BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 25 de mayo de 2017
COYUNTURA
La meta inflacionaria cada vez más lejos
A partir de los resultados de la medición de marzo, se desvanecen las posibilidades de lograr la inflación estimada por el Banco Central.
18 de abril de 2017
El incremento inflacionario registrado en febrero y marzo, que llevó al primer trimestre a tener un aumento del costo de vida del 6,3 por ciento, marca un panorama para el Banco Central muy difícil, a pesar de que la entidad monetaria sigue creyendo que podrá cumplir con la meta máxima de 17 por ciento fijada para este año.

Teniendo en cuenta que ni bien se conoció la inflación de marzo de 2,4 por ciento, el BCRA aumentó la tasa al 26,25 por ciento, endureciendo claramente la política fiscal, diversos analistas coinciden en que la proyección del Central es casi imposible de cumplir.

“Claramente el aumento de la tasa de interés endurece la política monetaria pero complica también mucho más el ritmo de la actividad económica. Nosotros creemos que la inflación para este año va a estar en el 20,5 por ciento”, resaltó Marina Dal Poggetto, economista del estudio Bein.

Precisamente, a pesar que desde el entorno presidencial se encargaron de mostrar respaldo a la gestión de Federico Sturzenegger al frente de la autoridad monetaria, dentro del equipo económico se observa claramente un malestar con el funcionario.

Son varios los funcionarios que consideran que un aumento de un punto y medio en la tasa fue una decisión “desmedida”.

“El Banco Central sobreactuó con semejante aumento de la tasa de interés. Es cierto que la inflación de febrero y marzo estuvo por encima de lo que se esperaba, pero el aumento de un punto y medio de la tasa que aplicó el Central es desmedido, no se justifica”, recalcó el funcionario un funcionario del gabinete económico.

Se sabe que desde el seno político de Cambiemos con “Lilita” Carrió a la cabeza salieron a cuestionar duramente la decisión que adoptó Sturzengger y los cuestionamientos comenzaron a ir más allá de elevar la tasa de referencia al 26,25 por ciento.

A su vez, en los últimos días se comentó con insistencia que la mesa chica que acompaña al presidente Mauricio Macri hizo fuertes cuestionamientos a Sturzenegger por las erradas estimaciones de inflación.

“Estableció una meta máxima del 17 por ciento, en un año donde siguen los ajustes de tarifas y reacomodamiento de precios internos, no en el ritmo de 2016, pero continúa esa tendencia. Entonces, es evidente que el Banco Central se fijó una meta exageradamente ambiciosa”, puntualizó otro funcionario del Palacio de Hacienda.

Con este panorama, son varios los economistas y consultoras que han elevado la estimación de inflacción para 2017 en un nivel que oscila entre el 20 y 23 por ciento, que si se compara con el 41 por ciento del año pasado es un logro trascendente, sólo que el mismo queda eclipsado por una proyección del BCRA que no se ajusta a la realidad macro del país.