BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 13 de diciembre de 2017
COYUNTURA
Se vienen cambios en la estructura impositiva
Sin duda alguna el gran desafío que tiene por delante el Gobierno nacional es la reforma tributaria y de la administración pública. Comenzaría a analizarse después de las elecciones de octubre.
2 de agosto de 2017
Diversos analistas advierten que si bien la economía comenzó a recuperarse y crecer, la Argentina deberá encarar en poco tiempo una importante reforma tributaria, de la administración pública y de algunos aspectos laborales.

Esa fue la conclusión que elaboraron algunos economistas y analistas consultados por Parlamentario, quienes resaltaron que los desafíos para el país comienzan a ser estructurales y que por ello se necesitan reformas profundas.

En ese sentido, el economista y actual consultor Raúl Ochoa resaltó que “el país deberá encarar en forma urgente cambios en la estructura impositiva que grava el sector productivo”.

“En la Argentina tenemos una estructura impositiva que ya es arcaica, que genera costos excesivos en los distintos sectores productivos y que es gran problema, tanto para producir como para conseguir inversiones”, puntualizó el especialista.

El economista sostuvo que la presión fiscal más los costos laborales y de logística que tiene el país en este momento determina un cuadro de situación que hacia delante hay que modificar porque resulta insostenible.

En esa misma línea, otro economista, en este caso, Aldo Abram, director de la Fundación Libertad y Progreso, advirtió que “nuestro país se ubica entre las naciones con mayor presión de impuestos sobre los sectores productivos y consumo”.

“Por eso, además de una reforma tributaría, lo esencial es llevar adelante una profunda reestructuración del Estado, pero no sólo a nivel nacional, sino también provincial y municipal”, puntualizó el economista.

Sobre estos temas, en el gabinete económico coinciden en que el primer aspecto que se está definiendo después de las PASO es la reforma tributaria, la cual estaría lista en los próximos días y sería girada al presidente Mauricio Macri tras las elecciones primarias.

“Pero también queremos comenzar a trabajar conjuntamente con los sindicatos y con los empresarios aspectos que mejoren la competitividad tanto por el lado laboral como productivo”, señaló el mismo funcionario.

Para llevar esto adelante, en el Gobierno admiten que recién se esperará a noviembre, después de las elecciones parlamentarias de octubre y de esa manera tener proyectos de esas reformas antes que termine 2017.

En cuanto a la administración pública, por ahora no se quiere comentar mucho acerca de eventuales cambios que se llevaría a cabo.

Por lo pronto, se sabe que se buscará reducir la cantidad de ministerios y de secretarías de la administración pública nacional y generar condiciones para que las provincias puedan implementar, en un período determinado, políticas de mejoramiento en el balance de sus propias finanzas públicas.

Está claro que hay un problema fiscal grave en la Argentina que explica gran parte de la emisión monetaria y por ende la inflación, y la suba del costo de vida es lo que afecta a los argentinos desde hace muchos años.