BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 17 de noviembre de 2017
LEGISLATURA BONAERENSE
Confirman el procesamiento de Ottavis por una cuestión familiar
El diputado bonaerense interrumpió el proceso de revinculación terapéutica de su hijo con la madre dispuesto por una jueza del fuero civil.
10 de noviembre de 2017
La Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional ratificó el procesamiento del diputado bonaerense José María Ottavis por “obstruir el contacto de su excónyuge con el hijo que tuvieron durante el matrimonio”, confirmaron fuentes judiciales.

El tribunal recordó que el 9 de abril de 2008 se dispuso el divorcio vincular entre Ottavis y Elías, ocasión en la que se homologó un acuerdo vinculado con la tenencia, régimen de visitas y alimentos del menor, quedando la guarda del niño, entonces de 5 años, a favor del padre.

El 10 de febrero de 2012 se dispuso realizar la revinculación terapéutica del menor con su madre y cinco días después se designó a la Fundación “Escrabel” para llevar ese proceso, pero en octubre de ese mismo año una juez del fuero civil decretó la prohibición de acercamiento de Elías, hasta que en abril de 2015 se reinició el tratamiento de parentalidad.

Según un informe agregado al expediente, el proceso “se interrumpió”, porque Ottavis dejó de llevar a su hijo argumentando que el niño “no quería ir” y, aunque habría prometido que lo haría luego de las vacaciones de invierno de 2015 “no compareció” a ninguna de las tres reuniones fijadas con tal finalidad.

“Momentos antes de las entrevistas llamaba su secretario y avisaba que Ottavis tenía que viajar, o estaba en cuestiones de campaña por lo que en definitiva (las reuniones) no se realizaron”, informó una psicóloga de la Fundación.

La especialista agregó que como consecuencia de los sucesivos incumplimientos de Ottavis y el tiempo transcurrido, se debían realizar nuevos estudios y diagnósticos, circunstancia que implicaba una mayor demora para disponer de eventuales sesiones de revinculación.

Ottavis “no sólo no concurrió a la institución, sino que ni siquiera respondía llamados ni correos electrónicos vinculados al proceso que el instituto estaba llevando a cabo por decisión judicial”, mientras que la madre “nunca faltó ni llegó tarde a las sesiones de coparentalidad”, evaluó el tribunal.

Para los camaristas Rodolfo Pociello Argerich y Ricardo Pinto “lo relatado permite evidenciar entonces los actos de obstrucción que Ottavis Arias llevó a cabo de manera reiterada para neutralizar cualquier intento de avanzar en el proceso de revinculación con la madre”.

Los camaristas afirmaron que “la prohibición de acercamiento dispuesta en 2012 a la que hace referencia la defensa, de ninguna manera justifica las conductas llevadas a cabo por Ottavis Arias”porque “precisamente, en el marco del expediente civil se había dispuesto el reinicio del proceso de revinculación que requería de la intervención de los involucrados”.

Pociello Argerich y Pinto concluyeron que “las reiteradas incomparecencias e incumplimientos” por parte de Ottavis “han sido los motivos por los cuales se ha visto limitada la posibilidad de un eventual restablecimiento del vínculo entre madre e hijo”.