BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 17 de octubre de 2017
NOTICIAS
Los candidatos porteños se batieron a duelo en un debate que selló la polarización
Carrió, Filmus, Lousteau, Tombolini y Ramal se enfrentaron este miércoles en los estudios del canal Todo Noticias. El evento reforzó la postal de las PASO y dejó un sabor agridulce para los contrincantes, que cruzaron reproches y pases de factura por igual. Zamora, ausente.
11 de octubre de 2017
Por Carolina Ramos

En un duelo verbal que le puso un sello a la polarización de las PASO, cinco de los seis candidatos a diputados nacionales por la Ciudad de Buenos Aires se trenzaron este miércoles con miras a la elección del próximo domingo 22. Elisa Carrió (Vamos Juntos), Daniel Filmus (Unidad Porteña), Martín Lousteau (Evolución), Matías Tombolini (1País) y Marcelo Ramal (Frente de Izquierda) protagonizaron el primer y único debate televisado, bajo un formato novedoso que dejó para todos un sabor agridulce.

Los postulantes cruzaron reproches y soltaron algunas de sus propuestas en materia de economía, seguridad y educación. El escenario fue, una vez más, el programa “A Dos Voces”, que se emite por la señal Todo Noticias con la conducción de Marcelo Bonelli y Edgardo Alfano. Pero, a diferencia de ediciones anteriores, hubo lugar para repreguntas, que hicieron transitar al debate por momentos de tensión.

Con aire triunfante, Carrió hizo gala de su arrollador triunfo en las primarias y, sin libreto alguno, desplegó su clásico estilo histriónico, tanto ante las cámaras como fuera de ellas. Filmus, su rival más directo, le saltó a la yugular en la primera oportunidad que tuvo y recordó, con una placa, lo que la líder de la Coalición Cívica pensaba del actual presidente en 2009: “Está claro que Mauricio Macri tiene una incompetencia feroz. Alguien le tiene que decir: ‘You are stupid’”. Carrió se defendió: “Él quiere cambiar (el país) y yo lo voy a ayudar a que cambie”.



La diputada enumeró algunos de los “logros” del Gobierno, como la ampliación de la cobertura de la Asignación Universal por Hijo -preció que “más de 300 mil hijos de monotributistas cobran el ingreso-, la creación de la Pensión Universal para el Adulto Mayor y la actualización de las jubilaciones para “un millón de personas”. “Salimos del cepo sin costos, bajamos la inflación a la mitad... ¿qué más quieren? ¡Se robaron un país!”, le espetó a Filmus.

El postulante de Unidad Porteña salió airoso de la mayoría de las críticas y por momentos hasta se despegó de su gobierno. Por caso, ante una pregunta de Lousteau sobre “cuán grave fue la corrupción en el kirchnerismo”, Filmus gambeteó la respuesta y en cambio recordó cómo él mismo renunció a la Comisión de Acuerdos del Senado cuando se trataba, en 2013, el pliego de ascenso del cuestionado César Milani como jefe del Ejército.



Lousteau, relegado en las PASO a un lejano tercer lugar, fue blanco de varios dardos por sus vaivenes políticos. “¿Cuál es la coherencia política de tus pensamientos? Te estás presentando para ejercer un cargo que no finalizaste, ¿vas a renunciar en 2019 para ser candidato a jefe de Gobierno?”, le preguntó Tombolini. Pero la más ácida fue, una vez más, Carrió. “Sigo sin conocerte. Te tengo aprecio, pero no se dónde estás. No sos confiable”, le enrostró la cívica luego de que ambos compartieran la lista de diputados por la Ciudad del extinto frente UNEN, en 2013.



Ubicado en el otro extremo del estudio, Tombolini centró sus intervenciones en los dos ejes de campaña de 1País: la economía y la seguridad. Planteado frente a las cámaras con un discurso “coucheado”, el massista habló de la necesidad de “aumentar el poder de compra de los salarios” y de “mejorar la calidad de la Policía”. Casi al final del debate, se permitió acorralar a Ramal por el voto en contra de la izquierda al “desafuero” (sic) del diputado Julio De Vido, complicado en numerosas causas de corrupción.



Ramal buscó en todo momento emparentar al Pro con el kirchnerismo y el massismo. “La coalición del ajuste”, según su latiguillo. El candidato del Partido Obrero le endilgó a Filmus: “Ustedes fueron los responsables de haberle votado al Pro al menos 14 leyes de venta de tierras públicas”. Y criticó al Frente Renovador por haber acompañado el Presupuesto por el cual, según la frase del propio Tombolini, “la plata no alcanza”.



El postulante del FIT también puso en aprietos a Carrió al preguntarle por el caso de Santiago Maldonado y la responsabilidad de la Patricia Bullrich. De todos modos, la candidata de Vamos Juntos aclaró que defendió a la ministra de Seguridad “por su lucha contra el narcotráfico” y arremetió contra la izquierda: “Ustedes hacen muchas marchas, pero ninguna denuncia de corrupción. Nunca pusieron el cuerpo por nada. Siempre votan en contra de todo”, lanzó, y remató: “Yo los respeto, pero no sirven para nada”.

La cofundadora de Cambiemos dijo estar “segura” de que “el Gobierno no tiene nada que ver” en la desaparición del joven en Chubut, y despertó murmullos de sorpresa en el estudio televisivo al sugerir que “hay un 20% de posibilidades de que este chico esté en Chile con la RAM”. “Hay algunos que quieren muertos. Nosotros queremos vida”, sentenció.

En el debate hubo una ausencia, la del candidato Luis Zamora (Autodeterminación y Libertad), quien se negó a asistir por “una operación calumniosa de Bonelli de la que nunca se retractó”. Como es habitual, las gradas se llenaron de dirigentes y candidatos que oficiaron de “hinchadas” para los protagonistas del debate.

La figura estelar en los estudios de TN fue el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, acompañado por su vice, Diego Santilli. También fueron a respaldar a Carrió la parlamentaria del Mercosur Mariana Zuvic, y las candidatas de Cambiemos Paula Oliveto y Carmen Polledo, entre otros.

Los postulantes de Unidad Ciudadana Mariano Recalde, Victoria Montenegro y Carlos Heller se acercaron a apoyar a Filmus, mientras que Carla Carrizo, Emiliano Yacobitti y Débora Pérez Volpin respaldaron a Lousteau. Ramal llevó a Myriam Bregman, Néstor Pitrola y Gabriel Solano, y Tombolini, a Victoria Donda, Mirta Tundis y Marco Lavagna.