BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 19 de noviembre de 2017
COYUNTURA
Premios y castigos para las provincias
La Casa Rosada está diseñando la estrategia para poner en discusión con las provincias la relación fiscal y el Fondo del Conurbano. Sería después de las elecciones de octubre.
13 de septiembre de 2017
El Gobierno busca acelerar la discusión fiscal con las provincias ni bien pasen las elecciones de octubre, ya que considera crucial que la provincia de Buenos Aires tenga una normalización del Fondo del Conurbano, y para frenar la embestida de las otros estados del país se está diseñando una estrategia que premie la gestión y los resultados fiscales de las administraciones provinciales.

Funcionarios de Hacienda aseguraron que hacia fin de octubre se concretará la primera reunión trascendente entre los ministros de Hacienda y de Economía de todo el país para ir avanzando en la relación fiscal que se piensa implementar a partir de 2018.

Un aspecto central que estuvieron analizando en los últimos días en el Palacio de Hacienda pasa como “convencer” al resto de las provincias con respecto al tratamiento que se le quiere brindar a Buenos Aires.

En principio, en el Ejecutivo considera absolutamente justo el reclamo de la administración de María Eugenia Vidal con respecto al Fondo del Conurbano, pero a la vez, admiten que se le debería conceder a las provincias “un aliciente” que permita compensar lo que podría ser una importante inyección de recursos para Buenos Aires.

Por ahora, se ha evaluado que la posibilidad de un acuerdo pasaría por una compensación entre las ATN (Asignaciones del Tesoro Nacional) y logros de gestión.

“Creemos que lo más lógico y equitativo es que haya un esquema de mayor asignación a las provincias en función de los resultados fiscales que vayan obteniendo. El Estado nacional está haciendo un esfuerzo fiscal importante y el próximo año será más ambicioso, entonces, las provincias deben también acompañar esta iniciativa”, puntualizó uno de los funcionarios del Ministerio de Hacienda.

En el equipo económico se detienen en este punto en particular y de cara a las conversaciones entre Nación y provincias que se van a encarar ni bien pasen las elecciones de octubre. Consideran que el Acuerdo de Responsabilidad Fiscal suscripto hace tres semanas no puede ser una mera declaración de objetivos, sino que deben ser cumplidos.

En ese acuerdo, la Nación y las provincias se comprometieron a mantener estable el gasto corriente y promover un descenso en los niveles de déficit que presentan los diversos distritos.

“Está claro que debe existir un sistema de premios y castigos, porque si no, la situación fiscal no hay manera de corregirla”, aseguran en el gabinete económico.

El nudo de estas discusiones que se iniciarán en poco más de un mes será motivo de una reformulación del controvertido sistema de Coparticipación Federal de Impuestos y de un objetivo esencial que tiene el Gobierno que es la reforma tributaria.

Por lo pronto, los gobernadores de la oposición se reunieron en la última semana y el mensaje fue muy claro al asegurar, al unísono, que no están dispuestos a resignar recursos a favor de la provincia de Buenos Aires.

De allí es que la discusión abarcará un amplio abanico de estos temas como la Coparticipación, las ATN y la reforma impositiva.

“Es muy factible que todo esto pueda irse resolviendo en forma gradual, es decir, la reforma tributaria, la Coparticipación y un nuevo esquema de ATN”, concluyó la misma fuente de Hacienda.