BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 24 de septiembre de 2017
ENTREVISTAS
“Siempre prioricé que mis compañeros tengan trabajo”
El titular de APL, Norberto Di Próspero, valoró el amplio respaldo evidenciado en la última asamblea anual del gremio que conduce, respaldó el anteproyecto que crea un régimen complementario para los futuros jubilados del Parlamento y reivindicó los objetivos que ha defendido al frente de esa entidad.
12 de junio de 2017
Por Agustín Alvarez Parisi

Siempre digo que la prioridad para un sindicato son las fuentes de trabajo, salario y capacitación”. Con ese precepto se maneja Norberto Di Próspero, secretario general de la Asociación del Personal Legislativo, y a partir del mismo reivindica decisiones adoptadas en el ejercicio de su cargo. En ese contexto defendió el anteproyecto que las autoridades del Congreso presentaron junto a los gremios del sector para crear un Fondo Compensador Complementario de Jubilaciones y Pensiones. En diálogo con Parlamentario, el también titular de la Federación de Legislativos de la República Argentina (FELRA) dio detalles de esa iniciativa, de sus objetivos al frente de APL y no esquivó analizar la coyuntura política.

- APL en su última asamblea anual aprobó por unanimidad el ejercicio económico 2015-2016. ¿Qué significa para usted este balance positivo de su gestión?

- El 30 de mayo hemos aprobado el nuevo balance del período 2015-2016 de forma consecutiva como dice la Ley 23.551, desde que estamos a cargo del sindicato desde el 2004 todos los años los aprobamos. Entendemos que, más allá de la necesidad técnica de aprobar el nuevo balance, la asamblea tiene una gran importancia política, porque es la oportunidad que tienen los afiliados, que tiene el sindicato, inclusive la comisión directiva, de manifestarse y demostrar una movilización y el protagonismo que tenemos los empleados del Congreso dentro de esta institución. La importancia que tiene es política es de una enorme participación.

- ¿La Asamblea tuvo mucha concurrencia?

- Este año la participación fue muy numerosa; estuvieron presentes más de 4.100 compañeros. Además nosotros, entre los distintos sectores, antes de ir a la asamblea, hacemos un abrazo al Congreso, este año se manifestó una columna de tres cuadras alrededor del mismo. Es una manera de demostrar la fuerza de los trabajadores. Es fundamental, cuanto más se demuestra que los trabajadores se apoyan en los sindicatos como institución, a los dirigentes nos facilitan mucho más poder defender sus derechos. Porque las autoridades ven que el sindicato tiene apoyo, y hoy el Congreso está total y absolutamente gremializado y unido. A nosotros nos facilita para ir a pelear paritarias, fuentes de trabajo, cargas administrativas.

- ¿Por qué cree que tantos compañeros se dieron cita?

- Porque los compañeros tomaron conciencia de que un sindicato fuerte es la herramienta para defender su derecho, su fuente de trabajo, la salud de su familia, la educación, el Congreso se gremializó. Al movilizarse están fortaleciendo su gremio. Por eso los compañeros participan de esta manera, utilizan el instrumento de la memoria y balance para salir y movilizarse. Y si tenemos que estar juntos por algún conflicto, no se movilizarán 4 mil, sino los 10 mil afiliados de APL.

- Las autoridades de ambas cámaras, Gabriela Michetti del Senado y Emilio Monzó de Diputados, anunciaron en conjunto con los gremios APL, ATE y UPCN la creación del régimen complementario para futuros jubilados y pensionados del personal del Congreso. ¿En qué consiste este anteproyecto del “Fondo Compensador Complementario de Jubilaciones y Pensiones para el Personal del Congreso de la Nación?

- Después de la presentación, APES salió criticando al proyecto, por eso quiero primero aclarar que yo siempre me caractericé por ser totalmente sincero con mis compañeros y no evaluar nunca el costo personal. No lo evalué el año pasado, cuando tuvimos elecciones y tres meses antes de las mismas tuvimos un conflicto muy grave en el Senado; todos me decían que teníamos que movilizarnos y yo opté por el diálogo, porque quería recuperar las fuentes de trabajo de mis compañeros y que siguieran con la obra social. Podría haber agarrado el bombo, pero ellos seguían sin trabajo. Prioricé el diálogo y logramos que sigan trabajando los que venían a trabajar todos los días. Así, todos pronosticaban que íbamos a tener una elección difícil y ganamos con el 82% de los votos, fue la elección que con más porcentaje gané desde que soy secretario general. Siempre me caractericé por ser sincero con mis compañeros y nunca evalúo el costo político personal. Siempre prioricé que mis compañeros tengan trabajo.

Los empleados legislativos hasta el año 92 teníamos el 85% móvil; después se derogó y caímos en el régimen ordinario de jubilaciones. Los compañeros que se jubilan dentro del Congreso de la Nación, que después hacen juicio, cobran un poco más de la mitad del sueldo en actividad. Nosotros queremos la recuperación del 85% móvil, porque aportábamos 4 puntos más que el resto de los jubilados para tener ese porcentaje. Pero como somos realistas, sabemos que antes no lo pudimos tener y en esta coyuntura sabemos también que no lo vamos a poder tener; porque hay que ser realistas, por eso no voy a prometer algo a mis compañeros que no se puede lograr. No lo prometí en campaña el año pasado, no lo voy a prometer ahora tampoco.

Helio Rebot, el secretario administrativo del Senado, quien fue legislador de la Ciudad, hizo un proyecto de una caja compensadora de jubilaciones, y nosotros siempre la quisimos hacer, pero nunca la pudimos lograr. Teníamos un plus de un 2% por aporte solidario, que luego fue suspendido, y decidimos que ese plus se utilizara para este régimen jubilatorio. Se formó una comisión con las autoridades del Congreso y los gremios, y se hizo un anteproyecto de ley en el que se crea esta caja complementaria, donde la patronal aportaría este 2% del aporte solidario y los compañeros se jubilarían con un 15% más del bruto de lo que cobran en la actualidad. Para nosotros es un paso adelante muy importante.

- ¿Qué porcentaje aportarían los trabajadores mensualmente?

- Sería de alrededor del 4,5%; los que están más cerca de jubilarse, que aportarían algo más y aquellos que están más lejos de jubilarse aportarían menos.

- ¿Hasta qué edad sería?

- La edad es la del régimen actual: 60 años las mujeres, con 5 años de opción y 65 los hombres. Este anteproyecto deberá tratarse en las comisiones de ambas cámaras y seguramente se harán algunas modificaciones, pero en general hay consenso de las distintas bancadas. Nosotros acompañamos, porque entendemos que un 15% más del bruto de lo que hoy se está cobrando es importante para el compañero que se jubila.

- En APL se han creado nuevas comisiones, ¿cuáles son y qué actividad social desarrollan?

- Con la modificación del Estatuto, algunas comisiones pasaron a ser secretarías, por ejemplo la de Prevención de las Adicciones, donde se está trabajando mucho con las direcciones de Recursos Humanos de distintos sectores, y se ha rehabilitado a muchísimos compañeros que no solo tienen el problema a las adicciones químicas, como puede ser la droga, sino también el alcoholismo, la ludopatía y otras enfermedades.

También tenemos la Comisión de Diversidad de Género; este año participaremos de la tercera marcha por el Orgullo Gay, con carroza propia de APL. Hay compañeros que viajarán a España, entre ellos el compañero Héctor Stinco, en representación del sindicato, para participar de la Marcha Mundial del Orgullo Gay. Hay comisiones y secretarias que cumplen un rol muy activo en el gremio, por ejemplo la de Violencia de Género y Violencia Laboral; la secretaria de Derechos Humanos, que está haciendo un trabajo muy bueno con la identificación de nueve compañeros desaparecidos que eran empleados del Congreso de la Nación, y la puesta de baldosas en su homenaje. Ya han repatriado los restos del compañero José Agustín Potenza, que era desaparecido y pertenecía a la Biblioteca. Se hizo un acto con la presidente de la Biblioteca, Teresa García, y los familiares de Potenza.

Además se está haciendo un trabajo importantísimo con los institutos de capacitación. Hemos firmado convenios con el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Educación, donde se dicta el plan Fines para terminar la escuela primaria y secundaria. Gracias a esto muchos compañeros terminaron la secundaria acá en APL. Esto le da la posibilidad de seguir estudiando en la universidad, pero también la posibilidad de cobrar un porcentaje por el título secundario.



- APL viene desarrollando una importante actividad en las escuelas de frontera. ¿Cómo se trabaja y cuál es el rol social en torno a esta actividad?

- Desde la Comisión de Escuelas de Fronteras, que preside a Alejandro Bark, hace años que venimos patrocinando y haciendo un trabajo impresionante. A una de las escuelas, por ejemplo la de Taco Pozo, que hay que entrar por El Impenetrable, le pusimos agua potable, el día que salió agua por esos caños, los chicos no lo podían creer… La mayoría de esos chicos son aborígenes. También le pusimos luz por medio de un sistema de luz solar a una escuela de Media Luna, en la provincia de Salta, a la que para llegar hay que cruzar a Bolivia y volver a Argentina por el río Tarija.

También traemos a esos chicos a que visiten Buenos Aires, los llevamos al Parque de la Costa, a Mar del Plata. La verdad es que estamos muy orgullosos de todo esto. Además nosotros hacemos colectas solidarias ante inundaciones, y mandamos camiones con alimentos donde se necesitan. Ayudamos a comedores solidarios, al padre Pepe, al padre Mario, a Mónica Carranza.

- ¿Cuáles son las prioridades de su sindicato?

- Yo siempre digo que la prioridad para un sindicato son las fuentes de trabajo, salario y capacitación. Hoy, más que nunca, nuestras prioridades siguen siendo las mismas. Sobre el tema salarial, tuvimos las paritarias en marzo y sacamos un 10% por seis meses, remunerativo al 1 de marzo, en una sola cuota, y en agosto nos sentamos a negociar por los otros seis meses hasta marzo. En su momento algunos salieron a criticar, pero después observamos que muchos gremios cerraron más o menos por lo mismo, casi todos en un 20%; en algunos casos en tres o cuatro cuotas no remunerativas. Nosotros, en una cuota remunerativa. La prioridad siempre fue el salario, siendo conscientes de la coyuntura política que se vive en el país, siendo realistas y responsables. No puedo ser demagogo, nunca lo fui ni lo voy a ser, no puedo poner en peligro la fuente de trabajo de mis compañeros. Tengo la responsabilidad y la obligación de manejarme con cautela en la coyuntura en la que estamos viviendo. Aunque si tengo que ponerme duro, también puedo hacerlo. Pero hoy tenemos buena relación con las autoridades: dentro de lo que es el ámbito del Congreso de la Nación se está trabajando en varios proyectos para mejorar la calidad institucional. También es muy difícil pelear contra algunos legisladores que van a los medios y no saben cómo defender al Congreso, no saben o no quieren, o se avergüenzan, o niegan acuerdos que hacen, y esto realmente a mí me produce mucho malestar. Yo me hago cargo de lo que hago.

- ¿Qué tienen proyectado para un futuro inmediato?

- Seguir trabajando desde lo social, estamos remodelando nuestra sede en la calle México, haciendo una sede totalmente nueva; en el edificio de la calle Moreno estamos inaugurando oficinas; alquilamos un local en la calle Alsina, donde también estamos haciendo comisiones, y queremos terminar el predio de Tigre donde está terminado el quincho, los vestuarios y las parrillas, y para el verano ya vamos a tener los bungalow.

- ¿Qué actividad ha desarrollado últimamente FELRA?

- La FELRA es la federación de todos los legislativos del país, de la que soy Secretario General; cada Legislatura tiene su APL y trabajamos en conjunto con todos los compañeros. Este año se realizaron las olimpíadas legislativas en Santa Fe, y pudimos conversar sobre las diferentes problemáticas de cada provincia.

- Después de 34 años en el Congreso de la Nación y cumpliendo su cuarto mandato al frente de APL, ¿qué les diría los compañeros del Congreso?

- Lo que traté de transmitir a nivel general, también lo trato de hacer en nuestro ámbito. Podemos tener diferencias, pero cuando se trata de la fuente de trabajo, del salario, cuando se trata de objetivos comunes, tenemos que estar todos juntos. Si los trabajadores estamos divididos, lo único que hacemos es fomentar debilidad, y esa debilidad nos hace vulnerables, nos puede llegar a salir muy caro. Hay momentos que tenemos que demostrar gestos de grandeza, y estar todos juntos; pensemos como pensemos, desde el punto de vista gremial y político, para defender nuestra fuente de trabajo, nuestro salario y nuestra familia. Si los trabajadores estamos todos juntos, es muy difícil que avasallen nuestros derechos.

- ¿Cómo observa la gestión del gobierno de Macri?

- Creo que hay datos objetivos de la realidad, más allá de lo que observo yo. Realmente intento ser responsable cuando hablo sobre este tema. Creo que lo de la grieta es cierto, y es un tema que me duele. Si uno dice que el tema social está mal, que hay despidos, que se priorizó al poder concentrado del dinero, que las primeras medidas beneficiaron al campo y las mineras, no estoy diciendo nada raro, digo la verdad. Dijeron que no iba a haber más impuesto a las Ganancias, lo modificaron, pero sigue estando. Muchas cosas que dijeron en campaña no se cumplieron. ¿La contrapartida cuál es?… que los gremialistas son mafiosos.

Pero creo que hay que bajar un poco los decibeles y tratar de pacificar, porque la gente en general, el ciudadano común que no está muy politizado, está cansada. Está cansada de ver al presidente por un lado que agravie, y de vernos a nosotros que también agraviamos. La gente quiere que laburemos todos juntos para que estén mejor. Realmente creo que el Gobierno en este año y medio no encontró la vuelta para hacer lo que quería hacer. Me parece que tenemos que mandar entre todos un mensaje más contundente de que queremos trabajar entre todos, porque si no le damos pie a la antipolítica. Le damos pie al ataque al Congreso, al ataque a la política, y este es, sin ninguna duda, el mejor instrumento para servirle al ciudadano y al que menos tiene. Y el Congreso, como institución, es la columna vertebral del sistema democrático. Tenemos que encontrar la forma, entre todos, de ver cuál es el proyecto de país que queremos. Y esto va para el Movimiento Obrero también, que hoy se encuentra dividido, y se tiene que unir, de una vez por todas, para ver cómo hacemos para aportar y salir de una crisis que nos afecta a todos.

Si acá pasa algo y estalla, o pasa un 2001, el que más pierde es el que menos tiene. El que más sufrió los golpes de Estado cívico-militares fue el peronismo. Pero yo como peronista nunca desearía que un gobierno elegido por el voto popular se vaya antes de cumplir su mandato y nunca haría nada para que se vaya antes, todo lo contrario.

- Lo llevo a la política partidaria: como peronista, ¿cómo se imagina la interna del peronismo?

- Mirá, yo soy peronista, hijo de peronistas, y viví el peronismo desde muy chico. Yo en el 83 tenía 17 años. Y todas las candidaturas antes se elegían en un Congreso, no había internas. Después se democratizó, se modificó el estatuto del PJ y se hicieron las internas. Después en el Gobierno de Cristina Kirchner se hicieron las PASO, obligatorias y abiertas. Cuando se hacían las internas era porque no había unidad de criterio, pero como éramos todos peronistas, todos teníamos el mismo pensamiento, el mismo objetivo, y la misma doctrina que fue la del general Perón. Podemos tener distintas metodologías, y por eso había distintas listas. Esto se dirimía en una interna, el que ganaba era el que iba a las elecciones generales y el que perdía acompañaba.

- ¿Será posible la unidad del peronismo?

- Si todos quieren la unidad y no es posible, bueno, tenemos las PASO. El que gana irá a las listas, y el que pierda tendrá que acompañar, siempre y cuando tengamos la convicción. Ahora, si el que pierde no se la banca, y después arma un frente y va por afuera, ya es otro tema.

- ¿Cristina deber ser candidata?

- Como está la situación hay dos candidatos visibles que ya dijeron que quieren ser; Florencio Randazzo, y la expresidenta Cristina Kirchner. La única forma de dirimir esto es a través de las PASO.

- Pero el kirchnerismo no quiere las PASO…

- Si Cristina no quiere presentar lista, tendrá que ir por afuera del peronismo. Pero yo creo que se va a presentar, y tiene todo su derecho, y es legítimo que se quiera presentar. Así como lo es que se quiera presentar Randazzo o algún otro compañero.

- ¿Cómo lo ve a Randazzo?

- Yo lo veo bien a Randazzo, lo veo como un candidato potable, un candidato que puede llegar no a una renovación, sino a una reconstrucción del peronismo. Hoy no estamos como en el 87 con Cafiero, que había crisis en el peronismo, no hay que renovar sino reconstruir. Y Randazzo es alguien que puede encabezar, con otros hombres que lo podemos acompañar, la reconstrucción del peronismo.

- APL pertenece al MASA, el Movimiento de Acción Sindical Argentino. ¿A quién va a acompañar este sector del movimiento sindical?

- El MASA decidió en un plenario acompañar a Florencio Randazzo como candidato a senador por la provincia de Buenos Aires.

- ¿Usted tuvo algún ofrecimiento?

- A mí, por ahora que no lanzaron ninguna candidatura, no me ofrecieron concretamente nada.

- ¿Y si le ofrecieran alguna candidatura, aceptaría?

- Si me ofrecieran, para mí sería un honor representar al peronismo en una candidatura del MASA en la provincia de Buenos Aires. En honor a la memoria de mi viejo, que fue concejal en Tres de Febrero, pero sin dejar lo que hago y lo que amo, que es ser secretario general de APL, y representar a los trabajadores legislativos, que es mi prioridad.