BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 20 de noviembre de 2017
NOTICIAS
La izquierda quiere derogar el decreto que permitió recortar pensiones
Impulsan a su vez la universalidad de las pensiones y el pago retroactivo de los meses caídos por resolución administrativa del Ministerio de Desarrollo Social.
18 de junio de 2017
Los diputados del Partido Obrero, Soledad Sosa, Pablo López y Néstor Pitrola, que integran el bloque FIT, presentaron un proyecto de ley que plantea la derogación del DNU menemista (432/97) sobre el que se asentó el recorte de las pensiones por discapacidad que intentó imponer el Gobierno de Macri, el establecimiento de la universalidad de las pensiones y el pago retroactivo de los meses caídos por resolución administrativa del Ministerio de Desarrollo Social.

Soledad Sosa, quien es autora del proyecto, señaló que “el recorte de las pensiones a discapacitados constituye un ataque criminal. El retroceso del Gobierno en su decisión, producto del repudio popular, evidencia que se trató de un ajuste presupuestario sobre uno de los sectores más vulnerables. Pasaron por encima de convenciones internacionales que obligan a otorgar estas pensiones. Recortarlas constituye un abandono de persona, en un contexto de ajuste, donde arrecian los despidos y salarios a la baja. Planteamos la derogación del DNU menemista que permite estos ataques y que se paguen las pensiones caídas”.

Por su parte, Pitrola, quien integra la Comisión de Previsión donde se discutió el tema, señaló que “recogiendo las denuncias que nos acercaron diversas ONG, los diputados de nuestro bloque hemos presentado desde principios de marzo un Pedido de Informe sobre la reducción progresiva de las pensiones no contributivas que se estaban dando. Nunca se respondió. Luego vino el recorte. Se trata de una intención general del gobierno de desconocimiento de derechos y de descargar un ajuste sobre el pueblo”.

El diputado salteño Pablo López, quien integra la Comisión de Derechos Humanos, expresó a su vez: “Hoy nuestro Bloque adhirió y participó de las diversas concentraciones de rechazo a la aplicación de este DNU que profundiza la miseria social y precariza las condiciones de vida de la población más vulnerable, una clara medida de ajuste que se suma a las ya realizadas sobre los jubilados y sobre la fuerza laboral activa a través de los despidos y la destrucción de los convenios”.