BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 19 de febrero de 2018
COYUNTURA
Un poco más arriba del 15%
Economistas de distintos sectores estiman que la inflación de este año se ubicará en un escalón más elevado que la anunciada por la cartera de Economía.
24 de enero de 2018
Algunos economistas anticiparon que el cambio de metas de inflación que resolvió el Gobierno es algo lógico y “razonable” en función de una proyección inicial que era difícil de alcanzar, aunque admitieron que esto lleva a incrementar la pauta de aumento de precios al consumidor para este año, calculado por los especialistas entre 16 y 19 por ciento, contra el 15 por ciento establecido en la meta corregida del Ejecutivo.

Sobre la evolución del costo de vida, Nicolás Alonzo, economista del estudio Orlando Ferreres, señaló que la consultora estima que en 2017 los precios subieron un 23,8 por ciento.

“Estas cifras terminaron siendo un poco más altas de lo que nosotros proyectábamos a principios de año. Tuvimos buena parte del año proyectando un aumento de precios en torno al 21 por ciento y esperábamos quizás una política monetaria un poco más dura”, explicó.

Alonzo puntualizó que si bien el cambio de metas era algo obvio, “el punto neurálgico es cómo actúa ahora el Banco Central”.

En función de este panorama, el economista anticipó que para este año la consultora estima un nivel inflacionario del 16,7 por ciento.

Por su parte, el economista y consultor Raúl Ochoa, consideró que “la inflación de 2017 estuvo dentro de los parámetros que se habían establecido”.

“Sin dudas que en 2017 hubo algunas dificultades de los ajustes a aquellos precios muy retrasados de la economía, son los que podríamos llamar modificaciones indispensables de precios relativos. Aquí entra todo el tema de tipo tarifario, que es lo que más ha complicado la inflación, como así también la corrección cambiaria, dos fuertes que hubo en el año, una en agosto y otra a fin de año”, expresó el economista.

Para el especialista, quien se desempeñó en la década del ‘90 como secretario de Comercio Exterior, la inflación del año pasado cerró en torno al 23 por ciento, y para este año estima que la cifra va a estar entre 16 y 19 por ciento.

“Va a ser difícil poder llegar al 15 por ciento como se fijó la nueva meta. De todas maneras, el cambio de meta era algo lógico y esperable porque tratar de saltar de un valor anual del 23 por ciento a una cifra terminando el año casi por debajo del 10 por ciento no era sostenible si no hay una caída fuerte del déficit fiscal”, concluyó.

En similar sintonía, el economista y consultor Pablo Rojo, expresidente del Banco Hipotecario, enfatizó que hubo tres factores que incidieron en la inflación de 2017.

“El primer factor fue el déficit fiscal que no disminuyó tanto como algunos esperaban. Segundo factor inflacionario fue la política de ajuste de tarifas, lo que le agregó unos cuatro puntos a la tasa de inflación y tercer lugar, algo que no se habla mucho, pero que es importante mencionarlo que hubo una explosión del crédito durante 2017”, explicó.

No obstante, argumentó como absolutamente necesario ajustar la pauta inflacionaria.