BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 22 de noviembre de 2017
COYUNTURA
Monsanto presentó su nueva innovación tecnológica
La empresa invirtió 115 millones de pesos para el desarrollo de Prescripciones Dekalb, una tecnología digital para mejorar los rindes de maíz.
12 de julio de 2017
La empresa multinacional Monsanto lanzó su nuevo Sistema de Prescripciones Dekalb, un desarrollo de innovación tecnológica que requirió una inversión de 115 millones de pesos durante los últimos cinco años. El flamante producto es un servicio cien por ciento digital que permite aumentar los rindes en un 6-10%, un eficiente uso de los recursos y reduce en un 40% los riesgos de cultivo.

Al respecto, el gerente de negocio Maíz de Monsanto dijo que “Prescripciones Dekalb nuestro país ingresa en la cuarta revolución agrícola y a la agricultura digital con una solución de precisión simple, accesible y que permite acceder a resultados desde la primera cosecha para productores de todas las escalas”.

Por su parte, el Leader de Soluciones Agronómicas Integradas, Pablo Talano, destacó que “para la Argentina, Prescripciones implica una solución integrada que ayudará a disminuir la brecha de rendimiento entre el promedio obtenido por el productor y el alcanzable en base a sus recursos disponibles. Esta brecha de aproximadamente 41% puede reducirse si aplicamos las prácticas de manejo y las tecnologías disponibles de manera correcta para cada ambiente productivo”, y agregó que “si la mejora genética es el 1,2% anual, la posibilidad de aumentar un 6-10% los rindes en una sola campaña- dato basado en resultados obtenidos en cinco años de ensayos en más de 18.000 has-, nos permitirá acortar seis años en uno, contribuyendo así a reducir la brecha productiva y a incrementar la competitividad del cultivo de maíz”.

Talano explicó durante la presentación de Prescripciones Dekalb que el producto es cien por ciento argentina, desarrollada durante más de seis años y que consistió primero en entender que cada híbrido Dekalb en sus respuestas a las prácticas de manejo por ambiente, analizando cada ambiente a través de 35 capas georreferencidas de suelo, relieve, imágenes de satélites, mapas de rendimiento, etc.

Como resultado de este trabajo y mediante el uso de herramientas de análisis de Big Data, se lograron desarrollar algoritmos que permitirá proyectar rendimientos para la futura campaña.

Los rendimientos proyectados son simulados para diferentes escenarios climáticos, tales como Niña, Niño o Neutro y compartirlos con el productor para la toma de decisiones.