Parlamentario - http://www.parlamentario.com/
Permalink: http://www.parlamentario.com/noticia-90072.html

Los detalles de color de la sesión de Diputados
15 de marzo de 2016
Carteles. El recinto se llenó de mensajes políticos en el primer debate del año en la Cámara baja. El Frente para la Victoria llenó sus bancas con banderitas de la República Argentina, mientras que el Frente de Izquierda lució carteles con las leyendas “Abajo el pacto buitre” y “No al vaciamiento del Grupo 23”.

Plumas. La diputada socialista Alicia Ciciliani hablaba de los problemas financieros de la provincia de Santa Fe a costa del gobierno kirchnerista cuando el exministro de Economía, Axel Kicillof –quien había sido aludido-, intentaba interrumpirla para aclarar el tema. Entonces, a lo lejos, se escuchó la voz de Victoria Donda: “¡Ponéte las plumas si querés hablar, Axel!”, le dijo, a propósito del cruce que se había dado cuando la diputada presentó un amparo para conocer la cifra de pobreza.

Elogios. Eran las 17 cuando Emilio Monzó dejó de presidir la sesión por unas horas, y en su lugar asumió el mando el vicepresidente primero de Diputados, José Luis Gioja. Entonces pidió la palabra el macrista Eduardo Amadeo, con el único fin de ensalzar al exgobernador sanjuanino. “Usted nos honra en esa silla”, le dedicó.

Furcio. Al darle la palabra al diputado José Ignacio De Mendiguren, Monzó lo confundió y lo nombró "Aranguren", apellido del ministro de Energía de Mauricio Macri. "Yo no aumento las tarifas", le contestó en broma el hombre del Frente Renovador.

Recorte. Pasadas las 9 de la noche, Monzó llamó a votar una moción para reducir el tiempo de oradores individuales a dos minutos. El recorte contaba con el aval del jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri, y el del Frente para la Victoria, Héctor Recade. Pero un miembro del propio kirchnerismo, Carlos “Cuto” Moreno, se opuso en el recinto y los tiempos volvieron a ser los del principio.

“Sanguchitos”. El diputado del Frente para la Victoria-Río Negro eligió terminar su discurso con una referencia al escándalo desatado por el chat de Whatsapp entre Nicolás Massot y Diego Bossio. “¡No más Ley Banelco, no más ‘sanguchitos’, vamos por la libertad que lo demás no importa nada!”, exclamó entre aplausos de los suyos.

Ubicación. El mapa del recinto cambió este martes, dado que los diputados rotaron sus ubicaciones por la inversión de roles entre oficialismo y oposición. Así, el Frente para la Victoria pasó a ocupar el ala derecha del recinto, y la izquierda quedó para la alianza Cambiemos, mientras que el resto de los bloques se diseminó en distintos sectores.

La reencarnación. A las 5 de la madrugada de la megasesión, el diputado del Pro Marcelo Wechsler habló a continuación del entrerriano Lautaro Gervasoni, que en su encendido discurso contrario al proyecto oficial de acuerdo con los holdouts puso como ejemplo palabras del papa Francisco. Por eso el legislador aclaró que pensaba insertar su discurso, pero después de haber escuchado tantas cosas quería insertar “una nota de color”, destacando que para el kirchnerismo “veníamos de Disney y en tres meses entramos en el tren fantasma”. Dijo que parecía que la ciudadanía estaba “toda bien comida y ahora tiene más hambre que el Chavo del 8…”. Y recordó a continuación la manera como el kirchnerismo había tomado la elección del actual pontífice. “Bergoglio reencarnó como Francisco y de pronto pasó a ser un ícono del kirchnerismo, me preocupa hacer un uso político del papa Francisco”, se quejó, para entonces sí a continuación insertar su discurso.