BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 21 de julio de 2017
COYUNTURA
El gasto público en la mira
Diversos analistas económicos advierten sobre el sostenido crecimiento del déficit fiscal y aseguran que el Gobierno tendrá que hacer más esfuerzo para cumplir con la meta pautada para este año.
30 de mayo de 2017
Frente a un panorama del balance de las cuentas públicas que sigue mostrando crecimiento del déficit fiscal, distintos especialistas resaltan que el Gobierno deberá hacer un mayor esfuerzo para poder cumplir con la pauta del 4,2 por ciento del PBI para este año.

El nivel de déficit registrado en los primeros cuatro meses del año se ubica en el 0,6 por ciento del PBI, pero hay que aclarar que entre enero y marzo se continuó registrando ingresos extraordinarios por el blanqueo, situación que va a mostrar un drástico cambio a partir de mayo.

Dentro de este contexto, el exsecretario de Hacienda Manuel Solanet anticipó que la situación fiscal “sigue siendo sumamente complicada”.

“El Gobierno hasta ahora atacó la situación fiscal por el lado de los subsidios pero con eso sólo no alcanza”, resaltó Solanet, quien consideró que se sigue incrementando considerablemente el gasto público.

“Por lo pronto se siguió aumentando la cantidad de ministerios, hay en la actualidad 21, son muchos, la cifra es exagerada realmente”, resaltó el ex funcionario.

Por su parte, Fausto Spotorno, economista de la consultora Orlando Ferreres, advirtió que “a este ritmo de evolución de las cuentas públicas no van a poder cumplir con la pauta de déficit”.

“El gasto aumento 5% por encima de la inflación. Van a tener que hacer un ajuste en el incremento del gasto público”, resaltó el economista, quien agregó que es difícil hacer un congelamiento de las partidas en un contexto inflacionario.

“Lo que debe hacer es desacelerar el nivel de aumento del presupuesto”, acotó.

Otro economista, en este caso Camilo Tiscornia, opinó que “cuando se toman cuatro meses, los ingresos aumentan 40 por ciento y el gasto 36 por ciento. Y en abril solo el gasto aumentó un 38 por ciento y los ingresos 35 por ciento”.

“Lo que se observa es que aumenta más el gasto de capital, y lo que dice el Gobierno que va a gastar distinto. Yo creo que se puede cumplir con la pauta de déficit, con una apuesta a una mejora de la actividad económica, aunque quizás haya que hacer algún esfuerzo adicional hacia fin de año”, enfatizó el economista.

En sintonía con lo expuesto por Fausto Spotorno, Tiscornia agregó que en una economía inflacionaria no hay que bajar el gasto sino que “lo que se debe hacer es que haya un crecimiento más lento y acotado que la inflación”.

En función de estas y otras opiniones, es que cada vez se menciona con más insistencia algún tipo de ajuste adicional hacia fin de año, con el objetivo de encarar el año 2018 con un panorama fiscal que muestre un nivel de déficit sustancialmente menor, aunque habrá que ver si hay margen político para llevar esa idea adelante y ver cómo puede repercutir en una actividad económica que recién muestra algún leve signo de mejoramiento.