BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 20 de abril de 2018
LEGISLATURA PORTEÑA
Ampliaron el régimen de inasistencia para adolescentes que se convertirán en padres
El Palacio Legislativo aprobó por unanimidad las modificaciones a la Ley N° 709 de Régimen especial de inasistencias justificadas no computables a los alumnos que estén cursando el secundario y se encuentren en situación de paternidad.
22 de diciembre de 2017
Los diputados porteños aprobaron -en la sesión extraordinaria de este viernes- por unanimidad una serie de modificaciones a la Ley N° 709 de Régimen especial de inasistencias justificadas no computables a alumnos secundarios que se encuentren en situación de paternidad, es así que extendieron el alcance de la normativa. La iniciativa fue impulsada por la legisladora de Suma+ Natalia Fidel.

Actualmente la medida solamente incluía a alumnas embarazadas y alumnos en condición de paternidad que cursen estudios en instituciones del ámbito estatal o privado dependientes de la Secretaría de Educación de la Ciudad; sin embargo, tras la aprobación de las modificaciones se incorporarán a dicho régimen a alumnas y alumnos que ya sean padres.

De esta manera, para acceder a la medida los solicitantes deberán presentar certificado médico que acredite el estado y período de gestación en caso de embarazo o partida de nacimiento del niño a su cargo. A su vez, las alumnas embarazadas gozaran de un plazo máximo de inasistencias justificadas, continuas o fraccionadas, no computables a los fines de la reincorporación, de 45 días, que pueden ser utilizadas antes o después del parto; mientras que los varones contarán con 30 días.

Además, se les dará “el derecho especial de retirarse del establecimiento educativo durante una 1 hora diaria durante el primer año de lactancia para las alumnas que certifiquen estar en período de amamantamiento” y también se les permitirá a los alumnos retirarse durante el horario escolar o ingresar después de iniciado del mismo por necesidades de atención de la salud de sus hijos.

En los fundamentos de la medida, Fidel explicó que según “las Estadísticas Sanitarias Mundiales 2014 se indica que la tasa anual media de natalidad mundial entre las adolescentes de 15 a 19 años es de 49 por cada 1000 muchachas; mientras que en lo que respecta a Argentina, de los 700 mil nacimientos anuales, el 16% proviene de madres adolescentes de entre 15 y 19 años (en algunas provincias, este valor llega hasta el 25%) y más de 3000 son de niñas de 10 a 13 años”.

“Resulta acuciante pues, que desde la escuela se le dé lugar a esta realidad que afecta a miles de adolescentes, generando alternativas eficaces que contemplen la realidad de los jóvenes próximos a ser padres por un lado, y acompañando el proceso de maternidad/paternidad, por el otro”, completó.

La discusión en el recinto

Al respecto, Fidel explicó que “lo que buscamos es ampliar las licencias para los padres” y recordó que “el 95% de las chicas que no son madres asisten a un establecimiento educativo, mientras que sólo asiste el 66% de quienes ya son madres”. Además, indicó que “esto busca dar una respuesta a esta situación y contribuye a la igualdad real entre hombre y mujeres garantizando la crianza compartida” y manifestó su deseo de que “este debate se vaya a nivel nacional”.

A su vez la legisladora de AyL Marta Martínez aseguró que “lo vamos a votar afirmativamente pero no porque creemos que este cambio colabore cualitativamente con esta problemática” ya que consideró que “la medida es insuficiente para que quienes decidan ser madres y padres puedan construir su futuro”. “Los adolescentes necesitan encontrar trabajo para poder mantener la situación en la que se encuentran, y esto no está garantizado en nuestro país”, completó.

El legislador de PO Gabriel Solano afirmó que “lo vamos a acompañar porque cubre una necesidad” y remarcó que “este proyecto está marcando una carencia en la Ciudad, no podemos afirmar que un embarazo adolescente sea un embarazo deseado, en esta ciudad no existe casi la Educación Sexual Integral (ESI)”.

Por último, el diputado de Vamos Juntos Maximiliano Ferraro subrayó que “esta modificación guarda relación con antecedentes que se han presentado en la Comisión de Educación” y destacó que “esta Ley viene a ampliar y a garantizar derechos de los jóvenes, este es un avance que percibe el objetivo de la retención en el sistema educativo de nuestra Ciudad”.

“Seguramente el año que viene seguiremos discutiendo este tipo de problemáticas, creemos que esta norma se ajusta a las necesidades actuales de los adolescentes”, completó.