Parlamentario - http://www.parlamentario.com/
Permalink: http://www.parlamentario.com/noticia-118224.html

Pulgar para abajo en el Senado para el hijo del juez Hooft
Fuentes de la Comisión de Acuerdos que analizará ese pliego entre otros aclararon que difícilmente pueda aprobarse esa designación con tantas impugnaciones.
5 de junio de 2019
La Comisión de Acuerdos del Senado se reunirá este miércoles a partir de las 10 para analizar una nueva tanda de nombramientos de personal para el Poder Judicial, en medio de la polémica generada en torno de la designación de uno de los aspirantes a juez.

Puntualmente la comisión analizará los pliegos de once postulantes para jueces y camaristas y tres integrantes del Ministerio Público.

Entre los mismos figura el de Pedro Federico Guillermo Hooft, propuesto para el Juzgado Federal de Primera Instancia N° 1 de Mar el Plata, y que es resistido por organismos de derechos humanos.

Su padre fue denunciado por ser partícipe y cómplice de la comisión de delitos de lesa humanidad durante la dictadura, puntualmente en la “Noche de las Corbatas”, como se conoce a la serie de secuestros de abogados producidos en Mar del Plata en julio de 1977. Los cuestionamientos que recaen sobre Hooft hijo no se deben a que es homónimo del padre, sino a una supuesta maniobra irregular que habría cometido durante el juicio al juez cuando éste a estaba a punto de ser indagado, en 2013. En esa oportunidad, Hooft hijo -secretario del Juzgado Federal Nro. 3 de Mar del Plata- acusó al juez y al fiscal de la causa y a funcionarios de la Procuración General de armar una causa contra su padre, valiéndose de una grabación clandestina de una charla informal sobre el expediente que mantuvo con el fiscal.

Finalmente, el jury de enjuiciamiento bonaerense absolvió a Hooft padre en 2014 y lo reintegró en su cargo de titular del Juzgado en lo Correccional Nro. 4 de Mar del Plata, y la investigación en su contra fue archivada.

La maniobra de Hooft hijo desató el repudio de organismos de derechos humanos, que ahora impugnan su designación, al igual que el Frente para la Victoria-PJ, puesto que el proceso judicial contra el padre del candidato fue impulsado en 2006, durante la gestión kirchnerista, por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

El tema motivó una reunión “de urgencia” en el despacho de la senadora Cristina Fernández de Kirchner el lunes pasado por la mañana, de la que tomó parte todo el bloque K y otros senadores afines, junto a dirigentes de organizaciones de DDHH, que analizaron precisamente el tema Hooft.

Fuentes de la Comisión de Acuerdos consultadas aclararon que este miércoles no van a dictaminar nada. Solo van a recibir a los postulanes que tienen que exponer en audiencia pública. En el caso de Hooft, aclararon que tiene alrededor de seis impugnaciones, y nunca un juez que tiene tantas impugnaciones recibe el aval del Senado. “Es poco común”, remarcaron, ante lo cual todo indica que esa postulación no va a prosperar.

Aclararon además que la mayoría de los jueces propuestos que van a analizar corresponden a la Justicia Civil y Comercial, y solo hay un dos por ciento que tiene que ver “con la política”. “El grueso de los otros puestos corresponden a la Justicia ordinaria”, precisaron.

También está pendiente la tanda que no se votó en la última sesión, cosa que harán en la próxima sesión, que no se sabe cuándo tendrá lugar.

Con todo, advirtieron que no es seguro que haya quórum este miércoles para que pueda funcionar la comisión. Ya este martes se advirtieron numerosas ausencias en la reunión de la Bicameral del Ministerio Público.