BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 13 de diciembre de 2017
OPINIÓN
Día Internacional de la Abolición de la Esclavitud
Por José Narosky. El destaco escritor bonaerense reflexiona sobre la importancia de este fecha, y las modernas modalidades de esclavitud que aún flagelan sociedades alrededor del mundo.
24 de noviembre de 2017
“Quien destruye al vencido, no mereció el triunfo”

El día 2 de diciembre de cada año se recuerda el “Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud”.

Al mencionar la palabra esclavitud, suelen venir a nuestras mentes, los africanos, traídos a estas tierras a la fuerza, todos de tez oscura y honda tristeza en los ojos.

Sujetos a la ley del más fuerte, que es la negación de la ley, eran comprados por mercaderes blancos y luego vendidos a otros hombres blancos, en otras tierras siempre lejanas.

Pero se consideran también esclavos, a los niños, sometidos a trabajos inadecuados para su edad.

Actualmente, entre las minorías indígenas de Nepal, país asiático al borde del Himalaya, el trabajo infantil es muy común.

También en muchos países de Asia y África, las mujeres son prostituidas obligatoriamente. Es sin duda, otra forma de esclavitud.

El 2 de diciembre de 1949 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó esa humana ley a la que aludí al principio de esta nota.

Todavía hoy, muchos inmigrantes están sujetos a un tipo severo de esclavitud. Se explota su vulnerabilidad.

La Asamblea de las Naciones Unidas decidió, como complemento, de la ley ya existente, que se celebre anualmente a partir del 25 de marzo de 2008, el Día Internacional del Recuerdo de las Víctimas de la Esclavitud y de la Trata Transatlántica de Esclavos.

La O.N.U. calcula que actualmente más de veinte millones de personas son víctimas de alguna forma de esclavitud.

Casi un 20% de esa cifra se da en México, en algunos países centroamericanos y en menor medida, en Sudamérica.

Francia, el Reino Unido, la República Checa, Noruega, Estonia, en Europa, Nigeria y Mali en África y Chile en Latinoamérica firmaron hace algunos años un protocolo para erradicar totalmente la esclavitud desde el año 2018.

¿Porque se da esta aberración de despreciar al diferente, solamente por diferente?

Porque los racistas se autodesignan fiscales y jueces. Y como sólo aman el odio, solamente condenan.

Son ciegos que ignoran su ceguera. Creen que el discriminado, es sólo un objeto.

Es que hombre civilizado, no significa hombre mejor.

Un periodista francés le preguntaba al famoso escritor norteamericano James Baldwin, de tez oscura:

- “¿Por qué un escritor como usted, que toca en casi toda su obra el dolor de sus hermanos norteamericanos negros, y que dice querer tanto a su patria, los EE.UU., vive en Francia?”.

- “Fui muy amigo del dirigente negro Martín Luther King.

Yo estaba con él, el día que un balazo homicida terminó con su existencia. Entendí que lo mataron por su valor, y por su entrega.

Como Luther King era mi hermano y EE.UU. mi casa, pensé que, si en mi hogar asesinan a mi hermano, ya no es mi hogar.

Y me radiqué en París, que hasta me otorgó la Legión de Honor”.

Y un aforismo para este luchador contra la injusticia.

“Quien necesita agredir, necesita curarse”.