BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 11 de diciembre de 2017
LEGISLATURAS PROVINCIALES
Cornejo anunció un proyecto de ley para limitar “el derecho al ocio” de los presidiarios
El gobernador mendocino presidió la apertura de las sesiones ordinarias en la Legislatura y presentó el proyecto de reforma que mantiene a la población carcelaria trabajando. Además, remarcó el esfuerzo por “volver a una administración responsable” de los recursos del Estado.
2 de mayo de 2017
El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, anunció durante la apertura de las sesiones ordinarias en la Legislatura la presentación de un proyecto de ley “para que con trabajo se limite el derecho al ocio” de los presidiarios y que contribuya a la “posterior reinserción a la sociedad”. Además, reiteró que “estamos en el camino del cambio para reparar el Estado y volver a la normalidad”.

“La idea central de la reforma que estoy presentando es que con trabajo se limite el derecho al ocio y se replique adentro la realidad exterior para la posterior reinserción. Queremos a la población carcelaria trabajando o estudiando sin privilegios. Nuestro objetivo es inculcarles la voluntad de vivir conforme a la ley y darles herramientas para hacerlo”, anunció Cornejo.

Durante su segundo discurso como gobernador, en la apertura del 117° período de sesiones, Cornejo aclaró que el proyecto modifica la actual ley de Ejecución de la Pena Privativa de la Libertad 8.465, donde incorpora a la víctima en el proceso de control sobre cualquier revocatoria de la ejecución penal.

“Mi gobierno no va a parar hasta que los delincuentes sepan que salir a delinquir tiene costos durísimos para ellos y ya no para los ciudadanos decentes”, afirmó.

El gobernador reiteró sus metas de gestión basadas en su política “en el camino del cambio para reparar el Estado y volver a la normalidad, a través de una administración responsable que incentive el sector productivo y dinamice la actividad económica, generando así el bienestar personal y colectivo”.

“Estamos convencidos de que lo mejor que le podemos dejar a Mendoza en estos años de gestión que nos tocan al frente del gobierno, es pasar de un Estado torpe incapaz de resolver los problemas, a un Estado más inteligente con instrumentos que le sirvan a la gente para tener mejores servicios de seguridad, salud, educación y justicia, y llamó a recuperar los valores de mendocinidad, como una oportunidad para recomponer el liderazgo del Estado”, dijo.

Sin embargo, admitió que Mendoza “tiene pocos instrumentos político-económicos propios como para influir en la economía y dependemos de la marcha del país y del contexto internacional”, por lo cual “es tan importante imponer esa agenda de buena administración en el largo plazo, para hacer un uso racional y estratégico de los recursos con que contamos y conseguir, con el tiempo, la indispensable autonomía económica”, aseveró.

Para Cornejo, la prioridad del primer año de su gestión al frente de Mendoza ha sido buscar la normalidad de los servicios sustantivos como salud, educación, seguridad, administración de justicia y recuperación de la obra pública, “temas que han requerido gerenciamiento, liderazgo y la toma de decisiones rápidas y efectiva” y se enorgulleció de haber reducido unos 4.000 empleados estatales “sin un solo despido sin justa causa, sino agilizando las jubilaciones, organizando las tareas y evitando el clientelismo”.

En poco más de una hora de alocución, gran dedicación le dio a la implementación del “Item Aula” al que calificó de “un éxito rotundo del que habla el país, a pesar de las resistencias de algunos sectores y de que todavía estamos a la espera de un fallo de la Suprema Corte sobre su constitucionalidad, medida que ha producido una baja del 40% en la cantidad de días de licencia pedidos por los docentes”.

En cuanto a la inversión y la producción de energía, destacó que Mendoza ganó la licitación del Plan Renovar perteneciente al Ministerio de Energía de la Nación, para construir seis proyectos de energía solar, uno eólico y cuatro microturbinas y el “haber derribado los añosos obstáculos que impedían poner en marcha la construcción del dique Portezuelo del Viento”, en la zona sur provincial.

Finalmente, pidió a los presentes “orientar la acción pública sin mezquindades detrás de objetivos superiores que mejoren la calidad de vida de la gente ya que no es tiempo para disputas ciegas”, y los desafió “a ver si con la riqueza conceptual que brinda la diversidad, somos capaces de ponernos por encima de nosotros mismos para trabajar juntos en la misión de volver a hacer grande a Mendoza”.