Parlamentario - http://www.parlamentario.com/
Permalink: http://www.parlamentario.com/noticia-118214.html

Paulatina recuperación de la actividad económica
Expectativa en el Palacio de Hacienda por una nueva baja del IPC y la tenue mejora en algunas actividades.
4 de junio de 2019
A pesar de los vaivenes que se observan en la evolución del riesgo país, el tipo de cambio más estable y sin la presión ya de nuevos aumentos tarifarios en este año, en el Poder Ejecutivo estiman que la inflación de mayo se ubicaría entre el 3,0 y 3,4 por ciento y que se ven algunos indicios de leve mejora en determinadas actividades.

Esa es la estimación que han elaborado algunos funcionarios del gabinete económico en las últimas horas y que ha sido motivo de debate de cara al comienzo de la campaña electoral.

El propio secretario de Comercio Interior Ignacio Werner habló sobre la evolución del costo de vida de mayo y en particular sobre el programa de “Productos Esenciales”. Al respecto, dijo que el plan estaba teniendo un considerable éxito, “con un 80 por ciento de cumplimiento en todo el país”.

“Creemos que la inflación empezó a bajar y consideramos que la tendencia declinante se va a observar más claramente en los próximos meses”, resaltó el funcionario.

En ese sentido, la consultora Orlando Ferreres estimó que la inflación de mayo se ubicó en el 3,4 por ciento, admitiendo que en el mes pasado se concretaron algunos ajustes de precios en sectores importantes como salud y educación y prevé un aumento más acotado para junio.

La consultora Ecolatina, en su último informe, prevé un descenso inflacionario a partir de mayo, pero considera que esto será más visible en junio, aunque advierte sobre la incidencia que podría tener a medida que se acerque las elecciones, sobre todo la incertidumbre por el panorama electoral y sus efectos sobre el mercado cambiario.

En línea con esa estimación, la consultora Orlando Ferreres y Asociados preve una baja gradual en el nivel inflacionario.

En ese sentido, el economista de la consultora, Fausto Stoporno, estimó que la inflación de mayo se ubicará entre 3,0 y 3,2%, si bien para tener una medición más precisa, explicó que "aún falta procesar la última semana de mayo".

Por su parte, la consultora C&T Asesores Económicos pronosticó que la inflación se ubicará en torno de 3% y que incluso podría estar levemente por debajo de ese guarismo.

"Mayo fue un mes donde no hubo tantos aumentos de precios regulados, ya que quedó el gas y agua. En el rubro Alimentos se frenó la suba de precios, y eso influye bastante", resumió Camilo Tiscornia, uno de los directores de la consultora. "Todo va de la mano de la estabilización del dólar", subrayó.

Fausto Spotorno, a su vez, estimó que "la inflación núcleo registró una suba de 2,8%, donde se observó una desaceleración en alimentos y Bebidas, el rubro de la mayor incidencia en el índice".

Esparcimiento y Educación serían los rubros donde habría habido más aumentos en el período, de cerca de 8% y 6%, respectivamente.

En abril último, los precios minoristas avanzaron un 3,4%. Los rubros con mayores aumentos fueron Prendas de vestir y calzado (+6,2%), Equipamiento y mantenimiento del hogar (+4,6%), Transporte (+4,4%) y Restaurantes y hoteles (+4,1%).

En Alimentos y Bebidas se registró un aumento de 2,5% en el mes pasado, para acumular un incremento de 18,7% en el primer cuatrimestre.

De abril 2018 a abril de 2019, se acumuló una suba de 55,8% en los precios.
Para la consultora Elypsis, la tendencia es bajista.

"A nosotros nos viene dando aproximadamente 3% la inflación de abril. Amagó con ser menos, pero no. Vemos que tiende a la baja con la ayuda de la estabilidad del tipo de cambio y la menor cantidad de subas de los precios regulados. En algún momento tiene que haber cierta estabilidad cambiaria para anclar las expectativas", resaltó la consultora en su informe.

Por otro lado, Nicolás Alonzo, también de la consultora Ferreres y Asociados, agregó que “en este segundo trimestre el nivel de actividad económica mostraba una mejora paulatina, impulsado esencialmente por el agro”.

Hay que considerar siempre la base de comparación, ya que los primeros cuatro meses del año pasado marcaron el pico de actividad económica en la gestión de Cambiemos.