BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 18 de agosto de 2017
OPINIÓN
Fallo del 2x1 de la Corte Suprema
Por Jorge D’Agostino. El diputado radical se siente representado por los votos de minoría en la Corte y da sus argumentos frente a la polémica generada en torno al tema.
7 de mayo de 2017
La CSJN declaró aplicable el cómputo conocido como “2×1” para la prisión de un condenado por delitos de lesa humanidad. Este beneficio, que permite reducir una pena de prisión preventiva, fue otorgado por una ley sancionada en 1994, pero derogada en 2001.

Luis Muiña, un civil condenado por la desaparición de personas durante la última dictadura militar, pidió el beneficio de la reducción que luego de varias instancias llegó a la CSJN, la que en un fallo por mayoría compuesta por Highton de Nolasco, Rosenkrantz y Rosatti convalidó el principio de ley penal más benigna, contemplado en el Código Penal de la Nación. Sin embargo, para el presidente de la Corte Lorenzeti y para el juez Maqueda, esa reducción no es aplicable a los delitos de lesa humanidad. Este beneficio surge de la Ley 24.390, sancionada por el Congreso en 1994.

La norma determinó que la prisión preventiva no podía extenderse por más de dos años. Con esta ley, los legisladores buscaron dar un plazo razonable a los procesos penales y a su vez limitar el impacto de la prisión preventiva, nunca se buscó beneficiar a un condenado de Lesa Humanidad. Por eso, en su artículo 7 se estableció que luego de los primeros dos años de prisión preventiva “se computará por un día de prisión preventiva dos de prisión o uno de reclusión”. A eso se le llama 2x1.

Este beneficio fue derogado en 2001. Muiña fue condenado a 13 años de prisión por desapariciones forzadas de personas y detenido el 1° de octubre de 2007, con prisión preventiva. Al cumplirse dos años por aplicación de la entonces Ley 24.390, comenzó a tener vigencia el llamado “2×1” reduciéndosele al criminal, el tiempo que pasó en la cárcel preventivamente y así lo computó un Tribunal Oral que fijó el final de la condena en noviembre de 2016. Muiña se encuentra hoy en libertad condicional, pero como fue apelado su pedido, el mismo llegó a la CSJN, que admitió el beneficio y aplicó el 2x1 a un delito de lesa humanidad en un fallo de 60 carillas.

¿Qué quiere decir Lesa Humanidad? Lesa, refiere a agraviado, ofendido, lastimado y sus efectos caen en la humanidad toda y no en un sólo individuo, cuando haya ocurrido bajo un régimen de criminalidad sistemática como el de la dictadura 1976/1983 El estatuto de Roma es el que define a este tipo de delitos, y la desaparición forzada de personas es uno de ellos, en tal sentido son imprescriptibles, permanentes, ajenos a cualquier beneficio de reducción de penas.

Los votos de la mayoría, se han sustentado en una taxativa normatividad de las leyes vigentes sin tener en cuenta que, aunque el delito cometido haya estado cubierto circunstancialmente por una ley, careció de un análisis social hermenéutico, o sea en contexto de lo que significa un beneficio para un criminal como Muiña, donde el beneficio no se le debió de haber acordado.

Me representan los dos votos de Lorenzeti y Maqueda y no los de la mayoría, porque es inaplicable cualquier beneficio a los delitos de Lesa Humanidad, y porque aquel 2x1 que se concedió entre 1994 y 2001, tuvo motivos procesales y no de fondo que no le caben a Muiño solamente sino también a todo el clan criminal, al que la sociedad argentina, por vía de la justicia condeno en el juicio a las Juntas promovido por el presidente Alfonsin.

El 2x1, siguiendo al ministro Garavano, es un engendro normativo y cualquiera que lea el fallo completo de la mayoría, podrá darse cuenta de ello El delincuente de lesa humanidad, no es un delincuente común, a tal fin de que los tratados internacionales lo han puesto en el infierno del Dante, y por tal motivo, cualquier requerimiento de mejora en la condena, se debe hacer con el mas estricto análisis conceptual, que Muiña no pasa. La calificación de imprescriptibilidad empaña cualquier beneficio procesal al condenado. La sociedad argentina se ha reconciliado, pero no olvida sus delitos aberrantes porque ellos están en la conciencia social por haber pasado la noche más negra de la Argentina

El Poder Judicial es independiente en Argentina y nos sometemos a él como republicanos, pero nada puede impedir que por nuestro derecho de opinión, nos expresemos con dolor ante este fallo.