Parlamentario - http://www.parlamentario.com/
Permalink: http://www.parlamentario.com/noticia-56972.html

Milman calificó de “bipolar” al Gobierno
“Por un lado dice que es una década ganada, pero pide la emergencia económica”, sostuvo el legislador, quien también le apuntó al massismo.
25 de septiembre de 2013
El diputado nacional del GEN Gerardo Milman expuso durante la sesión que “hay varias inconsistencias en los presupuestos que viene presentando el Gobierno. Siempre le ha pifiado en el Presupuesto recurrentemente, y el propio Gobierno ha reconocido con los diferentes presupuestos diferencias de cerca del 15% todos los años, cómo votar un presupuesto en el que el gobierno continuamente se equivoca. Es un presupuesto mentiroso”.

Y agregó: “Sobre el tema seguridad, le aumentan la partida al área de inteligencia del Ejército a cargo de César Milani, a quien tuvimos que suspenderle el ascenso. Se le destinarán $431.104.001, significa un 29% más para el 2014. El gobierno cree más importante en el área de seguridad darle millones y millones de pesos a Milani para espiar, ¿a quién espía el Ejército argentino para darle este aumento?, a periodistas, a opositores, a organizaciones sociales, para esto si se incrementa el presupuesto”.

El legislador nacional afirmó que “hay muchos discursos bipolares, el Gobierno dice que esta ha sido una década ganada, pero nos pide una emergencia económica, es claramente bipolar. También hay otros discursos, de diputados que representan a un candidato en la provincia de Buenos Aires que cuando fue jefe de Gabinete nos mandó el mismo presupuesto, las mismas inflaciones, la misma emergencia económica, implementó los mismos mecanismos, entonces ¿cómo se conlleva ese discurso? no se puede tener un discurso cuando se está en el gobierno y uno en la oposición porque la verdad, el ciudadano poco entiende lo que le queremos transmitir”.

Por último, con respecto del Impuesto al Cheque, sostuvo que “termina siendo irrelevante la mayoría con la cual se vote este impuesto, lleva más de 10 años y una prórroga por dos años más. Ha dejado de ser un impuesto extraordinario para ser un gravamen habitual con lo que la incostitucionalidad está dada porque no se coparticipa en su totalidad como todos los impuestos indirectos”.