Parlamentario - http://www.parlamentario.com/
Permalink: http://www.parlamentario.com/noticia-57184.html

Aportaron nuevas pruebas contra el general Milani
Paralelamente los diputados comenzaron a recibir cartas documento enviadas por el jefe del Ejército, notificándolos sobre la denuncia en su contra que él les ha iniciado por daños y perjuicios.
3 de octubre de 2013
Los diputados nacionales Graciela Ocaña (Confianza Pública) y Manuel Garrido (UCR) ampliaron este jueves ante el juez federal Daniel Rafecas la denuncia realizada por enriquecimiento ilícito contra el jefe del Ejército, César Milani, y le pidieron que incluya en la investigación dos denuncias vinculadas a presunta malversación de fondos en el área que manejaba el oficial en la fuerza antes de su ascenso.

Los legisladores se entrevistaron con el magistrado, a cargo del Juzgado Nacional y Correccional Federal Número 3, en su oficina de los tribunales de Comodoro Py, donde fueron citados en virtud de la presentación efectuada tras conocerse un informe televisivo sobre el patrimonio de Milani.

También le pidieron que se investigue la venta de inmuebles del Ejército durante la época en que Milani era responsable de unas de las áreas operativas y también que se ponga la lupa sobre un convenio para la compra de alimentos firmado por Milani con la Corporación Mercado Central, manejada por el secretario Guillermo Moreno.

Al retirarse de los tribunales, Ocaña manifestó que este jueves recibió una carta documento enviada por el acusado, donde se la notificaba de una denuncia en su contra por el delito de daños y perjuicios, por un monto indeterminado.

“El daño lo causa Milani, un hombre sospechado de violaciones a los derechos humanos de soldados durante la Dictadura, fuertemente cuestionado por organizaciones incluso algunas vinculadas fuertemente con el gobierno, y sin que su pliego de ascenso sea todavía avalado por el Senado de la Nación”, agregó la legisladora de Confianza Pública.

Garrido en tanto afirmó que “la demanda es una operación intimidatoria que por sí sola debería ser motivo de su renuncia. Es inadmisible que en la Argentina, después de 30 años de democracia, un jefe del Ejército apriete y amenace violando abiertamente la Constitución a miembros del Congreso de la Nación”.

Por último, Ocaña subrayó que ¨Milani no puede seguir en su cargo, y además es inexplicable que demande civilmente a diputados, porque esa actitud afecta nuestros derechos como representantes del pueblo, elegidos en las urnas, lo que está explícitamente consagrado en nuestra constitución, y sería más grave aún que lo haya hecho con el consentimiento de la Presidenta o del Ministro de Defensa, Agustín Rossi”, finalizó.