BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 24 de abril de 2018
NOTICIAS
Detallan aspectos del anteproyecto de reforma del Código Penal, que sería enviado al Congreso en marzo
El titular de la comisión encargada de su redacción, Mariano Borinsky, aseguró que se apunta a generar un cuerpo normativo “ágil”, “moderno” y “posible”.
3 de enero de 2018
El titular de la Comisión encargada de redactar el anteproyecto de reforma integral del Código Penal, Marino Borinsky, aseguró que las modificaciones en las que se trabajan no apuntan a “una ideología” sino a generar un cuerpo normativo “ágil”, “moderno” y “posible”, que permita a su vez “disminuir los márgenes de discrecionalidad judicial”. El texto sería enviado por el Poder Ejecutivo luego de la Asamblea del 1° de marzo.

“No es un código de una ideología sino un código posible, ágil, y esperamos que lo sea por 100 años más. Entendemos que va a sentar las bases en la Justicia, y partimos de la Constitución y del Poder punitivo del Estado”, expresó el titular de la comisión creada por el presidente Mauricio Macri en febrero del año pasado.

En declaraciones a radio Télam y otras emisoras, el juez de la Cámara de Casación Penal explicó que en lo que se refiere al beneficio de la libertad condicional, “lo que se pretende es que se logre una aplicación efectiva de la ley penal”.

Además, se busca “disminuir los márgenes de discrecionalidad judicial estableciendo específicamente las distintas cuestiones en el Código Penal”.

En este sentido, resaltó que la instrumentación de un nuevo Código Penal servirá para “darle a la sociedad un nuevo contrato social” que contenga las “nuevas modalidades delictivas” con el añadido de que abarcará “no sólo a las personas físicas sino también a las personas jurídicas y empresas”.

Para eso, precisó, los miembros de la comisión analizan la jurisprudencia y las leyes en “otros países de América Latina y de Europa” a fin de saber “cuál es el mejor contrato social para Argentina”.

Consultado en particular sobre la prohibición de la libertad condicional en delitos graves, Borinsky señaló que lo que “se está haciendo es una reformulación del artículo 14” teniendo en cuenta “jurisprudencia de la Corte” y de tratados internacionales suscriptos por Argentina.

“De esta forma, algunas cosas se mantienen y otras se agregan. Se agrega un concepto según el cual se tiene en cuenta que la libertad condicional no se aplicaría para delitos dolosos cometidos con violencia entre los cuales están abuso sexual agravado, trata de personas, desaparición forzada, terrorismo, entre otros”, detalló.

Asimismo, el magistrado dijo que en el anteproyecto los delitos de lesa humanidad “no sólo son imprescriptibles sino que implican el cumplimiento total de la pena”, lo que hasta hoy queda a criterio de “la interpretación de los jueces”.