BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 13 de diciembre de 2017
LEGISLATURA PORTEÑA
Crearon un nuevo sistema de autoprotección ante catástrofes
La Legislatura sancionó por unanimidad una Ley mediante la cual crearon un nuevo un sistema de autoprotección, para prevenir y controlar los riesgos sobre las personas y sus bienes ante emergencias.
7 de diciembre de 2017
El Palacio Legislativo aprobó por unanimidad una iniciativa impulsada por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, mediante la cual buscará crear un sistema de autoprotección ante catástrofes. La misma consiste en un conjunto de acciones y medidas destinadas a prevenir y controlar los riesgos sobre las personas y los bienes, para proporcionar una respuesta adecuada a las posibles situaciones de emergencia.

De esta manera la medida alcanzará a edificios, establecimientos y/o predios, tanto del ámbito público como del ámbito privado, de oficinas, escuelas, hospitales, viviendas y en todos aquellos inmuebles con afluencia de público. También deberá aplicarse en eventos con concurrencia masiva de público.

La norma del Ejecutivo porteño busca establecer una alternativa a la Ley 1346 de “Plan de Evacuación y Simulacros en caso de incendio explosión o advertencia de explosión”, debido a que la misma “ha demostrado que varias de sus disposiciones no resultan acordes con las reales posibilidades, necesidades y servicios prestados en los edificios, establecimientos y/o predios”.

En este sentido, en los fundamentos de la medida se explica que “el proyecto de ley debe resultar plenamente aplicable desde el punto de vista fáctico y social para estos edificios, establecimientos y/o predios, resultando simplemente un reflejo de los mismos y de las características y necesidades de quienes se busca proteger, atento que en la actualidad la cantidad de roles que deben cumplirse resultan excesivos en algunos casos e insuficientes en otros”.

Es así que para la implementación de este sistema los inmuebles deberán contar con “la descripción de los medios técnicos de protección con que cuenta el edificio”, “identificación y descripción de los riesgos presentes en el mismo”, “designación de las personas y el puesto que tendrá asignado para poner en marcha el procedimiento ante una emergencia, y el/los responsables de coordinar las medidas de evacuación”, “la obligación de realizar al menos dos ejercicios de simulacro anuales, para representar la atención de una emergencia, desplegando personal y equipos en un espacio real”, entre otras cuestiones.

“Con esta medida se propicia mejorar la coordinación que debe existir entre los organismos públicos y empresas prestadoras de servicios públicos a efectos de intervenir en emergencias y catástrofes o desastre, reduciendo al mínimo los niveles de pérdida de vidas humanas y bienes materiales”, sentencia la misma.