BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 21 de agosto de 2017
NOTICIAS
Buscan cambiar la forma de denominar a los edificios públicos
Pensando en la ola rebautizadora que denominó con el nombre del expresidente Néstor Kirchner a innumerables establecimientos, Graciela Camaño impulsa un procedimiento para designar las denominaciones.
20 de abril de 2017
La presidente del bloque del Frente Renovador en la Cámara baja, Graciela Camaño, quiere establecer por ley el procedimiento para la designación de los establecimientos de utilidad nacional en el territorio de la República y los bienes de dominio público y privado nacional.

El proyecto se fundamenta en el artículo 75 de la Constitución de la Nación Argentina, donde se establecen las atribuciones del Congreso para el procedimiento de designación de los establecimientos de utilidad nacional en el territorio de la República y en el Código Civil de la Nación Argentina donde en sus artículos 235 y 236 versa sobre los Bienes pertenecientes al dominio público y privado nacional.

Camaño propone que el nombre que se designa a los espacios comprendidos debe estar directamente vinculado a la historia de nuestro país, a las personas o a hechos destacados en el orden nacional, provincial, municipal y Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En ningún caso se puede designar a un espacio con el nombre de una personalidad, a quien de esa forma se desee rendir homenaje, hasta transcurridos 10 años desde la fecha de su fallecimiento, desaparición forzada o de haber sucedido el hecho histórico que se trata de honrar.

En ningún caso se puede designar a los establecimientos con el nombre de personas que han ejercido su función por actos de fuerza contra el orden institucional y el sistema democrático, o involucradas en violaciones a los derechos humanos. Quedan comprendidas en tal prohibición aquellas personas que, desde la actividad privada, han colaborado con las dictaduras que ha padecido el país.

Según la iniciativa, queda expresamente prohibida la designación de nombres de sociedades o empresas comerciales, o de cualquier otra entidad que hiciere presumir una finalidad incompatible con la de un homenaje.

Previo a la sanción de toda ley que establezca la designación de los establecimientos, debe tomar intervención la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos, dependiente del Ministerio de Justicia e Instrucción Pública, a los efectos de control e identificación del espacio motivo del pedido.

Finalmente el proyecto crea el Registro de Nombres de los establecimientos de utilidad nacional en el territorio de la República y los bienes de dominio público y privado nacional, bajo la órbita del Ministerio de Justicia e Instrucción Pública

Camaño fundamentó su proyecto de ley en que “en los últimos años y sobre todo desde la muerte de Néstor Kirchner hemos sido testigos, sin distinción y procedimiento alguno, de una ola rebautizadora con su nombre a prácticamente todo”.

“La mencionada discrecionalidad con la que se han designado muchos nombres, ha generado una serie de excesos que provocan un detrimento a la finalidad que debiera tener semejante distinción, convirtiendo en muchos casos a la misma en una herramienta de demagogia populista con fines oportunistas”, dijo Graciela Camaño.

Finalmente, la presidente del bloque del Frente Renovador señaló “las designaciones no pueden estar atadas a una mayoría circunstancial del Poder Legislativo que permita, sin el más mínimo análisis y discusión, que se repartan a piacere de los legisladores los nombres de los establecimientos de utilidad nacional en el territorio de la República y a los bienes de dominio público y privado nacional”.