BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 22 de junio de 2017
COYUNTURA
Incipiente mejora en el sector privado y gran movimiento en la obra pública
Un clima de optimismo comenzó a percibirse en la Casa Rosada por la mejora en el nivel de la actividad económica en abril.
2 de mayo de 2017
Después de dos meses sumamente complicados, como fueron febrero y marzo, los integrantes del gabinete económico muestran algunas caras de cierto optimismo, tras tener los primeros informes de abril que hablan de una mejora en el nivel de la actividad económica.

Un importante funcionario del equipo económico admitió a Parlamentario.com que “el desarrollo de la actividad económica comenzó a mostrar signos de recuperación a partir de la segunda quincena de marzo y se afianzó en abril”.

“Aún no están todas las cifras finales, porque obviamente lleva tiempo elaborarlas, pero el ritmo de actividad de abril va a estar claramente por encima del de marzo”, puntualizó el mismo funcionario.

En ese sentido en el Gobierno consideran que hubo una mejora en la venta de motos, de automóviles, una incipiente mejora en la obra privada y un gran movimiento en cuanto a la obra pública.

“Sumado a esto hay que considerar que el agro, la agroindustria, están trabajando muy bien, con lo cual hay un impulso muy fuerte en lo que es en varias regiones del país”, resaltó el mismo funcionario.

Y si bien el consumo general sigue bajo, por los primeros indicios de abril, se habría registrado una leve mejora en los niveles de venta de alimentos y de bebidas.

Esta misma percepción es la que tienen algunos consultores privados. En este caso, el estudio Orlando Ferreres consideró que “en abril hubo mejora de la actividad. Hubo un panorama más activo de lo que fue marzo, aunque hay que considerar que en la comparación interanual uno parte de una base muy baja, porque abril del año pasado había sido un mes sumamente complicado, con lluvias, con mucha tensión por el aumento de las tarifas de servicios públicos”.

En una sintonía similar, el consultor Camilo Tiscornia, resaltó que “hubo una significativa mejora en la medición de la confianza del consumidor en abril y eso también es un sinónimo que la gente percibe un panorama algo más positivo”.

“Creemos que la actividad económica de abril tuvo un crecimiento considerablemente más firme de lo ya se había observado en marzo, que había sido del 1,2 por ciento”, resaltó el consultor.



Frente a este panorama, el economista consideró que la actividad económica de abril podría mostrar una mejora superior al dos por ciento y que “esto marca que empieza a observarse un camino bastante más optimista de lo que había sido febrero, por ejemplo”.

Es más, el propio Orlando Ferreres consideró, hace pocos días, que el nivel de consumo y de actividad económica se iban afianzar a partir de mayo o junio, cuando la gente perciba una mejora en sus ingresos por la implementación del aumento de salarios por paritarias.

En general, los consultores coinciden que llegando a mitad de año el ritmo de actividad va a seguir mejorando, aunque el mal comienzo del año sigue poniendo un manto de dudas si se puede llegar a cumplir con la pauta de crecimiento del 3,5 por ciento fijado por el Gobierno.

Todo indica que el crecimiento de este año va a estar alrededor de tres por ciento, entre 2,7 y 3,0 por ciento y que quizás el próximo haya un nivel de mejora superior a estos niveles.