BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 21 de septiembre de 2017
OPINIÓN
Hábitos saludables para una mejor calidad de vida
Por Julio Cobos. El senador de la UCR propone que se implemente una mejor rotulación publicitaria de los alimentos para mejorar el acceso a la información nutricional de los productos.
4 de mayo de 2017
Generar hábitos de consumo alimenticio saludable en nuestra sociedad es una forma de mejorar la calidad de vida de las personas. Esta tarea implica cambios culturales difíciles de imponer y que deben ser sostenidos en el tiempo. Para que esos cambios funcionen se requiere el compromiso de todos los sectores sociales y deben ser promovidos en las escuelas para que las nuevas generaciones se adapten a los mismos.

Un paso importante en la alimentación saludable es saber qué comemos. Presenté en el Senado de la Nación un proyecto de rotulación y publicidad de alimentos con elevados contenidos de calorías, colesterol, azúcares y sodio. El objetivo principal es dar a los consumidores información nutricional simple y comprensible de los alimentos envasados “poco saludables”, que contribuya y promueva la toma de decisiones activas destinadas a su autocuidado.

Los nutrientes son esenciales para la vida y para mantener el organismo en buen funcionamiento. Sin embargo, existen nutrientes que se recomiendan comer en cantidades moderadas, tal es el caso de las grasas saturadas, azúcares y sodio, entre otros; ya que pueden aumentar el riesgo de contraer enfermedades cardíacas, colesterol alto, diabetes tipo 2, obesidad, presión arterial alta, entre otras afecciones.

El proyecto propone la regulación de la rotulación y promoción publicitaria de alimentos, haciendo claramente visible la información nutricional de aquéllos que puedan resultar perjudiciales para la salud cuando se consumen en exceso. La rotulación de alimentos envasados con la leyenda fácilmente legible: “alto en calorías”, “alto en azúcares”, “alto en colesterol”, “alto en sodio”, tiene como propósito brindar a la población un mensaje directo y comprensible para la toma de decisiones informadas respecto del consumo de este tipo de alimentos.

El proyecto se enmarca en tres ejes centrales: Rotulado Nutricional de los Alimentos, Publicidad Comercial de los mismos y Educación Alimentaria, intervenciones nutricionales imprescindibles, recomendadas por la FAO de la Organización de Naciones Unidas.

Respecto del primer eje, para la industria alimentaria representa particularmente un desafío en términos de desarrollar tecnologías que permitan modificar la composición de los alimentos a fin de mejorar la calidad nutricional.

En lo atinente a la Publicidad Comercial, es imprescindible que los medios masivos de comunicación acompañen en un rol activo en cuanto al cuidado de la salud nutricional de la población, dada su gran penetración cultural e incidencia.

Un aspecto central en la formación de hábitos saludables es la Educación Alimentaria. En este sentido, el rotulado nutricional es una de herramientasignificativa, por ello se insiste en incluir leyendas de interpretación clara para el consumidor. Asimismo, la escuela es primordialmente el ámbito propicio para incluir a los niños, niñas y adolescentes en el desarrollo de hábitos de alimentación saludable a partir de actividades didácticas que contribuyan a una vida activa y armónica.

Complementariamente, el proyecto contempla que el Ministerio de Salud conjuntamente con el Ministerio de Educación, dispongan de un “Sistema Obligatorio de Monitoreo Nutricional” de los alumnos de nivel inicial, primario y secundario, orientado al seguimiento de estilos de vida saludables.

La intervención de índole nutricional alimentaria por parte de los consumidores representa empoderar a la Ciudadanía en lo atinente al cuidado de su salud, brindando oportunidades para un rol activo y protagónico en las políticas de salud pública.