BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 19 de octubre de 2018
LEGISLATURA BONAERENSE
“Estamos dando pasos agigantados en términos institucionales”
Roberto Costa y Maximiliano Abad fueron elegidos como los legisladores provinciales más destacados. En diálogo con Parlamentario, resaltaron los puntos de encuentro y entendimiento con todos los bloques, que les permitió contar con proyectos clave.
12 de diciembre de 2017
Los principales ganadores de los Premios Parlamentario 2017, el senador Roberto Costa y el diputado Maximiliano Abad, ambos integrantes de los bloques de Cambiemos en ambas cámaras, se presentan aquí en la tradicional entrevista exclusiva en la que deslizan su compromiso y contribución al destino común que tienen con la titular del Poder Ejecutivo, María Eugenia Vidal, en su primera gestión bonaerense.

Además, los legisladores oficialistas detallan su visión del año que llega a su fin, con algunos temas pendientes que pueden ser considerados antes de que termine 2017.

El principal galardonado en la Cámara baja provincial, el diputado de Mar del Plata -aunque nacido en Ranchos- Maximiliano Abad es una figura fundacional de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, pues fue de los radicales que hicieron punta para avanzar en ese sentido, en cierta forma enfrentándose al oficialismo partidario de entonces.

Con una trayectoria importante dentro de lo que es la dirigencia universitaria argentina, considera que “quienes formamos parte nos sentimos identificados y comprometidos con el cambio en la provincia y el país, y eso se nota en el ritmo de trabajo, en los resultados obtenidos y en la energía con que abordamos cada tema, cada problemática, cada desafío”.

Mientras que el presidente del bloque de senadores de Cambiemos, Roberto Costa -recientemente ratificado en el cargo para el próximo período- es quien por cuarta vez alcanza la principal distinción en la Cámara alta provincial.

El fundador de la bancada macrista en el Senado bonaerense hoy se ha transformado en el operador político legislativo más influyente del oficialismo en palacio, y se destaca entre sus pares. “Desde el primer día de gestión, María Eugenia Vidal, fue clara: gobernamos para todos; y eso es algo que cada día nos repetimos, por eso buscamos consensos permanentemente en las cámaras”, aclara el senador oriundo de Escobar y recientemente reelecto por la primera sección electoral, aunque también tiene despliegue en el interior provincial, específicamente en el noroeste - cuarta sección-, de donde viene de ser candidato en 2013.



- ¿Cuál fue la sensación que experimentaron al enterarse de que fueron elegidos como los más laboriosos de 2017?

Roberto Costa: Lo primero que uno siente cuando se entera de reconocimientos como estos es una profunda alegría, porque quiere decir que todo el trabajo y el esfuerzo que hemos puesto a lo largo del año se notó. Lo segundo, es agradecimiento, a todos los legisladores, asesores y periodistas que cubren la tarea legislativa, por haber puesto en relevancia todo el esfuerzo que hacemos, y hablo en plural, porque sin dudas también es un reconocimiento a todo un equipo de trabajo. Y en tercer lugar, lo que uno siente es un gran compromiso. Sabemos que estamos por el camino correcto, pero como siempre decimos desde nuestro espacio, no tenemos que aflojar porque aún falta mucho por hacer.

Maximiliano Abad: De gran satisfacción, creo que lo más importante siempre es el aporte que cada uno de nosotros pueda hacer al equipo que hoy está llevando adelante un cambio en nuestra provincia. Sabemos que nada va a cambiar si no entendemos que se necesita el aporte de todos, trabajando, proyectando, diciendo la verdad, enfrentando las dificultades. No hay soluciones mágicas, hay bonaerenses que se arremangan y que aportan a una mejor provincia.

- ¿Por qué creen que llegó este premio?

MA: El premio en realidad debe ser para Cambiemos. Es una coalición que debutó gobernando una provincia de Buenos Aires que estaba económica, estructural y socialmente arrasada, y que de a poco se está consolidando con una identidad clara y una forma de entender la política y lo público. Quienes formamos parte nos sentimos identificados y comprometidos con el cambio en la provincia y el país, y eso se nota en el ritmo de trabajo, en los resultados obtenidos y en la energía con que abordamos cada tema, cada problemática, cada desafío.

RC: Sin dudas es un premio a la voluntad de diálogo y a la permanente escucha. Desde que llegamos al Gobierno hemos tenido el desafío junto a nuestra gobernadora de cambiar la provincia, que había permanecido postergada por las distintas gestiones. Ese cambio sólo es posible si somos capaces de generar canales de diálogo y escucha con todos los sectores. Buenos Aires nos necesita a todos.

- ¿Cuál es el balance personal que hacen de su producción legislativa?

RC: Estamos cerrando nuestro segundo año de gestión, si miro para atrás veo un montón de iniciativas que hemos aprobado y que son sumamente importantes para todos los vecinos de la Provincia. Pero nos vemos obligados a mirar para adelante, porque sabemos cuánto nos falta hacer y sabemos también que la gente no puede seguir esperando. Por eso, en realidad te tendría que decir que estamos en este momento definiendo la agenda legislativa que viene, el 2018 será, sin dudas, un año muy importante para los bonaerenses.

MA: Fue un año con mucho trabajo y esfuerzo en la Legislatura. Estamos dando pasos agigantados en términos institucionales, en el fortalecimiento del diálogo, en la modernización y transparencia de nuestro Estado provincial. Este año Cambiemos jamás tuvo mayorías automáticas y eso fue muy bueno, pero exigió un trabajo y diálogo permanente para alcanzar los consensos en leyes fundamentales para el funcionamiento.

- ¿Cuáles son sus ejes de trabajo legislativo?

MA: En líneas generales está orientado en tres ejes, el primero tiene que ver con todas aquellas herramientas normativas que ha necesitado y necesita el Poder Ejecutivo para seguir transformando nuestra provincia; el segundo eje con legislación específica para algunas problemáticas que hemos abordado como por ejemplo la violencia de género, derechos del usuario y el consumidor, destino de los bienes decomisados en causas penales entre otros; y por último, pero no menos importante, todo lo relativo a Mar del Plata y los distritos de la Quinta Sección Electoral.


RC: En realidad hay ejes que son claves como gestión y que por supuesto son fijados por nuestra gobernadora. Cuando decimos que somos un equipo, realmente es cierto. Fijamos prioridades y trabajamos en base a ello. Sin dudas hemos avanzado muchísimo en materia de seguridad, asistencia a las víctimas y obras.

- ¿Cómo evalúan el comportamiento del Poder Legislativo en este año que termina?

RC: Creo que hemos logrado puntos de encuentro y entendimiento con todos los bloques que nos llevó a poder contar con proyectos clave. En definitiva, todos queremos lo mejor para nuestros vecinos; puede haber diferentes miradas, o formas de abordar algún tema. Pero siempre y con diálogos todos los partidos que conforman el Senado bonaerense hemos logrado llegar a acuerdos que permitieron poder sancionar iniciativas importantes.

MA: Los años electorales siempre tienen una producción cuantitativa menor que los no electorales, esto en materia de números crudos: sesiones, leyes, proyectos tratados. De todos modos, creo que el análisis debe ser más profundo y complejo. Entiendo que la Legislatura bonaerense ha recuperado centralidad con el gobierno de Vidal, los acuerdos políticos transparentes han ganado espacio, el debate público de una Legislatura sensible a los temas socialmente apremiantes ha tomado impulso y eso habla de una clara mejora institucional en nuestra provincia.



- ¿Qué temas estiman que quedaron pendientes y cómo imaginan el devenir legislativo?

MA: Imagino una Legislatura que lentamente, salga de las urgencias para poder atender lo importante. La situación de caos en que recibimos la provincia, nos encerró en la resolución de temas apremiante; quiero y aspiro a construir colectivamente, una Legislatura que aborde políticas de Estado de mediano y largo plazo.

RC: Acompañaremos a María Eugenia Vidal en el reclamo por los fondos que le corresponden a nuestra provincia. Cuando recorremos Buenos Aires y vemos la falta de infraestructura que hay en obras que repercuten en el estado de las escuelas, hospitales y rutas; cuando vemos que hay muchos bonaerenses viviendo en la pobreza; que faltan viviendas, etcétera, es cuando nos damos cuenta de que ese reclamo no puede esperar. Estoy orgulloso de que sea nuestra gobernadora la abanderada de ese reclamo. Es un hecho histórico.

- ¿Cómo evalúan la relación entre el Poder Legislativo y el Ejecutivo?

RC: De diálogo permanente. Tanto la gobernadora como cada uno de los ministros que conforman el Gabinete están en permanente diálogo con nosotros. Tenemos una agenda de trabajo en común con prioridades establecidas por área y región.

MA: Muy buena. Hay predisposición, diálogo y un marco de acuerdos cada vez más aceitados. La gobernadora, su gabinete y Daniel Salvador desde el Senado, hacen que la relación institucional sea de respeto mutuo y colaboración.



- ¿Cómo ven la relación entre el Poder Legislativo y Ejecutivo en el futuro inmediato?

MA: La veo en el marco de continuidad de esta mejora paulatina de la institucionalidad bonaerense. La Legislatura no es una escribanía ni es una trinchera, es un ámbito de expresión de las preocupaciones de los intendentes, de los asuntos apremiantes de los bonaerenses y de los temas estructurales de la Provincia. En este marco, la relación cada día muestra mayor coordinación.

RC: Sin dudas seguirá siendo igual. Nosotros recorremos juntos la provincia y vamos relevando información, generamos esquemas de trabajo y buscando soluciones. Nos gusta estar cerca de nuestros vecinos y que sean ellos los que nos vayan marcando el rumbo.

- Como oficialistas ¿por dónde creen que pasarán los acuerdos necesarios?

RC: Desde el primer día de gestión, María Eugenia Vidal fue clara en eso: “Gobernamos para todos”, y es algo que cada día nos repetimos, por eso buscamos consensos permanentemente en las cámaras. Estos dos años se notó mucho ese intercambio y creo que hemos aprobado proyectos con el aporte de todos los sectores. Cuando uno tiene la mirada puesta en un objetivo tan claro, como el que tenemos nosotros que es poner de pie la provincia que la tapa del diario sea beneficiosa para un sector o para otro es poco relevante.

MA: Hay dos maneras de ver los acuerdos desde un oficialismo. Una, conseguir mayorías; no importa cómo, con quiénes ni a cambio de qué; para obtener leyes. La otra, conseguir que las leyes estén lo más cerca posible a la unanimidad, porque esta es la garantía de que la ley sancionada se convierte en política de Estado, en acuerdo sellado por diferentes espacios políticos. Creo que nuestro desafío es ese: que el año legislativo bonaerense se destaque por los acuerdos y no tanto por las diferencias.

- ¿Cómo imaginan la relación con los bloques de la oposición?

MA: En este marco, imagino una relación bajo tres valores: respeto, diálogo y acuerdo. No hay margen para procesos de cooptación por un lado o para desestabilización del otro, los bonaerenses nos exigen madurez y trabajo conjunto y en esa línea vamos a hacer los esfuerzos correspondientes.

RC: Creo que tendremos un 2018 con comisiones muy activas en el Senado provincial, porque queremos seguir avanzando hacia la provincia que nos merecemos. Tengo mucho optimismo y creo que, siempre de la mano del diálogo, seguiremos avanzando.



- ¿Cuáles podrían ser los temas legislativos que incluiría en la conformación de una agenda común para el próximo año?

RC: Estaremos trabajando por los que menos tienen, como lo venimos haciendo. Hoy las obras están llegando a todos los sectores, con Vidal se terminó eso de que las obras solo llegan a los municipios amigos, o que las intendencias sólo arreglan la plaza del centro. Si hay algo que nadie puede negar es que nosotros hacemos, y el año que viene la agenda común nos verá trabajando en ese esquema, es decir siempre tratando de hacer.

MA: Infraestructura es un tema de largo plazo con apremio en el presente que no puede estar ausente, y hablo de infraestructura en su amplio sentido, infraestructura social básica (cloacas, agua y pavimento), infraestructura productiva (rutas y puertos, por ejemplo), e infraestructura urbana y rural (puntualmente hídrica). La seguridad no estará ausente, es prioridad para nuestra gestión, y temas relativos a la educación, sin dudas ocuparán un lugar privilegiado en la agenda.

- ¿Cuáles son sus consideraciones generales de la gestión de la gobernadora Vidal?

MA: Creo que es una gestión de transformación. Consiguió en menos de dos años frenar la dinámica decadente de una provincia que era una fábrica de pobreza, una foto del abandono en infraestructura y un caldo de cultivo del delito organizado. En esta segunda parte, tenemos el desafío de diseñar y materializar la agenda de futuro de la provincia y veo a la gobernadora muy comprometida en este sentido.

RC: Si tuviera que definir el accionar de María Eugenia Vidal con una palabra, sería “coraje”. Creo que es la primera vez que alguien encara el Ejecutivo provincial con tanta valentía. La lucha que se está llevando adelante contra las mafias y el narcotráfico no tiene precedentes, la reforma del Servicio Penitenciario, la asistencia a las víctimas en materia de género, el acompañamiento a los familiares de víctimas y la gran cantidad de obras que se están realizando y que se realizaron en estos dos años, son claros ejemplos de esto.

- ¿Qué conclusión extraen de la elección legislativa y de la nueva composición de las cámaras?

RC: La gente nos dio un voto de confianza, creen que estamos por el camino correcto. Eso, es un gran desafío. Nuestro compromiso es ahora profundizar el cambio.

MA: Los bonaerenses se manifestaron con contundencia el 22 de octubre. Se renovó la confianza a Cambiemos, y en Cambiemos a Vidal, y eso implica que tenemos más responsabilidades que antes. Los triunfos no dan derechos, dan obligaciones. La vara está más alta, los desafíos son más complejos, pero el apoyo popular es mayor. La Provincia está entrando en una época extraordinaria para crecer y cambiar definitivamente.

- ¿Cómo ven la relación Nación-Provincia?

MA: Muy buena, equilibrada. Hay lealtad política, pero identidad territorial. A la gobernadora Vidal no le tembló el pulso a la hora de reclamar por el Fondo del Conurbano, y el presidente no la condenó por ese motivo. Antes teníamos gobernadores complacientes y sumisos, ahora tenemos una gobernadora decidida y activa que coordina de muy buena manera con un presidente que escucha y decide sin vueltas.

RC: Es la primera vez que tenemos un gobierno provincial y uno nacional que ponen en primer lugar a la gente y eso es muy importante. Nuestra provincia avanza y en eso, tiene mucho que ver también nuestro presidente Mauricio Macri.

- Cambiemos comenzó sus gobiernos con la idea de una oposición que aparecía algo despiadada e incluso que podría ser letal, ahora da la sensación que la oposición está bastante desdibujada. ¿Cómo ven esta situación ustedes?

RC: Creo que estamos frente a un cambio de paradigma. Un cambio muy profundo en el modo de ver y hacer política. Nuestra gobernadora representa muy bien este cambio de época que está marcado por la honestidad y un trabajo muy cercano con cada vecino de la Provincia.

MA: Es cierto, y por ahí pasa en buena parte el desafío del país. Necesitamos un peronismo moderno, democrático, institucionalmente comprometido y centrado en la generación de acuerdos nacionales. Al país no le hace bien no tener una oposición que sea a la vez alternativa de poder. Lo necesita el país y lo necesita Cambiemos. Espero que el peronismo pueda organizar esa oposición, pero siempre pensando en el valor del diálogo, no en una organización capaz de desestabilizar.

- ¿Qué esperan en esta segunda parte del gobierno de Vidal?

MA: Espero la profundización de la agenda y la materialización positiva de ese gran triunfo bonaerense, que no es el electoral, sino el haber recuperado el Fondo del Conurbano, un recurso fundamental para tener políticas públicas activas para la provincia.

RC: Profundizar el cambio que iniciamos en 10 de diciembre de 2015. No tengo dudas de que nuestra gobernadora seguirá haciendo historia.