BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 18 de agosto de 2017
OPINIÓN
Feroz campaña contra Gildo
Por Juan Carlos Díaz Roig. Encendida defensa del diputado nacional del gobernador formoseño, a escasos días de las PASO, con duras críticas a los medios.
10 de agosto de 2017
Los medios nacionales, conscientes de la paliza electoral que recibirá el gobierno nacional en Formosa, y el consiguiente apoyo a Gildo y al modelo formoseño, y a los candidatos de Gildo, desataron una feroz campaña destinada a desacreditarlo ante la opinión pública sobre todo porteña. Es decir, ante quienes no conocen a Formosa, ni los formoseños.

El primer planteo es despreciar la estirpe guaraní. Pretender que el pueblo guaraní es sumiso, y proclive a dictaduras. Ni siquiera leyeron la historia, para saber que los paraguayos vivieron dos grandes guerras, una en 1860/5 contra la infame triple alianza de Mitre, los uruguayos y los brasileños, financiados y apoyados logísticamente por Francia e Inglaterra, y que pelearon bravíamente hasta con los niños y los ancianos. La otra contra Bolivia, en 1932/6, defendiendo el chaco paraguayo de las apetencias de la Standard Oil.

Y por si fuera poco, basta recordar la bravura de los correntinos en la guerra de Malvinas.

El pueblo Formoseño y los pueblos de influencia guaraní, nada tienen de sumisos. Y cuando les afectan su libertad y su dignidad, saben hacer tronar el escarmiento. Una cosa es ser pacífico, otra ser sumiso. ¡No confundan gordura con hinchazón!

El segundo argumento es el remanido presunto voto de los paraguayos de Alberdi. En Argentina, rige el principio de la nacionalidad del "IUS SOLI", es decir el derecho del suelo donde nació la persona.

Por lo tanto, son formoseños y argentinos, todos los que nacieron en nuestro suelo.

El 80 o 90 % de los habitantes de Alberdi nacieron en el Hospital Central de Formosa, en el Hospital de la Madre y el Niño, en la Maternidad, o en clínicas privadas de Formosa, porque en Alberdi no existía hospital. Por lo tanto, son formoseños que viven en Alberdi.

El hecho que Paraguay utilice el principio de IUS SANGUINI, como ITALIA, solo acredita un caso de doble nacionalidad. También los italianos y sus hijos, que viven en Buenos Aires pueden votar en Italia. De hecho hay senadores y diputados italianos que viven en Buenos Aires.

Y TN, Clarín, y La Nación, nada opinan al respecto. Lo triste es que Naidenoff y Buryaile se prestan a estas dos descalificaciones.

Salgamos pues a defender a Gildo y hagamos oír firmemente nuestras voces en todos los medios de prensa del país.



Juan Carlos Díaz Roig

Diputado nacional FpV Formosa