BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 23 de julio de 2017
LEGISLATURA PORTEÑA
Buscan prohibir las bolsas no biodegradables en la Ciudad
El bloque Suma+ presentó un proyecto de ley que busca retirar del mercado la entrega de bolsas livianas que se utilizan comúnmente para transportar mercadería; además, propusieron crear un registro para supervisar la producción, distribución y comercialización de las mismas.
17 de julio de 2017
Las diputadas del bloque Suma+ Natalia Fidel y María Inés Gorbea presentaron un proyecto de ley, cuyo objetivo es el de prohibir la entrega de bolsas no biodegradables en diversos establecimientos de la Ciudad, para reducir el carácter perjudicial de las mismas; además, propusieron crear el “Registro de Bolsas” para supervisar la producción, distribución y comercialización de las mismas.

De esta manera, la iniciativa busca retirar la entrega de dichas bolsas en establecimientos de indumentaria, calzado, casas de deportes y electrodomésticos, construcción y ferretería, bazares, locutorios, jugueterías, librerías, farmacias y perfumerías, joyerías, veterinarias, kioscos, panaderías, heladerías, lavanderías, entre otros.

Es así que la normativa prevé que se retiren del mercado las bolsas oxodegradables u oxidegradables -aún cuando cuenten con sellos y/o autorizaciones de otras jurisdicciones- y la utilización de sobres no biodegradables por parte de organismos públicos del Gobierno porteño y de empresas e instituciones con sede en la Ciudad.

Por otra parte, el texto indica que “aquellos establecimientos que comercialicen bolsas de consorcio deberán ofrecer a la venta dichas bolsas en color 100% verde o 100% negro, con el objeto de contribuir a la separación en origen de residuos sólidos urbanos: verde para los materiales reciclables y negro para los residuos húmedos”.

Entre los fundamentos de la medida, las diputadas manifestaron que “una bolsa no biodegradable de un solo uso implica una producción de basura de proporciones estratosféricas, toda vez que nos detenemos a observar que prácticamente toda interacción comercial que se realiza cotidianamente implica la entrega de una bolsa plástica: con cada producto se obtiene una bolsa plástica para trasladarlo” por lo que “consecuencia de ello es una cantidad innecesaria y removible de generación de residuos que impacta negativamente a la sociedad en todos sus estamentos, desde higiénicos, ambientales, e incluso económicos”.

Cabe recordar que en el 2009 la Legislatura sancionó la Ley 3147, con el objetivo de fomentar la producción de bolsas biodegradables, con el fin de erradicar a mediano plazo definitivamente las bolsas plásticas que fueren sustituibles y erradicar las bolsas plásticas de la Ciudad en cinco años; no obstante, desde Suma+ consideraron que “a nueve años de su sanción, hoy estamos lejísimos de haberlo logrado”.