Parlamentario - http://www.parlamentario.com/
Permalink: http://www.parlamentario.com/noticia-22917.html

“El INDEC debe ser autárquico”
El senador Giustiniani reclamó disposiciones que garanticen la confiabilidad del organismo estadístico.
22 de julio de 2009
“En la práctica, el INDEC ha sido objeto de recurrentes interferencias por parte del poder político de turno, ya sea a través de la remoción de personal o la modificación en las metodologías y cálculos de resultados”, afirmó el senador socialista Rubén Giustiniani, luego del anuncio del ministro de Economìa Amado Boudou.

“Resulta imprescindible que este organismo -agregó el legislador santafesino- se diferencie claramente de los sectores del Gobierno encargados de la formulación e implementación de políticas públicas. El organismo oficial de estadísticas ‘debe ser imparcial’, evitando que se dé siquiera la impresión de que los procesos de recopilación, análisis, e información de datos que realiza pudieran ser manipulados con fines políticos”, destacó el senador.

Giustiniani agregó que “los procesos estadísticos, con sus normas y prácticas aceptadas internacionalmente, deben cumplirse plenamente, sin ningún tipo de interferencia, de esto depende la credibilidad de la información”.

Asimismo el senador santafesino sostuvo que el organismo debe además “garantizar la confiabilidad del proceso de recolección y compilación de datos estadísticos, así como de los procedimientos internos”. Y para que esta confiabilidad sea aceptada por el público, es necesario que se cumplan varias condiciones: que el proceso tenga una buena base lógica, que los mecanismos empleados sean sólidos, y que los procedimientos estén abiertos al control ciudadano y al debate público, dijo.

Recordemos que Giustiniani presentó un proyecto de ley que propone la sanción de un nuevo marco legal para el máximo responsable de las estadísticas públicas en nuestro país, dotando al INDEC de la autarquía funcional y financiera necesarias para garantizar la independencia y la imparcialidad en la provisión de las estadísticas nacionales.

En materia de la estructura organizativa, se establece que la conducción del mismo estará a cargo de un Directorio colegiado integrado por miembros seleccionados a través de sendos concursos públicos de oposición y antecedentes, con la asistencia de un Consejo Asesor honorífico representativo de los sectores representativos de la rica realidad nacional, y con el control de una Auditoría Interna, todo lo cual contribuirá a garantizar la capacidad técnica y la idoneidad profesional necesaria para las funciones que desempeña el organismo.

Se crea la figura del presidente del directorio, estableciendo su designación por el Poder Ejecutivo Nacional con acuerdo del Senado, a través de un mecanismo que garantice la transparencia y el control ciudadano.

La participación en el Jurado responsable de los Concursos Públicos de Oposición y Antecedentes, de representantes de la Sociedad Argentina de Estadística y de las Universidades Nacionales, garantizarán los requisitos necesarios de idoneidad técnica, capacidad profesional y solvencia moral de los futuros Directores Ejecutivos del organismo.

Además, el nombramiento del directorio y su presidente con una duración fija de su mandato, garantizará la independencia profesional, introduciendo un reaseguro adicional frente al riesgo de injerencia política en las estadísticas oficiales.

Finalmente, el funcionamiento de un Consejo Asesor con una amplia representación socio-económica de nuestra sociedad, pretende ser el reaseguro de una retroalimentación para la información. El Consejo Asesor Nacional, otorgará imparcialidad y objetividad, reforzando con su correcto funcionamiento, la credibilidad interna y externa de las estadísticas públicas y otorgando el necesario respaldo al INDEC para su labor y para la difusión de la información producida.

Al superar su actual status de organismo desconcentrado, se pretende garantizar su imprescindible independencia en la elaboración y la difusión de las estadísticas nacionales, y otorgarle a las mismas, la credibilidad necesaria para que la sociedad recupere la confianza en las estadísticas oficiales. La imparcialidad constituye una forma objetiva e independiente de producir información, libre de toda presión de grupos de interés, respetando las técnicas, las definiciones y las metodologías apropiadas para alcanzar los objetivos definidos.