BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 13 de diciembre de 2017
COYUNTURA
Año positivo para Monsanto y el sector agropecuario
Lo aseveró el presidente de la compañía, Juan Farinati, quien destacó además que las políticas implementadas por el Gobierno nacional impulsaron el crecimiento del área de maíz a niveles históricos.
28 de noviembre de 2017
En el tradicional despedida de fin de año con los periodistas, el titular de Monsanto Argentina, Juan Farinati, señaló que “las políticas impulsadas por el Gobierno nacional permitieron no sólo recuperar el área de maíz, sino que generaron las condiciones adecuadas para que se logre la mejor campaña en décadas” y agregó que “más allá de los beneficios económicos, el aumento del área de maíz también repercute positivamente en la sustentabilidad productiva de la Argentina”.

El ejecutivo destacó las medidas que se tomaron desde Monsanto para acompañar las políticas del Gobierno.” Se realizó una inversión de 3.600 millones de pesos para triplicar la producción de semillas de maíz y acondicionar la Planta de Rojas, Provincia de Buenos Aires. Además, se está construyendo un nuevo laboratorio de alta tecnología en la Planta, con una inversión de 120 millones de pesos. Se otorgó financiamiento directo a productores por un monto superior a los 7.500 millones de pesos al año”, aseveró.

Luego Farinati puntualizó la implementación de un seguro de resiembra por más de 100 millones de pesos, para los productores de maíz que “fueron afectados por las inundaciones y/o granizo de la campaña pasada; el mismo se encuentra vigente para la presente campaña. Por último, aseveró que “con una inversión de 115 millones de pesos se lanzó Prescripciones I, programa 100% digital desarrollado para mejorar los rindes del maíz, y para abril de 2018 se prevé el lanzamiento de Prescripciones II, que incluirá recomendaciones de fertilización”.

Por otro lado, Rodrigo Santos, líder del Negocio de Monsanto en Sudamérica, habló sobre el futuro de agricultura en el país: “Estamos frente a una nueva revolución tecnológica, la digital, basada en la Ciencia de Datos. La Argentina tiene la oportunidad de liderar esta revolución, y lo está haciendo.”

En este sentido, destacó que la Agricultura digital tiene la capacidad de maximizar todas las transformaciones tecnológicas que ocurrieron en las últimas cuatro décadas, como la aplicación de fertilizantes, la rotación de cultivos, la introducción de la biotecnología y la siembra directa. “Hoy en la Argentina se siembran unas 33 millones de hectáreas, y se producen más de 120 millones de toneladas. En estas cuatro décadas, la producción casi se triplicó”, enfatizó Santos.

Con una proyección a futuro, Santos especificó que América es la única región del mundo en la que la productividad aumenta, y la producción supera la demanda local de alimentos. “Como región, tenemos el desafío de producir los cultivos que van a alimentar al mundo. Por esta razón, la utilización responsable de las tecnologías ya disponibles y la aplicación de nuevas, como la Ciencia de Datos, es tan importante”.