BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 24 de noviembre de 2017
LEGISLATURA PORTEÑA
Avanza la construcción de Catalinas Sur en medio de la polémica con vecinos
El Palacio Legislativo aprobó con 33 votos a favor, 14 en contra y 11 abstenciones la aceptación de un convenio entre el Ejecutivo porteño y la Agencia de Administración de Bienes del Estado para la venta de tierras que permitirán la construcción de torres en La Boca.
7 de septiembre de 2017
En la sesión ordinaria de este jueves la Legislatura porteña aprobó con 33 votos positivos, 14 en negativos y 11 abstenciones la aceptación de un convenio entre el Gobierno de la Ciudad y la Agencia de Administración de Bienes del Estado para la venta de tierras que permitirán la construcción de las Torres Catalinas Sur 2 en La Boca. La medida de primera lectura se dio en el medio de la disputa con los vecinos de la zona quienes piden que en el lugar se cree un pulmón verde para el distrito capitalino.

En este sentido el Gobierno de la Ciudad explicó que el proyecto contempla el cambio de normas urbanísticas sobre un polígono situado en el barrio de La Boca, frente al complejo Catalinas Sur, a fin de posibilitar nuevas construcciones de altura y habilitar una parcela que está en desuso como espacio público.

No obstante, los vecinos de la Boca denunciaron que “se trata de una iniciativa para habilitar la construcción de un emprendimiento inmobiliario de gran envergadura en los terrenos que se nombran como Catalinas Sur 2” y presentaron una acción de amparo. Asimismo se hicieron presentes durante la sesión y abuchearon a los legisladores del interbloque Vamos Juntos -Pro, CC ARI y Confianza Pública- por promover la sanción de dicha normativa.

El debate en el recinto

Al respecto el presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano, Agustín Forchieri, afirmó que “queremos aprobar este convenio para darle un visto bueno al desarrollo y construcción de las torres Catalinas Sur 2” y afirmó que “como todo proyecto de desarrollo urbano trae como consecuencia la generación de nuevas fuentes de trabajo”.

“El 65% de ese espacio -es decir, casi 20 mil metros cuadrados- pasará de manera gratuita a la Ciudad de Buenos Aires, unos 20 millones de dólares serán destinados a las obras de la Comuna 4, el polígono perteneciente al distrito capitalino será 100% público y será utilizado por la asociación civil Catalinas Sur a modo de titulo precario”, completó.

La kirchnerista Paula Penacca explicó que “desde el FpV creemos que la venta de terrenos públicos se debe llevar adelante solamente si esto trae un beneficio para nuestros vecinos, en este caso la norma que vamos a aprobar permite que se construyan torres de hasta 30 pisos y eso no va a mejorar la vida de los vecinos de La Boca”.

“Los vecinos trabajaron para pensar una alternativa a esta medida que está impulsando el Ejecutivo porteño y se ha desoído sus necesidades”, manifestó y aseguró que “si no se piensa en algún mecanismo para que esos 20 millones de dólares se destinen obligatoriamente a esa comuna, no vamos a acompañar esta normativa”.

A su turno la diputada del FIT Laura Marrone advirtió que “esto es una nueva cesión de tierras públicas para desarrollo de negocios inmobiliarios y esto no beneficiará a los vecinos, beneficiará a quienes invierten en especulaciones inmobiliarias” y denunció que “esta Legislatura ya entregó más de 300 hectáreas para estos fines”.

“Hay un problema ambiental, uno de esos terrenos está contaminado por una explosión de hidrocarburos hace muy poco tiempo; nuestra ley dice que ningún terreno puede ser rezonificado si ocurre un hecho de estas características, a no ser que cuente con un certificado que asegure que no hay peligro”, remarcó y acompañó la propuesta de los vecinos de La Boca.

Asimismo el legislador de PSA Adrián Camps subrayó que “estos son proyectos reiterativos en esta Legislatura, ya nos ha pasado en el caso de Catalinas Norte y el Playón Chacarita” y aseveró que “se pretende vender tierras del Estado Nacional sin haber pasado por el Congreso y eso es ilegal, quieren venderlas por decreto presidencial a través de la Agencia de Bienes del Estado”.

“Debemos defender los intereses de nuestra Ciudad y no los de la Nación, en este caso los intereses de nuestro distrito están representados en el proyecto que presentaron los vecinos y esa va a ser la propuesta que vamos a considerar”, sentenció.

Por su parte, el diputado de la CC ARI Maximiliano Ferraro aseguró que “cuando pensamos nuestra ciudad tenemos que intentar tener las mejores leyes posibles, nuestra responsabilidad tiene que estar puesta en hacer una alianza sana y responsable entre el sector público, la sociedad y el sector privado” y destacó que “queremos seguir dándole a la ciudad todo ese potencial que sigue latente, no tenemos espacio para crecer si no es a la vera del Riachuelo”.

“Hay un claro beneficio para la Ciudad, es una buena solución propuesta por el Gobierno Nacional para poder financiar obras que si benefician a nuestro distrito”, completó.