BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 23 de junio de 2018
OPINIÓN
Por el camino de la resiliencia
Por Daniela Aruj. La consultora en imagen y comunicación destaca que en el país se vive un dificultoso momento de cambio cultural caracterizado por el respeto al accionar de la justicia y la transparencia.
10 de enero de 2018
Este es un año clave para Argentina. Es un año donde la oportunidad de salir adelante se vive casi como si fuera la última.

Al ser un año sin elecciones, permite que se trabaje sin distracciones y se ponga la mirada en la gestión. Le economía no está reaccionando favorablemente. Los esfuerzos, a veces inconexos, parecieran no dar frutos.

Por otro lado, se observa un antes y un después en cuanto a tolerancia moral para con los dirigentes. El conocido cuento del sapo se está reversando y ya no todo es tolerable. Tenemos la oportunidad de sentar bases sólidas en cuanto al accionar de la justicia. Cada delito debe considerarse igual sin importar qué lo motivó o quien fue damnificado. Argentina necesita una justicia independiente del poder político -valga la redundancia- una justicia justa.

También quienes nos dedicamos a la imagen política tenemos que darnos cuenta que los tiempos cambiaron, que se impone la cercanía, que se van dejando de lado las castas políticas que gobiernan por control remoto desde una cúpula de cristal y que para tener empatía con la gente hay que estar en sus zapatos. Hay que dejar de lado los privilegios y sobre todo la imagen que se proyecta debe ser real. Hay que evitar construir imagen basado en fantasías. Va llegar el día en que en mentirle al pueblo tenga en Argentina condena social y esto vale para los que hacen fotos en jugueterías, los que se embarran para la cámara y también para los que sostienen matrimonios fallidos para conformar al electorado.

Argentina está en un momento de cambio cultural y como todo cambio cuesta esfuerzo, genera miedo y dolor. Pero si entendemos que tenemos que crecer y podemos tener el futuro que soñamos, desde abajo y hacia la dirigencia vamos empujar para que las instituciones se consoliden.

Esto no depende de un partido político o de un gobierno, esto nace de la ciudadanía, nace del pueblo. Hoy Argentina desgastada, golpeada y cansada está empezando el camino de la resiliencia. En toda crisis hay oportunidades. Argentinos a las cosas.