BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 20 de octubre de 2018
LEGISLATURAS PROVINCIALES
El plan de reconstrucción del complejo fabril La Esperanza
A dieciocho años de la quiebra del Ingenio de San Pedro, desde el gobierno jujeño apuntan a que se concrete la venta a un grupo extranjero y se respeten los puestos de trabajo.
28 de diciembre de 2017
“Estamos frente a la oportunidad histórica para reconstruir el complejo fabril y reposicionarlo entre los más promisorios de la región”, aseguró el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, al ratificar el plan de recuperación integral del ingenio La Esperanza de San Pedro.

En mayo de 2016 el Ministerio de Producción y Desarrollo Económico presentó un plan que pretende encontrar soluciones para los trabajadores de la empresa azucarera. El mismo, en primer término, procura que al menos 600 operarios continúen en el Ingenio. Además, incluye una indemnización de 140 mil pesos para quienes están en condiciones de jubilarse; el pase a planta permanente junto a la indemnización de 140 mil pesos o un terreno con el Plan Mejor Vivir, para quienes estén interesados en trabajar en el Estado; y la indemnización plena para quienes resuelvan retirarse.

“Ningún trabajador quedará sin contención”, aseguró el titular de la cartera productiva, Juan Carlos Abud Robles, encargado de llevar adelante el plan de reconversión hacia un polo productivo integral. Según aseguran desde el ministerio,solo en tierras La Esperanza cuenta con 9000 hectáreas de caña de azúcar, que pueden extenderse a unas 20.000; 40.000 forestales; 9000 para ganadería y más de 1000 de cítricos. Además, la producción de biodiesel o la generación de energía por biomasa son otros negocios posibles.

La empresa está en etapa definitoria. Un grupo inversor está interesado en la compra e implementación de un plan de inversiones, con el propósito de levantar la producción. “Si el ingenio no se vende, deberá rematarse y consecuentemente los trabajadores perderán sus derechos”, analizó al respecto Abud Robles.

El Gobierno de Jujuy firmó en noviembre pasado un acuerdo con NikoilEnergyCorp, del grupo colombiano Omega Energy International, para la compraventa de la empresa. El monto abonado por la firma sería de U$S 85 millones de contado (o U$S 100 millones a cinco años), con compromisos de inversión por U$S 350 millones.

La Esperanza es una empresa privada que está en quiebra desde el año 2000. En agosto de 2013, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el exgobernador Eduardo Fellner destinaron cientos de millones de pesos de la Unidad de Cambio Rural para un programa que nunca se ejecutó.