BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 24 de septiembre de 2018
OPINIÓN
Un cambio para el Colegio de Abogados de San Isidro
Por Diego Isabella. Precandidato a presidente de esa institución, el autor de la nota sostiene que la potencia del voto empujará “un cambio inexorable”.
11 de enero de 2018
La sociedad argentina viene optando por el camino del cambio, y con un valor incalculable enfrentó con su arma más poderosa: el voto, los aparatos políticos, las cajas negras, los aprietes, las amenazas. El Colegio de Abogados de San Isidro en mayo, sin dudas, dará un paso en sintonía con el cambio que viene profundizándose en toda la sociedad. Las elecciones de autoridades del Colegio, terminarán con años de reelecciones indefinidas de sus autoridades, darán por tierra con semi abandono de las necesidades de la matrícula que vienen ejerciendo quienes tienen la responsabilidad de defenderla. La potencia del voto, empujará un cambio inexorable.

Desde hace años hasta hoy, los servicios que brinda el Colegio son casi nulos. Por ello, el cambio va a dotar de mayores servicios a los abogados de a pie, facilitándoles el trabajo diario.

Frente a la crisis que enfrenta la justicia (edilicio, juzgados abarrotados de causas, vacantes sin designación y falta de recursos) los abogados no pueden seguir en silencio, el cambio nos hará defender y enaltecer el ejercicio de la profesión exigiendo mejoras al servicio de justicia.

Nadie sabe a ciencia cierta como es la gestión de los recursos de la Caja de Jubilados; pretendemos mejorar las jubilaciones y pensiones que hoy son vergonzosas. Se pondrá énfasis en la gestión y eficiencia de la caja. Vamos a impulsar modificaciones a la ley de la Caja de Abogados, de manera de achicar el costo de funcionamiento de la misma, limitando la utilización de sus recursos para beneficio prioritario de los matriculados, Jubilados y Pensionados; vamos a incorporar legalmente el derecho de acceso a la información por parte de estos, ya que hoy se les impide acceder a datos y manejos de los recursos e inversiones.

Mientras en todos los ámbitos de nuestra sociedad comenzamos a sincerarnos y manejarnos con austeridad, el Colegio actual parece no haber tomado nota de ello, por eso, reduciremos al mínimo indispensable los viáticos que perciben los miembros de la Caja de Jubilados;

Sin dudas, a partir de mayo, con la fuerza del voto y el cambio quedarán limitadas las re reelecciones indefinidas de más autoridades de los Colegios de Abogados y de sus Cajas de Previsión Social.

El desafío es el cambio, para cambiar hacer falta la fuerza del voto, cada abogado debe saber que “nada cambia si usted no cambia”.