiradas en el mar y en la guerra, del Fiat 500 de la Edición Especial de Gucci, el Cinquecento símil perfume de Paco Rabanne, de otro relativo a Star Wars, de un sinfín de autos vestidos para aparentar. Una construcción de su propia filosofía. Garage Italia Customs, empresa fundada por el elitista y gamberro italiano, crea piezas de colección a pedido: la fidelización del bagaje artístico y cultural de Lapo en vehículos distinguidos.

"En un mundo lleno de tendencias yo quiero ser un clásico", deseó. Su emporio es independiente al legado familiar Fiat. Independent además de una marca de lifestyle y una empresa de comunicación y publicidad un tatuaje en su brazo izquierdo que define su autonomía y su versión de hombre nuevo. Sus más de 400 trajes a medida y de colores, sus premios al hombre mejor vestido del mundo en años consecutivos por la revista Vanity Fair, su desdén y su pasión por el diseño, fumador y dandy empedernido, coleccionista de autos y de mujeres, tiene en su brazo derecho tatuada su esencia de niño rebelde: "indomitable", indomable en su traducción.