BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 21 de noviembre de 2017
NOTICIAS
Amor enfatizó la necesidad de modificar la Ley de la Defensoría del Pueblo porque “es vieja”
El candidato del senador Rodolfo Urtubey repasó su gestión en la Ciudad y consideró que el organismo tiene “falta de actualización en distintos aspectos”.
14 de noviembre de 2017
El Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Alejandro Amor, enfatizó este martes en modificar la Ley 24.284 porque “es vieja” y en la actualidad “vivimos una historia distinta”.

Amor, propuesto por el senador Rodolfo Urtubey, mencionó que “la degradación” que presenta la Defensoría de la Nación es “la falta de actualización en distintos aspectos”, entre ellos calificó como “uno de los más evidentes” a la “forma de elección” del defensor.

En su exposición en la audiencia pública de este martes, el ombudsman porteño repasó su gestión en la Ciudad y la participación del organismo que conduce en el freno a los tarifazos, los procesos electorales de 2015 y 2017, los conflictos en las tomas de colegios, entre otros.

“Como Defensoría tenemos la responsabilidad de hacernos cargo de los derechos vulnerados o potencialmente vulnerados de cualquier persona”, dijo y agregó que desde ese órgano se propusieron más de 100 proyectos de ley para la Legislatura local.

El exdiputado porteño planteó la necesidad de modificar la Ley de Defensoría del Pueblo, “ratificando la más amplia legitimación procesal frente a cuestiones individuales, colectivas o difusas”. Propuso que el organismo pueda tener “iniciativa legislativa”, que sea “autoridad de aplicación de la Ley de Datos Personales” y “órgano de fiscalización electoral”.

Además, sostuvo que deben definirse plazos más “amplios y suficientes para la evaluación del candidato” que ocupará el cargo, con una “presentación de un CV, que debe ser exhibido durante 90 días” y “la declaración jurada de nosotros y nuestros familiares directos e indirectos para que se conozca lo que tenemos y lo que no tenemos”.

“Las características de nuestra sociedad nos obligan a un gobierno abierto, a instituciones transparentes y a procedimientos claros, conocidos y que permitan la participación ciudadana”, añadió en este sentido.

El candidato consideró también que hoy por hoy la Defensoría del Pueblo de la Nación es “una institución débil, a pesar de todos los esfuerzos de quienes se desempeñan en la Casa”.

“Sé que muchas veces la presencia de la Defensoría del Pueblo molesta al poder político y no debe ser así, porque tiene que quedar claro la Defensoría del Pueblo no somos ni un Ministerio de ningún Poder Ejecutivo ni la cabeza de la oposición para confrontar con un gobierno, somos un órgano de la Constitución que defiende derechos y garantías constitucionales”, culminó.