BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 23 de noviembre de 2017
NOTICIAS
De Vido dice que nunca se amparó en los fueros y cargó contra “los que cacarean la honestidad en la Cámara”
El exministro sostuvo que “no hay nada más impune y más corrupto que el Gobierno de Macri”, negó haber frenado con sus fueros el allanamiento de su domicilio y anticipó que denunciará a Elisa Carrió.
8 de julio de 2017
El diputado Julio De Vido evitó este sábado hacer comentarios sobre la resolución del juez Luis Rodríguez sobre su desafuero y detención pedido por el fiscal Stornelli, asegurando que “jamás” lo hace, sobre aquellos que “tienen causas que han sido armadas para usar en mi contra”. Y ante la pregunta puntual de si el del magistrado había sido “un salvavidas”, aclaró que “yo no necesito ningún salvavidas, porque tengo atrás una gestión de 22 años donde he hecho muchísimas obras en beneficio y bienestar de la gente, y obviamente están en algún caso siendo cuestionadas, en otro analizadas judicialmente, y nosotros siempre hemos estado a derecho”.

Dijo no conocer personalmente al juez Luis Rodríguez, y en cuanto a “la cuestión de los fueros, que está tan agitada en los últimos días, en mi caso en particular creo que es el mejor ejemplo de que jamás me he protegido en los fueros”. Habló de una “confabulación o sociedad mediática-política impulsada por supuesto por el presidente Macri, que tiene algunos adláteres como la diputada Carrió, y el ministro Garavano”, y se preguntó luego: “¿Los fueros para qué son? Se usan para que el diputado no sea molestado en el ejercicio de su función. Si yo me fuera a acoger en los fueros, cada cinco minutos tendría que hacer una cuestión de privilegio en la Cámara por la presión constante que hacen sobre mi persona el presidente, la diputada Carrió, que el otro día dijo que estaba bueno que fuera detenido y que ojalá que no me maten”.

Razón por la cual anticipó que presentará una denuncia penal en ese sentido para “ver si ella sabe quién puede matarme”.

El legislador dijo no haberse amparado nunca en los fueros, y afirmó en ese sentido que “en un año y medio jamás hice una cuestión de privilegio en el recinto, en ningún sentido”. Luego en referencia al allanamiento en su domicilio dispuesto por el propio juez Luis Rodríguez, que hace poco más de un año frenó, dijo que terminó realizándose, “impulsado por la propia Cámara de Diputados, en un circo mediático absurdo, porque yo no me había negado a ser allanado… Simplemente mis abogados, no yo, estaban indicándole al juez mi condición de diputado, para que la nota en vez de llegar a mi domicilio llegara a la presidencia de la Cámara, nada más”.

Entrevistado por Radio Rebelde, De Vido dijo haber tenido seis o siete indagatorias y dos allanamientos, “que a mí me gustaría que muchos de los que cacarean la honestidad en la Cámara y ahora en la campaña tuvieran que pasar por un allanamiento de siete horas en dos domicilios, con periscopio en las bocas de luz, revisando los cajones de la ropa interior de mi familia, mandando una cámara el Ministerio de Seguridad para ver ‘los tesoros de De Vido’. No encontraron absolutamente nada. Y muchos, algunos cercanos a mi espacio, y otros del oficiailsmo, estoy seguro que no resistirían no ocho horas, quince minutos de un allanamiento, y se pasan el día hablando de honestidad”.

Luego le apuntó al presidente Mauricio Macri, “que dice que yo soy un emblema de impunidad y de corrupción, yo ejecuté 107 mil millones de dólares en obras; la empresa de él, la que administraba el primo de él, Calcaterra, era la tercera empresa en nivel de contratos que recibió, así que lo desafío a que diga, Calcaterra, él, o cualquier mandadero, a qué funcionario mío coimeó, o si me coimeó a mí”.

“Para hablar de corrupción, hay que estar limpio, y muy pocos de los que hablan lo están”, proclamó, agregando que “creo que hacen como el tero, ponen el huevo en un lado y gritan en el otro”.

Consultado sobre los dichos de Florencio Randazzo, evitó hablar de los mismos, pero señaló que hubiera querido que “la posibilidad que dio Cristina de ir todos juntos a enfrentar este modelo de exclusión y de entrega en las urnas, eso sí no me gustó. Lo demás no tiene importancia”.

Con vistas a las elecciones dijo que “los argentinos tenemos que estar muy contentos de poder votar en pocos días más y allí vamos a poder dar fe de si queremos seguir en este proceso de expoliación del patrimonio nacional, de persecución de la oposición política, de castigo permanente a los que no piensan como ellos…”, y se refirió al caso del diputado Omar Plaini, cuyo gremio intervenido atribuyó al gobierno como represalia a que haya ido al acto de Cristina Kirchner en Arsenal. Al respecto, volvió al tema de los fueros parlamentarios afirmando que “son violentados todos los días, por los actitudes grotescas del presidente, de su ministro (Germán Garavano) y por supuesto la diputada que ahora me amenazó de muerte, o sabe algo en relación a quién podría matarme”.

En el programa Rompiendo moldes, De Vido cargó contra el grupo Clarín y en referencia a la causa por la que se lo investiga ahora habló del “estado de postración en que recibimos el Yacimiento Río Turbio en el año 2001” y afirmó que “la decisión política de este Gobierno (en referencia al kirchnerismo) fue darle un apalancamiento de transparencia a través de las universidades”. Luego, dijo, “los pequeños contratos no eran responsabilidad mía y puede haber algún error, y después el juez los revisará. En lo personal yo lo único que hice fue aplicar una política que emanaba del Poder Ejecutivo, por eso no hay tal delito grave. Y cuando se habla de un desvío de 26.000 millones, es todo trucho… Lo escribió (el periodista) Tuny Kollmann ayer en los diarios. Lo que se le pagó a la universidad fueron 235 millones de pesos en concepto de honorarios por asesoramiento”.

Luego hizo referencia a que hace 15 días fue sobreseído en una causa por el juez Claudio Bonadio, y dijo no admitir bajo ninguna circunstancia que “se diga que haya un solo juez federal que sea kirchnerista”.

De Vido habló de “la necesidad de construir una verdadera oposición a este régimen oprobioso con formalidad democrática, porque ha asumido con 0,5% más de votos, y pareciera que hubieran sacado el 60, 70% más de los votos, y a eso debemos hacer una verdadera oposición”. Disparó luego que “la mayoría de los que cacarean ahora con los fueros, le votaron la escandalosa ley de blanqueo de capitales”.

“Cuando se habla de impunidad y corrupción, no hay nada más impune y más corrupto que el Gobierno de Macri”, enfatizó, para considerar luego “muy importantes” las elecciones de medio término, porque “se juegan los próximos 8 o 9 años en la Argentina”, apuntando tras ello que “la única verdadera oposición es la que lidera Cristina (Kirchner)”.