BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 17 de noviembre de 2017
LEGISLATURA PORTEÑA
Forchieri celebró las obras para integrar el norte y sur de la Ciudad
El legislador del Pro y presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano se refirió a la sanción de la ley que establece la construcción del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat en el predio del Elefante Blanco y aseguró que “es un paso más para que la Ciudad sea una sola”.
10 de noviembre de 2017
El diputado del Pro y presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano, Agustín Forchieri, se refirió así a la sanción de la ley que establece la construcción del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat en el predio que hoy ocupa el "Elefante Blanco" y celebró las obras para integrar el norte y el sur de la Ciudad.

En este sentido aseguró que “este proyecto significa un paso importante en la integración urbana y nos marca una hoja de ruta para seguir avanzando hacia el objetivo de lograr que la Ciudad de Buenos Aires sea una sola”.

La norma fue sancionada este jueves en segunda lectura, luego de pasar por una audiencia pública tras su aprobación inicial. Se trata de una iniciativa de la Jefatura de Gobierno, con despacho de la Comisión de Planeamiento Urbano, que también autoriza la apertura de una calle y dispone las nuevas zonificaciones catastrales correspondientes.

El predio -emplazado sobre la avenida Piedrabuena, casi en la intersección con Eva Perón- es una superficie de más de dos hectáreas e inicialmente estuvo destinado al Instituto de la Tuberculosis, proyectado en 1923, comenzado en 1938 y paralizado a los pocos años. Luego, en los dos primeros gobiernos peronistas (1946-1955) se planificó usar esa estructura edilicia para hacer el más grande hospital de niños, pero la obra también quedó trunca luego del golpe de Estado del 55. Con el paso del tiempo, la construcción fue ocupada por personas y familias indigentes y pasó a ser un asentamiento precario, con altos riesgos por la contaminación del lugar, el deterioro de los materiales, el hacinamiento y otras condiciones indignas de habitabilidad.

La nueva ley establece que el terreno será destinado hasta un 40 por ciento a edificación y el 60 por ciento restante será espacio libre de construcciones. De aquel 40 por ciento edificable, la mitad podrá alcanzar una altura máxima de 22 metros para el futuro ministerio y la superficie restante podrá alcanzar una altura máxima de siete metros, para “equipamiento comunitario”.

La sede del nuevo ministerio tendrá planta baja y tres pisos, asentados sobre una base de terreno de 4.360 metros cuadrados y donde se prevé desarrollar 18.000 metros cuadrados de construcción y terrazas verdes que albergará a mil personas. De lo no edificable, la cuarta parte se destinará a estacionamiento y el resto a espacio público cultural o recreativo y parquización, con al menos un tercio de “superficie verde absorbente”.

También se abrirá una vía pública, con características de calle de convivencia, entre la calle Hubac y la calle sin nombre oficial en el deslinde de parcelas 1 y 2. Además, habrá una calle interna de comunicación y acceso a estacionamiento.

Con mejoras edilicias, se mantendrán la comisaría, el CeSac y el vacunatorio ya existentes (centros de atención primaria de la salud), y se prevé también el funcionamiento de servicios públicos como bancos, correos, cuartel de bomberos oficinas de organismos o empresas prestatarias de servicios, jardín maternal, escuela primaria y escuela especial, centros culturales, deportivos y recreativos.

Tras la Audiencia Pública, y en respuesta a los reclamos de los habitantes del lugar y organizaciones barriales, se agregó un nuevo artículo a la ley, cuyo texto dispone que “el proceso de obras y mejoras que se realicen en el barrio deberá exponerse y trabajarse en mesas participativas de las que formarán parte el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat o el organismo que lleve a cabo dichas obras de urbanización”.