BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 13 de diciembre de 2018
OPINIÓN
Oportunidades para el desarrollo regional
Por Julio Cobos. El senador habla de los desafíos y expectativas que plantean la conferencia que la OMC realiza por estos días en la Argentina.
12 de diciembre de 2017
Por estos días se realiza en nuestro país la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), algo muy importante para la inserción de la Argentina en el mundo, una verdadera vidriera global. Este no es un hecho aislado y comprende un eslabón más en la particular impronta que ha dado el presidente Mauricio Macri a su gestión en política exterior. Para ejemplificar sólo hace falta recordar la visita de mandatarios de las naciones más importantes del mundo y por supuesto la presidencia del G20 y el consecuente Foro que se realizará el año que viene en Argentina.

Corresponde analizar estos eventos en un marco regional porque el objetivo último debe ser el desarrollo armónico de la región y el aprovechamiento conjunto de las potencialidades que tenemos en América. Un punto a destacar en este sentido es el trabajo complejo que se viene realizando desde hace mucho tiempo para lograr el acuerdo MERCOSUR-Unión Europea.

De aquí que la reunión de la OMC en nuestro país -primera en un país sudamericano- debe redundar en beneficios para la región y de apertura al resto del mundo; máxime cuando la tendencia global parece ser el proteccionismo y el aislamiento. Argentina y sus países vecinos deben complementarse para ser más competitivos y atractivos para la inversión de capitales genuinos y el intercambio comercial global. En este sentido coincido con la visión de Susana Malcorra, encargada de organizar la conferencia, de la necesidad de ratificar la potestad y el mandato de la OMC; porque es un sistema que a pesar de tener falencias y demoras en el cumplimiento de sus objetivos, ayuda a las naciones a integrarse y promueve que los intercambios comerciales se realicen de la forma más fluida, previsible y libre posible.

Este es el primer paso a dar y tiene gran relevancia política pero no es el único. También es importante lograr avances en las negociaciones de la Ronda de Doha, para establecer nuevas reglas del comercio mundial. Para nuestro país en particular, son fundamentales los acuerdos que se logren en torno al capítulo agrícola, algo complejo que incluye la discusión sobre subsidios a la producción y reducción de aranceles. En este punto debemos ser realistas y conscientes de las dificultades existentes para alcanzar un amplio acuerdo.

Muchos son los desafíos y también las expectativas puestas en esta Conferencia histórica para Argentina. Esperemos que los resultados redunden en políticas y acuerdos que promuevan el desarrollo de nuestra región. Bienvenidos a la Argentina.