BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 13 de diciembre de 2017
NOTICIAS
Joanna Picetti no podrá jurar como diputada y tampoco su reemplazante
En un fallo que data del 31 de octubre, la jueza Servini de Cubría había ratificado la exclusión de la legisladora electa por Vamos Juntos. Días después, se dejó en suspenso la entrega de diploma del candidato que le seguía en la lista.
5 de diciembre de 2017
Joanna Picetti, la diputada electa acusada de maltrato familiar, no podrá jurar este miércoles y su caso promete seguir siendo fuente de controversias. Mientras la resolución del tema sigue en manos de la Justicia, fuentes de la Prosecretaría Parlamentaria confirmaron a parlamentario.com que no sólo no podrá incorporarse a la cámara: tampoco podrá hacerlo su reemplazante, Jorge Enríquez, quien no tiene validado su diploma.

En un fallo que data del 31 de octubre, la jueza electoral María Romilda Servini de Cubría ratificó la exclusión de la diputada electa por la lista de Vamos Juntos, que lideró Elisa Carrió. En esa misma resolución, la magistrada determinó que la banca en cuestión debía ser ocupada por Enríquez, quien ocupaba el noveno lugar en la nómina, por la que ingresaron ocho legisladores.

Sin embargo, la Junta Electoral Nacional de la Capital Federal resolvió, en un fallo del pasado 9 de noviembre, “suspender la entrega del diploma al candidato Jorge Ricardo Enríquez”, según reza el texto al que accedió este medio.

En consecuencia, hasta que la Justicia no tome una determinación sobre el caso, el interbloque Cambiemos tendrá un diputado menos: 106 en lugar de 107, como estaba previsto en los cálculos.

En el fallo donde ratificó la exclusión de Picetti, Servini analizó la presentación realizada por Patricia Holzman, número 11 en la lista oficialista, quien reclamaba que la banca obtenida por Picetti fuera para ella, invocando el cumplimiento del cupo femenino.

Servini había resuelto excluir a Picetti tres días antes de las elecciones legislativas, luego de la presentación realizada por varios dirigentes, incluida Carrió, debido a una supuesta “inhabilidad moral” de la entonces candidata, acusada por su exmarido de maltrato contra los tres hijos que tienen en común.