BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 25 de abril de 2018
COYUNTURA
Alivio en Economía
Tras el resultado de la votación de la Reforma Previsional en la Cámara de Diputados, la cartera de Hacienda se apresta a diseñar algunas herramientas de la política económica para generar mejores condiciones en el nivel de actividad.
20 de diciembre de 2017
“Fueron los días más difíciles desde que estamos acá”, fue la primera reflexión que realizó uno de los funcionarios que acompañan al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en su gestión.

La frase fue expresada por el funcionario a los periodistas acreditados en la cartera de Hacienda, dos horas después de concretarse la votación favorable al proyecto de ley de Reforma Previsional y tras varios días de máxima tensión.

“El problema es que si no se aprobaba se nos caída todo un año de trabajo entero para tratar de encauzar la situación fiscal. Si no salía esta ley los costos económicos, por un lado, y los políticos, por otro, iban a ser muy grandes”, puntualizó el mismo funcionario consultado por Parlamentario.

En el entorno del ministro de Hacienda aseguran que a partir de la sanción de las reformas previsional y fiscal, la situación de las cuentas públicas va a empezar a mejorar en forma paulatina.

“Creemos que con estas herramientas y con otras medidas que se puedan adoptar podríamos llegar a 2019 con un nivel de déficit quizás inferior al dos por ciento del Producto Bruto Interno”, resaltó otro funcionario de la cartera de Hacienda.

Dentro del gabinete económico existe el objetivo claro de comenzar a tener un déficit menor y por ende, un nivel de endeudamiento que en dos años podría empezar a bajar considerablemente.

“El objetivo es tener un nivel de deuda que se ubique entre el 40 y 45 por ciento del PBI. Hoy en día estamos por encima de esa cifra y no es bueno, sin dudas hay que bajar el nivel de colocación de deuda”, admitió otro de los funcionarios del Palacio de Hacienda.

En el gabinete económico aseguran que este es un punto central para poder combatir con más contundencia la inflación y por otro lado, despejar las dudas que puedan aún existir para las inversiones y la llegada de capitales genuinos, no especulativos.

“Cuando un país tiene una ecuación fiscal más equilibrada, las inversiones llegan, se mueve más la economía, baja la inflación y de esa manera se puede mejorar la situación social del país. Sin inversión no hay empleo y lógicamente sin trabajo no hay forma de combatir la pobreza, más en los niveles que tenemos en la Argentina”, agregó el funcionario.

En función de estas ideas, es que el gabinete económico se abocará en los próximos días a diseñar algunas herramientas de la política económica para generar mejores condiciones en el nivel de actividad.