Parlamentario - http://www.parlamentario.com/
Permalink: http://www.parlamentario.com/noticia-89740.html

Diputados kirchnerista denunciaron represión de la policía pampeana
Es por los incidentes registrados con vecinos bonaerenses el pasado 9 de febrero. Cargaron contra un ministro pampeano y lo emparentaron con las políticas de seguridad impulsadas por el Gobierno nacional.
3 de marzo de 2016
Los diputados del Movimiento Evita-FPV repudiaron y denunciaron lo que definieron como “brutal represión sufrida el día 9 de febrero por los vecinos del Noroeste bonaerense en manos de la Policía Pampeana”.

A través de un comunicado, Silvia Horne, Araceli Ferreyra, Lucila Deponti, Andrés Guzmán, Leonardo Grosso y Remo Carlotto recordaron que los vecinos de Villa Sauze, Sansinena, Alvear y América, se encuentran en estado de pacífica movilización denunciando la apertura de canales ilegales de la soja que dañan e inundan sus pueblos y caminos, y en ese contexto, la policía pampeana bajo el mando del ministro Juan Carlos Tierno traspasó el límite provincial y “reprimió brutalmente en suelo bonaerense, dejando un saldo de más de veinte heridos, algunos de ellos de gravedad”.

“El señor Tierno ya ha sido denunciado en numerosas oportunidades por referentes sociales y de Derechos Humanos en todo el país por sus prácticas autoritarias y violentas, contrarias al estado de derecho”, expresaron los diputados kirchneristas, que calificaron a Tierno de “aliado fundamental para las políticas de la ministra Patricia Bullrich, como el Protocolo de Actuación Policial para Manifestaciones”. Así las cosas, denunciaron que “la violencia institucional que Macri-Bullrich pretenden instalar a nivel nacional como política sistemática de disciplinamiento, debe ser denunciada y rechazada en todo el territorio nacional”.

En este sentido, los legisladores del Movimiento Evita anticiparon que elvarán sendos proyectos para que se soliciten informes de actuación a los Poderes Ejecutivos de La Pampa y provincia de Buenos Aires, tanto sobre la grave represión ocurrida el 9 de febrero como sobre las obras hidráulicas que hoy inundan a los pueblos del noroeste bonaerense.