BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 21 de octubre de 2017
OPINIÓN
Un 23 de Setiembre y la Unidad Nacional
Por Hugo Bruera. El autor evoca el triunfo de Juan Domingo Perón para su tercera presidencia, y rescata que por un breve lapso fue la prenda de unidad que el General pretendía ser.
20 de septiembre de 2017
Un 23 de Setiembre con sólo 19 años, caminaba por el centro de Bogotá, adonde me había llevado un campeonato sudamericano de atletismo, cuando en uno de esos tableros digitales, (todo un adelanto para la época, en nuestro país no existían aún), aparecía progresivamente, la noticia del triunfo de Perón para su tercera presidencia. Su importancia internacional era compartida con el fallecimiento de Neruda en Santiago.

El General había vuelto no ya como jefe del peronismo, sino como líder de la unidad nacional con su prédica “para un argentino no hay nada mejor que otro argentino”. Era el único conductor que el pueblo reconocía con capacidad para devolverle la democracia. Había saltado todos los obstáculos montados por el dictador, que decía que no le daba el cuero, pero a su vez ponía plazos legales para impedir su postulación.

Elaboró prolijamente su retorno. Un año antes convocaba alrededor de veinte partidos políticos cuya concurrencia incluyó al comunista. También estuvieron la CGT, CGE y los curas que representaba el padre Mujica. Su relación con Balbín, superó el ámbito político y se transformó en personal. Tuve durante mis funciones en esta casa, el privilegio de conversar sobre el tema con varios legisladores, partícipes de ese momento histórico.

Sabía que venía a encarar graves problemas. Cómo determinista, se sintió un actor necesario para cambios importantes e impostergables. Lo esperaban las pesadas cúpulas castrenses y el partido militar, la puja sindical, las duras internas peronistas, el costo de vida, la virulencia de las estructuras revolucionarias armadas.

Pero la organización había vencido al tiempo. Se había pasado de la resistencia por la democracia al gobierno ampliamente legitimado. Se llevó la maravillosa música que había querido volver a escuchar y cuando un viejo adversario lo despidió como amigo, fueron signos de madurez, por los que la política argentina había luchado tanto, en momentos en que el país comenzaba a padecer una enorme incertidumbre. Recordando esta fecha, rescatamos que por un breve lapso en la Argentina, alguien fue prenda de la unidad nacional, tan necesaria hoy.



Bruera es General (R) y exenlace del Ejército en el HCN