BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 12 de diciembre de 2017
INFORMES
Los diputados más aplaudidos del año
A diferencia de la Cámara alta, donde existe un acuerdo tácito para evitar ese tipo de exteriorizaciones, en Diputados los legisladores suelen ser “premiados” con los aplausos de sus propios pares. Conozca quiénes fueron durante 2016 los más aplaudidos.
7 de mayo de 2017
El término “parlamentario” viene del verbo “parlamentar”, y esa es una de las actividades que desarrollan los legisladores: hablar en el recinto. El trabajo también debe mensurarse a partir de lo que hacen en las comisiones, por ejemplo, y no es menor la tarea fina de buscar consensos.

Pero los discursos en el recinto son el momento en el que los legisladores pueden lucirse, sino tratar de convencer a sus pares. Como sea, suelen ser premiados por los aplausos que bajan desde los palcos o provienen desde las bancas de sus colegas. Aplaudir es una costumbre extendida en la Cámara baja y vedada en el Senado, donde si bien no está prohibido hacerlo, existe un acuerdo para evitar aplausos o abucheos.

No es que solo se aplaudan las piezas oratorias excelsas; a decir verdad, no resulta nada excepcional que un diputado reciba el aplauso de sus pares, aunque tampoco se prodigan los mismos de manera indiscriminada. De hecho, 24 diputados no merecieron ni siquiera uno solo a lo largo de todo 2016, año tomado para el presente análisis.

En efecto, el estudio realizado por Parlamentario para su Indice de Calidad Legislativa permite determinar que durante el año en cuestión el titular del interbloque Cambiemos de la Cámara baja, Mario Negri, fue el diputado más aplaudido, nada menos que en 82 oportunidades. Bien por el radical cordobés, que despertó esas reacciones por ejemplo cuando preguntó “a los colegas que fueron mayoría el año pasado, si saben cuántos errores se habrían evitado a la Argentina si en vez de bajarnos la mano de yeso hubiesen aceptado alguna sugerencia. Por ejemplo, en menos de 24 horas no habrían firmado el memorándum con Irán, que sigue pagando la Argentina y que significó la ruptura de uno de los mayores consensos que tenía este país”.

O sobre el final del año, cuando en una recordada arenga reaccionó ante el kirchnerismo que reclamaba por la diputada Mayra Mendoza que había sido golpeada por la policía jujeña, cosechando entonces una docena de aplausos, que arrancaron cuando recordó que “los dueños de la historia y de la verdad recularon cuando la señora diputada (Gladys) González fue amenazada. ¡No nos acompañaron en nuestro repudio por lo que le habían hecho!”.


Tal cual lo detallamos en este medio oportunamente, el legislador que más habló a lo largo del año fue Emilio Monzó, quien por su condición de presidente de la Cámara merece una consideración especial por ser el que conduce los debates. Esa misma atención le hemos dado para este trabajo, habida cuenta que los aplausos que suele despertar el titular del Cuerpo no están dirigidos a él ni a lo que dice, sino a cuando anuncia por ejemplo la aprobación de proyectos. No obstante, tampoco se le niegan aplausos a él propiamente dicho. Por el contrario, según el conteo realizado por Parlamentario, Emilio Monzó cosechó 13 aplausos dirigidos a él especialmente, siete de ellos cuando resultó reelecto para conducir la Cámara por un año más.

Hablar mucho tampoco es garantía de una ponderación de sus pares que pueda transmitirse a través de ovaciones. El diputado que más habló después de Monzó durante las sesiones del año pasado fue Néstor Pitrola, quien no resultó ser el más aplaudido. Aunque sí lo fue bastante, pues sus intervenciones despertaron 25 aplausos, lo que lo ubicó entre los diez diputados más aplaudidos. Por ejemplo cuando expresó: “La clase dueña de los medios de producción se ha desembarazado de la responsabilidad ineludible de mantener al Estado. Por lo tanto, tendrán que gobernar los trabajadores. Esa es la lección que queda de este debate y de esta rapiña capitalista, que han venido convalidando todas las fuerzas políticas a cargo del Estado en los últimos años”.

El presidente del bloque FpV-PJ, Héctor Recalde, despertó 52 aplausos, por ejemplo cuando citó a Perón: “La verdadera democracia es aquella donde el gobierno hace lo que el pueblo quiere y defiende un solo interés: el del pueblo”.

El podio de los más aplaudidos lo integran presidentes de bancadas, y lo completa la del Frente Renovador, Graciela Camaño, quien cosechó 44 aplausos en el año, con frases como esta: “Un día vamos a votar con unos y otro día votaremos con otros, si lo que está en juego es el interés supremo de la Nación, pero fundamentalmente, si lo que está en juego es el interés del pueblo de la Nación”.

En el cuarto lugar aparece el primer legislador que no preside un bloque: Araceli Ferreira, merecedora de 29 aplausos, por arengas tales como cuando en la primera sesión del año clamó: “¡Nunca más golpes de Estado, nunca más buitres! ¡Patria, sí, colonia, no!”.

Elisa Carrió también se destacó, con 28 aplausos que la ubicaron en el quinto lugar. “Agradezco profundamente este consenso porque hace diez años que no veo el Parlamento funcionando. Empieza a funcionar el Parlamento y ya no hay más escribanía”, supo señalar una elogiosa Lilita, que cosechó otro aplauso al referirse a Arturo Illia como “un hombre sencillo y humilde y, como a Messi, la Argentina tampoco lo comprendió”, o cuando combativa advirtió: “Yo viví el megacanje, era diputada de la Alianza, y Cristina y Néstor Kirchner no lo denunciaron porque en ese momento -año 2000- eran del grupo cavallista, junto con Alberto Fernández”.

Desde la otra vereda, con un aplauso menos aparece el exministro Axel Kicillof, quien precisamente al recordar el megacanje le atribuyó al Gobierno batir un récord: “En poco tiempo pasarán a la historia por ser el gobierno que más se endeudó en la Argentina en menos tiempo”.

Hablando de Kicillof, Margarita Stolbizer recibió uno de sus 17 aplausos, cuando expresó su asombro porque el exministro “nos diga tan suelto de cuerpo que (la economía) era muy fácil arreglar. Si se las sabe todas, me pregunto por qué no lo arregló él en lugar de dejar el ‘balurdo’ que nos han dejado”.

La rionegrina María Emilia Soria cosechó algunos de sus 21 aplausos cuando exhibió una manzana ante el jefe de Gabinete y le pidió, entre otras cosas que el Gobierno “reciba a los chacareros que están en la plaza de Mayo. No pueden volver a mi provincia sin una solución”.

No la pasó bien durante el año muchas veces en su banca Julio De Vido, pero también supo cosechar aplausos. Ocho en total, algunos al fustigar a su comprovinciano Eduardo Costa, al que cierta vez atribuyó estar “resentido porque ha sido un perdedor permanente en las elecciones de Santa Cruz”. El susodicho tuvo menos aplausos, apenas tres, uno de ellos precisamente en referencia a De Vido, cuando le pidió al bloque del Frente para la Victoria “que busque un reemplazante para la presidencia de la Comisión de Energía y Combustibles”.

De no muchos discursos, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, cosechó solo un aplauso, al exponer sobre su proyecto para proteger a las víctimas de delitos: “Debemos construir un sistema en el que delincuentes y víctimas tengan los mismos derechos, para que la Justicia cumpla con su tarea de reparar el daño y hacer cumplir la pena”, fue la frase que despertó esa reacción.

Momentos de humor

Las sesiones suelen ser tediosas, pero también tienen pasajes tensos, y otros amenos y hasta hilarantes. Que son consignados también por los taquígrafos, que apuntan los momentos en que determinadas intervenciones despiertan risas entre sus colegas.

Previsiblemente el que toma la delantera en ese rubro es el salteño Alfredo Olmedo, cuyos comentarios despertaron en siete oportunidades risas entre sus pares. Uno de sus pasajes más festejados en el recinto fue cuando se debatió el tema de las tarjetas de crédito, desechando lo aprobado en el Senado. Contó esa vez que CAME le había dicho que quería que se tratara la iniciativa del Senado; “ahora me desayuno, meriendo y ceno que nada que ver...”. Más adelante, sobre el mismo tema, desató risas al señalar que “yo no soy dueño de un banco. Saben que no tengo nada que ver con ellos; solo tengo deudas con los bancos. La verdad es que me quedé sin palabras por primera vez, señor presidente, y mire que normalmente no me quedo sin palabras”.

En el segundo escalón entre los diputados más ocurrentes están Mario Negri y Elisa Carrió, ambos con cuatro momentos reideros. El cordobés por ejemplo generó risas y aplausos cuando comentó que “la Argentina, hablando de exageraciones, vio desde el tren bala hasta el hecho de decir a los argentinos que el 50% de las ganancias de Fútbol para Todos iba a ir a la AFA y el 50% restante, a los Juegos Olímpicos. Imagínense cómo llegaríamos a Brasil: caminando”. O cuando “elogió” irónicamente a su par Araceli Ferreyra, de la que dijo haberse inspirado “fundamentalmente por su templanza, por su pluralismo y por su serenidad”.

Dos veces despertaron risas Luciano Laspina y Carlos Heller -el primero al pedirles perdón a sus pares de la Comisión de Presupuesto y Hacienda por el café que les dieron allí, prometiendo que “lo mejoraremos en futuros encuentros”, el otro al pedirle al presidente del Cuerpo que le devolviera los minutos para hablar que le debía de la sesión anterior-, y una interrupción con risas sumaron Héctor Recalde, Axel Kicillof, Myriam Bregman, Remo Carlotto, Sandra Mendoza, Emilio Monzó, Olga Rista, Juan Casañas y Marcelo Wechsler.

Monzó generó risas cuando le pidió a Eduardo Amadeo “pasarle sus anteojos al diputado Laspina”; Olga Rista al anunciar que, aunque no se lo pudieran creer, iba “a coincidir con los conceptos vertidos por el señor diputado Pitrola”, y Wechsler al agradecerle a Monzó haber “pronunciado correctamente mi apellido”.

El aplausómetro

82 aplausos: Mario Negri

52 aplausos: Héctor Recalde

44 aplausos: Graciela Camaño

29 aplausos: Araceli Ferreyra

28 aplausos: Elisa Carrió

27 aplausos: Axel Kicillof

25 aplausos: Myriam Bregman y Néstor Pitrola

24 aplausos: Alicia Ciciliani y Osar Anselmo Martínez

23 aplausos: Luciano Laspina y Juan Manuel Pedrini

22 aplausos: Diana Conti y Oscar Romero

21 aplausos: Luis Petri y María Emilia Soria

20 aplausos: Guillermo Carmona

19 aplausos: Juan Brügge y Luis Pastori

18 aplausos: Victoria Donda Pérez

17 aplausos: Horacio Alonso y Margarita Stolbizer

15 aplausos: Héctor Daer, Silvia Lospennato y Felipe Solá

14 aplausos: Eduardo Amadeo, Diego Bossio, María Gabriela Burgos, Juan Cabandié, Marcos Cleri, Juan Carlos Díaz Roig, Federico Masso, Sandra Mendoza y Pablo Tonelli.

13 aplausos: Remo Carlotto, Carlos Heller, Pablo Kosiner y Emilio Monzó.

12 aplausos: Edgardo Depetri, Silvia Martínez, Juan Manuel Pereyra y Luis Tailhade.

11 aplausos: Alcira Argumedo, Ana Gaillard, Rubén Giustozzi, María Fernanda Raverta y José Luis Riccardo.

10 aplausos: Alejandro Abraham, Ana Copes, Claudio Doñate, Santiago Igón, Marco Lavagna, Hugo Marcucci, Darío Martínez, Julio Raffo y Julio Solanas.

9 aplausos: Susana Balbo, Néstor David, Guillermo Durand Cornejo, Nelly Lagoria, Luis Lusquiños, Omar Plaini, Blanca Rossi y Fernando Sánchez.

8 aplausos: Alejandro Echegaray, Jorge Franco, José Luis Gioja, Leonardo Grosso, Juan Manuel Huss, Julio De Vido, José Ruiz Aragón, Sergio Wisky y Sergio Ziliotto.

7 aplausos: Héctor Baldassi, Mario Barletta, Jorge Barreto, Sandra Castro, Eduardo Consa, Francisco Furlán, María Teresa García, Horacio Goicoechea, Daniel Lipovetzky, Mónica Litza, Mayra Mendoza, Cecilia Moreau, Alfredo Olmedo, Alberto Roberti, Claudia Rucci, Liliana Schwindt, Alejandro Snopek, Soledad Sosa y Gustavo Valdés.

6 aplausos: Gilberto Alegre, Luis Basterra, Carlos Castagneto, Gustavo Fernández Mendía, Alejandro Grandinetti, Silvia Horne, Myrian Juárez, Pablo López, Verónica Mercado, Héctor Olivares, Silvia Risko, Matías Rodríguez, Cornelia Schmidt-Liermann, Jorge Taboada y María Clara Vega.

5 aplausos: María Cristina Brítez, Luis Cigogna, Graciela Cousinet, Jorge D’Agostino, José De Mendiguren, Lucila De Ponti, Gabriela Estévez, Silvina Frana, Miriam Gallardo, Martín Hernández, Carlos Moreno, Facundo Moyano, Martín Pérez, Carlos Rubín, Héctor Tomas, Mirta Tundis, Alicia Terada y Olga Rista.

4 aplausos: María Cristina Alvarez Rodríguez, Brenda Austin, Sixto Bermejo, Luis Borsani, Carla Carrizo, Soledad Carrizo, Juan Casañas, Franco Caviglia, María Cristina Cremer de Busti, Juliana Di Tullio, Facundo Garretón, Patricia Giménez, Ana Llanos, María Lopardo, Diego Mestre, Mariana Morales, Adriana Nazario, Cristian Oliva, Walter Santillán, Eduardo Seminara, Ricardo Spinozzi, María Inés Villar Molina y Marcelo Wechsler.

3 aplausos: Berta Arenas, Karina Banfi, Alicia Besada, Eduardo Cáceres, Nilda Carrizo, Graciela Caselles, Eduardo Costa, Eduardo De Pedro, Lucila Duré, Mauricio Gómez Bull, Héctor Gutiérrez, Andrés Guzmán, Máximo Kirchner, Martín Maquieyra, Gustavo Martínez Campos, Miguel Nanni, José Orellana, José Luis Patiño, María Peñaloza Marianetti, Francisco Torroba, Gabriela Troiano, Luana Volnovich y Alex Ziegler.

2 aplausos: Gabriela Albornoz, Ricardo Alfonsín, Luis Bardeggia, Ivana Bianchi, Hermes Binner, Eduardo Brizuela del Moral, Sergio Buil, José Ciampini, Maurice Closs, Daniel Di Stéfano, Nilda Garré, Lautaro Gervasoni, Juan Carlos Giordano, Alvaro González, Adrián Grana, Carlos Kunkel, Andrés Larroque, Leandro López Koenig, Teresita Madera, María Lucila Masin, Pedro Miranda, Marcelo Monfort, Mirta Pastoriza, Raúl Pérez, Pedro Pretto, Carlos Roma, Guillermo Snopek y Héctor Tentor.

1 aplauso: Norma Abdala de Matarazzo, Samanta Acerenza, Gustavo Arrieta, Miguel Bazze, Ramón Bernabey, Agustín Calleri, María Ehcosor, Yanina Gayol, Gldys González, Josefina González, María Isaberl Gurein, Luis Beder Herrera, Anabella Hers Cabral, Stella María Huczak, Lucas Incicco, Daniel Kroneberger, Inés Lotto, Oscar Macías, Soledad Martínez, Leonor Martínez Villada, Sergio Massa, Vanesa Massetani, Nicolás Massot, Liliana Mazure, Graciela Navarro, Marcela Passo, Carla Pitiot, Claudio Poggi, Analía Rach Quiroga, Gisela Scaglia, Carlos Selva, Marcelo Sorgente, Néstor Tomassi, Juan Carlos Villalonga, María Teresita Villavicencio y Waldo Wolff.

0: María Brezzo, Gustavo Bevilacqua, Analuz Carol, Enrique Castro Molina, Julián Dindart, Eduardo Fabiani, Dulce Granados, Sandro Guzmán, José Herrera, Evita Isa, Manuel Juárez, Ana Laura Martínez, José Núñez, Amado Quintar, Alejandro Ramos, Rodrigo Rodríguez, Héctor Roquel, Adrián San Martín, María de las Mercedes Semhan, Mirta Soraire, Susana Toledo, Pablo Torello y Paula Urroz.

Fuente: Indice de Calidad Legislativa