BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 23 de junio de 2018
NOTICIAS
Con mayoría en la Bicameral, Cambiemos se asegura el blindaje del DNU de reforma del Estado
Si bien resta designar a los senadores que integrarán la comisión encargada de validar los decretos de necesidad y urgencia, el oficialismo tendrá ocho integrantes sobre 16, y podrá desempatar a su favor con el voto del presidente.
11 de enero de 2018
El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 27/18, por el que el Gobierno estableció una amplia reforma del Estado, quedará blindado por el Congreso. Con la nueva composición parlamentaria, Cambiemos se aseguró la mayoría en la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, un cuerpo estratégico donde el oficialismo sufrió varios traspiés el año pasado.

La bicameral es la única que trabaja durante el verano, pero todavía no se constituyó porque resta designar a los representantes del Senado. Sin embargo, de acuerdo al mapa parlamentario actual, Cambiemos tendrá ocho integrantes sobre un total de 16 en la comisión, y podrá desempatar a su favor con el voto del presidente, que este año será alguien del oficialismo.

Hasta el año pasado, siete de los integrantes de la bicameral pertenecían al Frente para la Victoria-PJ, mientras que Cambiemos tenía seis, y otros tres provenían de distintos sectores del peronismo. El oficialismo dependía de esos apoyos para validar los DNU en tratamiento, y no pudo evitar que la oposición firmara el rechazo a algunos decretos, como el que creó la Agencia Nacional de Discapacidad (698/17) y el que eliminó los reembolsos a puertos patagónicos (1199/16).

Sin embargo, macristas y radicales ahora serán mayoría. Y es que por Diputados, serán cinco los representantes del oficialismo: Ezequiel Fernández Langan, Martín Hernández, Fernando Iglesias, Luis Petri y Pablo Tonelli. En tanto, por la oposición estarán Marcos Cleri, Máximo Kirchner (FpV-PJ) y Pablo Kosiner (Justicialista).

Por parte del Senado, donde hay paridad entre las dos principales bancadas, Cambiemos tendrá tres integrantes, y otros tres quedarán para el bloque de Miguel Pichetto, mientras que un lugar será para el espacio cristinista, y el restante, para el interbloque Federal, que conduce Adolfo Rodríguez Saá.

Así las cosas, la alianza oficialista se alzará con la mitad de los miembros de la bicameral, y en caso de que toda la oposición se exprese en contra del DNU de desburocratización estatal, Cambiemos podrá desempatar a su favor con la firma del presidente, que este año le corresponde a esa fuerza. Se espera que sea el radical Luis Naidenoff.

Según la Ley 26.122, sancionada en 2006, “el Poder Ejecutivo, dentro de los diez días de dictado un decreto de delegación legislativa, lo someterá a consideración de la Comisión Bicameral Permanente”. Ese cuerpo “debe expedirse acerca de la validez o invalidez del decreto y elevar el dictamen al plenario de cada cámara para su expreso tratamiento”.

Para validar un DNU, basta con la aprobación de una de las dos cámaras, mientras que para rechazarlo -y en consecuencia, derogarlo- es necesario el aval tanto en Diputados como en el Senado. De todos modos, muchos decretos nunca llegan a la instancia del recinto, y por lo tanto siguen en pie.