BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 11 de diciembre de 2017
NOTICIAS
El Gobierno se despegó del pedido de prisión preventiva y desafuero
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, reiteró que el presidente desea “dejar trabajar a la justicia”, aseguró la vigencia del estado de derecho y sostuvo que “todos somos iguales ante la ley”.
7 de diciembre de 2017
“La gente conoce al presidente y sabe que no vino” a interferir en la Justicia, sino a “trabajar para solucionar problemas, ayudar a que crezca el país y fortalecer nuestro marco institucional”, afirmó este jueves el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña.

En declaraciones a medios de prensa realizadas en la Casa Rosada, Peña remarcó que el jefe de Estado “está abocado a gobernar y seguir adelante y a dejar trabajar a la justicia”.

Sostuvo que en el país “está garantizado el estado de derecho, las libertades y tenemos que acostumbrarnos a vivir en un contexto donde somos todos iguales ante la ley”.

“Que no haya impunidad para nadie ni sensación de injusticia para nadie, que podamos curar esa desconfianza, cuando se siente que la justicia llega para uno y no para todos”, añadió.

El funcionario advirtió que la causa por la cual el juez federal Claudio Bonadío procesó con prisión preventiva y pidió el desafuero de la senadora electa Cristina Fernández “es un tema que requiere una investigación muy bien hecha”.

Agregó que ese trámite judicial “requiere un debido proceso de defensa y que se pueda desarrollar en normalidad dentro del sistema institucional”.

“Todos somos iguales ante la ley, todos debemos dar explicaciones ante la Justicia y todos tenemos derecho a una defensa en un proceso judicial con garantías. Lo demás corresponde al ámbito judicial”, puntualizó.

Subrayó que la resolución -por la cual también fueron procesados otros exfuncionarios- “es decisión de un juez en base a sus fundamentos y sus consideraciones”. Del mismo modo, indicó que corresponde que la Justicia explique las detenciones ordenadas, aunque recordó que “algunos casos son causas que llevan años”.

En cuanto al pedido del magistrado para que el Senado le quite los fueros a Cristina Kirchner, Peña señaló que “las autoridades del interbloque Cambiemos dijeron que se iba desarrollar todo el trámite con la prudencia y la institucionalidad necesaria, pensado no en términos partidarios sino en términos institucionales”.

Peña dejó en claro que “no es facultad del presidente incluir el tratamiento” del pedido de desafuero en las sesiones extraordinarias del Congreso, que se deberá abocar a analizar los proyectos de reforma tributaria y laboral propuestos por el Gobierno.