Parlamentario - http://www.parlamentario.com/
Permalink: http://www.parlamentario.com/noticia-22649.html

Con la Gripe A, lo peor está por venir
Un experto en infectología dio una charla en el Congreso de la Nación, donde detalló las medidas que deben adoptarse para prevenirse del contagio, e informó que, tal cual admiten las autoridades sanitarias, todavía no se alcanzó el pico de difusión del virus, cuyo nivel de transmisión es tres veces mayor que el de la gripe común.
3 de julio de 2009
Como consecuencia de la pandemia que ya ha pegado de lleno en la Argentina, el Congreso tomó sus recaudos. Y entre los mismos, el Senado dispuso suspender las visitas guiadas al edificio legislativo, como así también los eventos planificados para realizar en sus salones.

Estas medidas no afectarán el normal desarrollo de las reuniones de comisión, según se anticipó. Ni tampoco alteró la realización de una charla muy esperada. Es que la misma tenía que ver con el tema del momento nada menos: la Gripe A.

Así fue que el doctor Pablo Bomvehí, presidente de la Asociación Argentina de Infectología dio una charla sobre la gripe A en el Salón Illia del Congreso Nacional, obviamente para hablar de este virus que ha pegado de lleno en la Argentina.

El especialista habló sobre las medidas de prevención y el nivel de expansión que puede llegar a tener. En ese marco, aclaró que el pico de esta afección todavía no ha sido alcanzado y a continuación se dará un amesetamiento, tras el cual comenzará a disminuir la cantidad de casos en forma gradual.

Bomvehí detalló que esta gripe se transmite de manera mucho más fácil que la común, y lo ejemplificó diciendo que mientras las posibilidades de transmisión de la gripe tradicional son de un 5%, en este caso ascienden a entre un 22 y un 23%.

El titular de la Asociación Argentina de Infectología detalló las medidas de prevención que deben tomarse, señalando que hay que taparse la boca con toallas o pañuelos de papel al estornudar o toser, o taparse con el ángulo interno del codo.

Por supuesto, recomendó lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o con alcohol y gel, y “evitar tocarse la boca, la nariz y los ojos, y evitar el contacto con personas con síntomas”.

Pidió que cuando se detecte a cualquier persona que presente esa sintomatología, se proceda a un aislamiento total de la misma.

“El virus presenta grandes diferencias en su estructura con otros virus conocidos, por lo que la vacuna no lo previene”, explicó Bomvehí, quien justificó el cierre de escuelas por cuanto esos lugares son “de alta transmisión de virus influenza”.

Precisamente por los escolares es donde por lo general empieza este virus.