BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 21 de octubre de 2017
COYUNTURA
Congreso de Seguridad y Salud Ocupacional
Funcionarios, empresarios, aseguradores y expertos participaron del evento, donde hablaron sobre la litigiosidad que enfrenta la actividad y la implementación de nuevas metodologías de trabajo seguro.
28 de septiembre de 2017
Organizado por la Unión de Aseguradores de Riesgos del Trabajo (UART), se llevó a cabo el 7mo. Congreso de Seguridad y Salud Ocupacional. Se puso sobre el tapete los desafíos que enfrenta la actividad y que impactan en la productividad argentina, como disminuir drásticamente el peso de la excesiva judicialidad por accidentes de trabajo y en simultáneo continuar con la implementación de cada vez mejores metodologías de trabajo seguro. Todos los oradores y panelistas, funcionarios, aseguradores, empresarios y más de 500 prevencionistas entre los asistentes coincidieron totalmente en ambas exigencias.

La presidenta de UART, Mara Bettiol, fue enfática en resaltar que “el crecimiento desmedido de la judicialidad se mostró impermeable a todo tipo de mejoras en términos de baja de siniestralidad, aumento de prestaciones y de servicios”. Destacó así que la distorsión llegó a niveles tales que su resolución a través de la Nueva Ley, sancionada en febrero, consiguió el difícil acuerdo de oficialismo, oposición, empresarios y sindicatos. Su reciente implementación, sostiene, comienza mostrar los primeros resultados positivos cuanti y cualitativos.

“En CABA, donde tuvo aplicación inmediata, el número de notificación de nuevas demandas se redujo 24% entre agosto 2017 contra el mismo mes de 2016. A nivel país, el incremento en estos 8 meses fue de 15% evidenciando una tendencia a la baja”. Asimismo, destacó que también en la Justicia comienza a verificarse un cambio de criterio acompañando a las definiciones que incluye la Ley en términos de cálculos, baremos y cobertura. Bettiol concluyó con percepción de que estos indicios marcan que el futuro del sector será mejor que el pasado reciente.

Guillermo Arancibia, Gerente General de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, (SRT) expresó la posición oficial sobre el tema. “La litigiosidad evita la creación de nuevos puestos de trabajo”. Y confirmó, al igual que Bettiol, que el nuevo sistema comienza a mostrar resultados positivos. “De los mil casos que pasaron ya por la Comisiones Médicas de CABA, 85% llegó a acuerdos, y fueron homologados. Ya empieza a verse lo mismo en Córdoba, todavía la única provincia adherida”.

Agregó que sería importante la pronta adhesión de todas las demás provincias y en especial de Buenos Aires, jurisdicción en la que ya funcionan siete comisiones médicas en diferentes localidades y muchas más en proceso de habilitación y en donde se están concentrando muchas demandas en los últimos meses. “El plan es que un trabajador no deba viajar más de 50 Km para acceder a una de ellas”. Resaltó el consenso generalizado sobre la necesidad de disminuir la litigiosidad y aumentar la prevención. Llamó a que todos los sectores sigan trabajando conjuntamente a la resolución de estos temas “porque es la manera de conseguir resultados”.

Seguidamente tuvo lugar una mesa sobre la nueva Ley de Prevención, que próximamente llegará al Congreso. Un panel integrado por Pedro Taddei, Jefe de Gabinete de asesores de la SRT, Julio Cordero por la UIA y la Marta Pujadas en representación de la UOCRA, acercó visiones y posiciones sobre el tema, con la coincidencia total en que la prevención es la base del sistema y en que el Consejo Consultivo Permanente es un órgano eficiente para el tratamiento de la nueva ley.