BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 21 de enero de 2018
LEGISLATURA BONAERENSE
“La gente nos votó para que nos opongamos de manera muy firme”
La senadora provincial María Teresa García comanda, desde el pasado 10 de diciembre, el bloque de Unidad Ciudadana de la Cámara alta bonaerense y, en consecuencia, se ubicó rápidamente en el centro de la escena legislativa y política de la Provincia. En diálogo con parlamentario.com, da su visión de la nueva Legislatura y critica duro a Vidal.
12 de enero de 2018
Tras largos años en la Cámara de Diputados de la Nación, y luego de su paso en versión “cafierista” por la Provincia y sus inconvenientes con el duhaldismo, la legisladora oriunda de San Isidro María Teresa García retornó a la arena bonaerense para imprimirle un nuevo perfil al kirchnerismo, en principio legislativo.

Experimentada y conocedora como pocos de la vida parlamentaria, García promete llevar la discusión política a un nivel de máxima confrontación en 2018, tal como se presenta la táctica del principal agrupamiento opositor en la Legislatura. Aquí su mirada, en un reportaje exclusivo con parlamentario.com.

- ¿Qué balance hace de 2017 en términos políticos?

- Creo que terminó de quedar en claro cómo está dispuesto el mapa político en nuestro país y por supuesto en nuestra provincia. Los ciudadanos han votado y se expresaron en buena medida a favor del gobierno de Cambiemos, pero pusieron enfrente de manera muy clara a Unidad Ciudadana, a nuestra fuerza política, como la principal oposición a este modelo.

- ¿Y eso qué significa?

- Eso es un dato importante, porque hasta ahora habían aparecido algunas oposiciones amistosas con Cambiemos que claramente fueron rechazadas en las urnas.

- ¿Cree que ya no hay lugar para el Frente Renovador, o para el PJ dialoguista?

- No quiero particularizar en ningún partido ni fuerza. Lo que quedó claro en las urnas es que el sueño del oficialismo de tener una oposición a medida, una oposición “de diseño”, como dice Cristina, esa que critica en los medios pero acompaña con los votos en el Congreso, ya no es posible.

- ¿Y entonces cuál es el rol de Unidad Ciudadana?

- La gente nos votó para discutir todo lo que haya que discutir, y para oponernos de manera muy firme a lo que nosotros creemos que es un programa político y económico que afecta gravemente a los intereses de las mayorías en nuestro país y en nuestra provincia.

- ¿Cómo pretenden ejercer esa oposición en el Senado, donde Cambiemos tiene la mayoría?

- Como indica el reglamento. Cambiemos tiene 29 senadores. Unidad Ciudadana tiene 11. El PJ tiene cuatro senadores y el Frente Renovador, dos. Es una cuestión matemática. El oficialismo tiene mayoría simple, pero no tiene mayoría agravada. Si procede como corresponde y lleva las iniciativas a las comisiones, daremos la discusión correspondiente.

- ¿Pero por ese camino van a ir al acuerdo?

- Algunas veces podremos consensuar proyectos de ley, y otras iremos al recinto con dictámenes de mayoría y de minoría. Eso es lo que debe hacerse. Pero si el oficialismo quiere clausurar el debate y tratar de aprobar proyectos sobre tablas, ignorando no solo a las voces opositoras sino a la sociedad civil, como hizo con las ART, con el Consenso Fiscal y con el recorte a los jubilados del Bapro, entonces vamos a tener problemas. Y en situaciones como esa cada legislador va a tener que hacerse responsable de lo que vota de manera explícita, porque insisto: Cambiemos no tiene los dos tercios. Alguien tiene que ayudarlos a sancionar ese tipo de leyes.

- ¿Los pedidos de votación nominal fueron para exponer a los senadores de aquella “oposición amistosa” que mencionó antes?

- Nosotros no queremos exponer a nadie, no es nuestra tarea. Pero un legislador no puede esconderse detrás del reglamento. La ciudadanía tiene derecho a saber cómo votó cada representante del pueblo. Y usted sabe que el reglamento permite que algún legislador se ausente facilitando el quórum, pero luego con la sesión ya iniciada baje al recinto y vote en contra, incluso haciendo un discurso en defensa de los trabajadores, y ese tipo de cosas como si fuera una actuación. Pero en esos casos, fue su ausencia anterior la que posibilitó que el oficialismo ejerza su mayoría concretando su proyecto de ajuste.

- Los pedidos de votación nominal no terminan de solucionar el problema, parece.

- Nosotros pedimos que en los casos de leyes tan graves como el recorte jubilatorio o la ley de ART quede asentado cómo votó cada legislador, porque la nuestra es una tarea que debe ejercerse con orgullo y con responsabilidad. Si uno acompaña o rechaza cualquier ley, tiene que poder dar cuenta públicamente de ello.




- Su bloque fue el único que se opuso a la Ley de Consenso Fiscal. ¿Cómo explica que rechazó 40 mil millones de pesos extra para la Provincia?


- Nosotros acompañamos el reclamo por el Fondo del Conurbano desde el primer momento. Y lo seguimos haciendo porque creemos que es justo. Pero la Ley del Consenso Fiscal no es el Fondo del Conurbano. El presunto Consenso de (María Eugenia) Vidal se financia con el recorte que el Congreso Nacional acaba de hacer para los jubilados. El dinero que ingresa en la provincia es lo que le están robando a la ANSeS. Y nos parece cínico, pero a la vez irresponsable que la gobernadora pretenda venir a decirnos que ese dinero que les saca a nuestros viejos de sus jubilaciones va a volver en cordón cuneta o en metros de asfalto. Los jubilados no comen cordón cuneta ni cambian medicamentos por asfalto. Es terrible lo que hicieron. Además, el dinero que les falta a los bonaerenses es el que se están gastando en intereses de deuda. Nosotros tenemos iniciativas que nos permitirían conseguir ese mismo dinero, pero sin robarle a los jubilados. Pero claro, son intereses que la gobernadora no quiere tocar, porque al igual que su jefe Mauricio Macri, Vidal es fuerte con los débiles, y débil con los poderosos.

- Hay quienes dicen que usted es la enviada de la senadora Cristina Kirchner a la Legislatura...

- Todos los senadores de Unidad Ciudadana fuimos votados, y nuestro mandato tiene que ver con ese compromiso. Pero le puedo asegurar que Cristina está enterada de lo que sucede en esta casa.

- ¿Habla con ella?

- Por supuesto. Es la conductora de nuestro espacio político y es además la líder de oposición. Y no solo está enterada, sino que está interesada en cómo se dan las cosas en la Legislatura. Cristina está muy preocupada por lo que acurre en la Provincia. Tenemos que ser capaces de reflejar en el debate legislativo los verdaderos problemas de la gente.

- ¿Cómo imagina 2018 en términos parlamentarios?

- En primer lugar, nuestro bloque va a salir a la calle. Vamos a recorrer los distritos de toda la provincia y a reunirnos con todos los sectores, productivos, organizaciones, referentes políticos. De ahí van a salir nuestras iniciativas parlamentarias, del contacto con la gente. Tengo la suerte de haber recorrido la Provincia muchas veces, por mis responsabilidades anteriores, y conozco muy bien lo que está sucediendo, el impacto que tienen las medidas recesivas de este gobierno. Además vamos a trabajar en conjunto con los intendentes, que tienen la responsabilidad de gestionar los distritos y que están siendo muy maltratados por la Gobernación.

- Sin embargo, muchos intendentes del peronismo se mostraron últimamente en fotos con funcionarios de Vidal, y no se los ve muy maltratados...

- Acá hay dos temas diferentes. Cuando le digo que la Gobernación maltrata a los intendentes, lo digo de manera concreta, no en las fotos. Vidal quiere obligar a los intendentes que fueron electos por el voto de los vecinos a gastar el dinero de sus municipios según las directivas de la Gobernación. Eso no se ha visto nunca. La gente no elige a sus intendentes para que le vayan a pedir permiso a Vidal antes de tomar decisiones. Los elige para que le solucionen los problemas. Es de un autoritarismo y un centralismo total lo que están haciendo.

- ¿Parecería que la autonomía municipal es de alcances limitados?

- Sí, y a eso hay que sumarle que las obras y las inversiones son solamente para los municipios que gobierna Cambiemos, ahí tiene una pintura real de lo que sucede en la Provincia.

- ¿No hay una negociación entre intendente y gobernadora?

- Las negociaciones políticas que algunos intendentes llevan adelante con la gobernadora para tratar de tener mejores condiciones en sus distritos son otra cosa. A mí no me asustan las fotos, ni las cacerías fotográficas. Lo importante son las decisiones políticas que se toman, y esas decisiones son de dos tipos: o están a favor de la mayoría, o son antipopulares. Y este gobierno es claramente antipopular.

- Pero en noviembre pasado la Legislatura aprobó la Ley de Responsabilidad Fiscal con el respaldo de los intendentes.

- No todos los intendentes lo respaldaron. Nosotros tenemos muy presente que son los intendentes los que caminan las calles, visitan los hospitales, van a la comisaría y asisten a los vecinos cuando las inundaciones los obligan a evacuarse. Y ellos van a ser quienes tengan que dar respuestas cuando, como ya ha sucedido, un incendio afecte a los campos del distrito o las inundaciones. Entonces, cuando ese jefe municipal necesite contratar más personal para asistir en la emergencia, para resolver problemas, y ya no pueda hacerlo y tenga que pedirle permiso a la gobernadora, ese intendente va a estar en serios problemas.

- ¿Pero la Ley de Responsabilidad Fiscal municipal implica otras cosas?

- Exactamente, por un lado no van a poder contratar personal ni hacer gastos extras, porque eso es lo que dice la ley, pero al mismo tiempo tendrán que darles respuestas a sus vecinos. La Ley de Responsabilidad Fiscal y el Pacto Fiscal van a traerles serios problemas a los intendentes en sus distritos.

- ¿Cómo es la relación de su bloque con el bloque del PJ? Los eligieron en la misma boleta, pero ahora están separados...

- Eso es cierto. Cada uno es responsable de las decisiones que toma. Pero lo importante de cada legislador es cómo vota, no en qué bloque está. A mí no me asustan otros bloques, ni enfoques diferentes sobre la realidad de la Provincia. Me preocupan los votos en el recinto y si se cumple o no con el rol para el que fuimos elegidos por la ciudadanía.

- Bueno, en principio, no siempre han coincidido.

- Efectivamente, de todas maneras tengo que decir que tenemos una relación muy fluida con los otros bloques opositores en el Senado. Y la vamos a seguir teniendo. Hace pocos días Cristina fue muy clara con la concepción que tenemos sobre lo que se viene para nuestra provincia y nuestro país. Vamos a trabajar para ganarle las elecciones a Cambiemos en 2019, para que otro argentino u otra argentina esté al frente de los destinos de nuestro pueblo, y en ese camino hay que ser generosos y pacientes, pero también coherentes con nuestras convicciones.

- En Cambiemos están muy confiados para el 2019…

- También estaban muy confiados con sus metas de inflación, con sus tasas de interés altísimas y otra serie de mentiras con las que hacen campaña, pero después, o no cumplen por incapacidad, o simplemente porque engañan a la gente. Este es un modelo de exclusión, que además reprime y persigue a opositores. Hace unos días denunciaron penalmente a representantes del pueblo, lo que es a todas luces una barbaridad que no se había visto. También quisieron meter preso a un intendente, mintiendo y engañando sobre lo que había pasado.

- ¿Por qué cree que pasa esto?

- Porque Vidal y Macri son autoritarios, son la derecha en nuestro país. Quisieron que los veamos como una centroderecha moderada al estilo europeo, y a poco de andar demostraron lo que realmente eran: un gobierno neoliberal en lo económico y profundamente conservador y autoritario en lo político. Pero para responder a tu pregunta, ellos dicen que están confiados porque creen que los efectos de sus decisiones económicas no van a causar la reacción de la gente.

- ¿Y ustedes?

- Nosotros creemos que este modelo de país es inviable, y que los bonaerenses y el resto de los argentinos se dan cuenta que cada día que pasa la situación empeora. Nuestra responsabilidad es estar a la altura de los tiempos que vienen.